Inicio Opinión hay ideas, hay debate, falta un plan

hay ideas, hay debate, falta un plan

5 minuto leer
Comentarios desactivados en hay ideas, hay debate, falta un plan
0


Algunas conclusiones del paso del secretario de Educación Carlos Torrendell por el Congreso, la semana pasada, para responder preguntas acerca de los cambios educativos que introduce el proyecto de ley ómnibus.

Como positivo que, compartiendo el espacio con sus pares de Cultura -Leonardo Cifelli- y de Niñez y Familia -Pablo de la Torre-, el mayor tiempo de debate y de interés por parte de los diputados se lo llevó el tema educativo.

Los legisladores no solo parecieron más motivados por el tema, sino que llegaron con preguntas de mayor nivel. Torrendell también resultó ser -por lejos- el secretario más sólido a la hora de responder las inquietudes. Una buena para la educación.

Lo negativo: que, a pesar del esfuerzo del secretario por explicar los problemas educativos del país y sus posibles soluciones, volvió a quedar claro que los cambios que figuran en la ley ómnibus no forman parte de un plan integral de mejora de la educación argentina y que ni siquiera esos cambios fueron planteados por la secretaría que él comanda.

Uno de los temas plantados, por ejemplo, es el de la difusión de las notas de los alumnos y los colegios, y la posibilidad de armar rankings con estos datos, hoy prohibido por ley.

Explicó Torrendell su oposición a que haya rankings, porque no muestran el valor real educativo que agrega cada escuela. Y porque los resultados -en pruebas como Aprender- reflejan, por el contrario, el nivel socioeconómico de las familias que van a cada escuela.

Así, bajos desempeños no necesariamente implican una mala gestión pedagógica, ni viceversa.

Pero la ley ómnibus sí habilita los rankings. Dice, textual, que se impulsa “la posibilidad que los padres puedan tener conocimiento de las notas de sus hijos, y de cómo estas y las de su colegio comparan con las del resto del país”. No quedan dudas.

Tampoco queda nada claro la cuestión de habilitar la educación híbrida para chicos desde 4° grado.

Torrendell explicó que se busca introducir la tecnología en el proceso educativo, algo razonable, pero la ley dice esto: “Los estudios a distancia híbridos como alternativa a la educación presencial a partir del segundo ciclo del nivel primario (…) podrán impartirse en las distintas modalidades educativas”.

¿A distancia o híbridos? ¿Alternativa a la educación presencial? ¿En chicos de 10 años? Mejor aclararlo bien, antes de que oscurezca.

Una de cal y otra arena: hoy se ve una dirigencia política interesada en temas educativas y, como hace mucho no pasaba, ideas dando vuelta. Todavía falta un plan.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Poniendo todo en marcha para la apertura de sesiones. No tenemos dudas, tampoco certezas PDB – 2021

source …