Inicio Internacionales Heinrich XIII, el anciano príncipe que añora la Alemania imperial y es cabecilla del grupo de ultraderecha que organizó un golpe de Estado

Heinrich XIII, el anciano príncipe que añora la Alemania imperial y es cabecilla del grupo de ultraderecha que organizó un golpe de Estado

8 minuto leer
Comentarios desactivados en Heinrich XIII, el anciano príncipe que añora la Alemania imperial y es cabecilla del grupo de ultraderecha que organizó un golpe de Estado
0

Soñaban con deshacer la República Federal de Alemania y restablecer el imperio alemán, porque -aseguran- los aliados de la Segunda Guerra Mundial, que derrotaron a la Alemania nazi en 1945, siguen gobernando en secreto. Los Reichsbürger (ciudadanos del Reich) preparaban un golpe de estado en Alemania, pero les han pillado a tiempo.

El pasado martes, tras una redada a gran escala, que abarcó 11 de los 16 estados alemanes, se detuvo a 25 simpatizantes de extrema derecha sospechosos. Entre ellos antiguos soldados, activistas antivacunas, un exmiembro del Bundestag y un príncipe.

En su opinión, Alemania es un país «ocupado y vasallo» desde la Segunda Guerra Mundial, que debe «recuperar su soberanía»

Este último es Heinrich XIII Prince Reuss, un anciano aristócrata con presuntos vínculos con Rusia. Era uno de los cabecillas de la intentona y habría actuado como recaudador de fondos. La idea de los golpistas era situarle como jefe de gobierno una vez lograran la toma del poder. El príncipe fue detenido en su piso del elegante barrio Westend de Fráncfort.

Aunque tenga título, el aristócrata vive de sus negocios inmobiliarios. Posee varias propiedades inmobiliarias en Fráncfort y tiene su oficina en el mismo exclusivo barrio en el que reside. Según el Frankfurter Rundschau, tras la caída del muro de Berlín, Heinrich XIII compró el pabellón de caza de Waidmannsheil, en la localidad de Saaldorf. «Se dice que allí ya se reunió con miembros del ámbito de los Reichsbürger«, cuenta el rotativo. 

Un portavoz de la Casa de Reuss le describe como un anciano «amargado y confundido» guiado por «teorías de la conspiración»

Los sueños imperiales del príncipe le habían llevado a distanciarse de los suyos, la Casa de Reuss, la dinastía que gobernó Turinga durante 800 años. De hecho, hace 14 años abandonó la familia a petición propia. El asuntó llegó a los titulares de prensa este verano. En declaraciones a la MDR (la radio pública de Sajonia, Turingia y Sajonia-Anhalt), un portavoz de esa casa describió a su pariente «lejano» como un anciano «amargado y confundido» guiado por «teorías de la conspiración».

Los de Reuss ya se habían desmarcado de las declaraciones políticas de Heinrich XIII «en los términos más claros posibles». Declaraciones como las de 2019 en el Worldwebforum de Zurich. Allí defendió, entre otras cosas, que su familia había contribuido a dar forma a «1000 años […] de manera decisiva» y que luego había sido «privado de sus derechos y expropiado». Ahora, sin embargo, después de 30 años, dijo haber encontrado la causa de los acontecimientos y las guerras que agobiaban a la sociedad.

Una imagen de 2018 de Heinrich XIII Prince Reuss, el aristócrata implicado en el intento de golpe de estado en Alemania.
Una imagen de 2018 de Heinrich XIII Prince Reuss, el aristócrata implicado en el intento de golpe de estado en Alemania.
WIKIPEDIA/Steffen Löwe

«Antes, si las cosas no funcionaban, acudías al príncipe. ¿A quién se supone que debes acudir hoy? ¿A tu parlamentario, local, federal o de la UE?»

Y por si no había quedado clara su añoranza de tiempos pretéritos, en ese evento en Suiza dijo también: «Antes, si las cosas no funcionaban bien, acudías al príncipe. ¿A quién se supone que debes acudir hoy? ¿A tu parlamentario, local, federal o de la UE? Buena suerte!».

Luego, añadió que Alemania era un país «ocupado y vasallo» desde la Segunda Guerra Mundial, que debía «recuperar su soberanía». Y no sólo el país germano. Según el aristócrata, las monarquías europeas habían sido derrocadas por potencias extranjeras que querían establecer «estructuras corporativas en busca de ganancias».

Su pareja, la rusa Vitalia, le pudo ayudar a establecer contacto con representantes de la Federación Rusa

La pareja de Heinrich XIII es rusa, se llama Vitalia, es su socia en los negocios inmobiliarios y en las conspiraciones. También fue detenida durante la redada. Según la Fiscalía General Federal de Alemania, se sospecha de ella por haber «apoyado a la asociación, en particular ayudando al acusado Heinrich XIII P. R. a establecer contacto con representantes de la Federación Rusa«.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Nediani destacó el trabajo de Turismo y la asistencia de emprendedores en el Festival de La Salamanca

“Estoy muy agradecido a la organización del festival y también a la directora de cultura y…