Inicio Nacionales Introducen “Cuadernos” en el juicio Vialidad con aval del tribunal oral

Introducen “Cuadernos” en el juicio Vialidad con aval del tribunal oral

12 minuto leer
Comentarios desactivados en Introducen “Cuadernos” en el juicio Vialidad con aval del tribunal oral
0

Introducen “Cuadernos” en el juicio Vialidad con aval del tribunal oral

Testigo «arrepentido» Gerbi no quería autoincriminarse pero jueces obligaron a responder. Aseguró que se enteró «por comentarios» que había empresas a las que se le pagaba antes que a otras. Airada protesta de defensas que amenazan con pedir nulidades.

 

Fue la audiencia de máxima tensión en el juicio de Vialidad desde que comenzó, durante la declaración de otro arrepentido del caso Cuadernos: ocurrió cuando Patricio Gerbi, dueño de Coarco, evitó responder una pregunta para no autoincriminarse pero el Tribunal lo intimó a que respondiera igual. Todas las defensas salieron al cruce y pidieron la nulidad del testimonio.

La declaración había comenzado por los carriles normales. Pero ya en las primeras respuestas del testigo comenzaron a evidenciarse, una vez más, la falta de elementos que sustanciaran la acusación. Al igual que el resto de los empresarios imputados en la causa “Cuadernos” que declararon en las audiencias anteriores de este juicio (Juan Chediack, Carlos Wagner y Ángelo Calcaterra) Gerbi habló de la habitualidad de los anticipos financieros de obras y de la veda invernal que provoca una extensión de los plazos de entrega.

Conectado desde los tribunales de Mar del Plata, Patricio Gerbi, accionista y exdirectivo de la firma Coarco S.A, debió entrar y salir de la sala incontables veces por los duros cruces entre las partes. Según afirmaban los defensores de los distintos imputados, el Ministerio Público ponía en riesgo constante al testigo de autoincriminarse, ya que las preguntas apuntaban a reeditar lo que Gerbi declaró como imputado en la causa “Cuadernos”.

El empresario venía respondiendo a todos los interrogantes, hasta que ante una pregunta del fiscal Diego Luciani sobre las empresas que habrían cobrado anticipadamente, respondió que se remitía a lo ya dicho en su legajo como imputado colaborador para evitar dar una respuesta que lo autoincrimine.

A pesar de que Chediack, Wagner y Calcaterra habían hecho lo mismo en varios pasajes de sus testimoniales, en esta oportunidad el juez no permitió que el testigo se remitiera a su declaración anterior y lo intimó a responder la pregunta. El hecho derivó en una catarata de quejas y planteos de casi todas las defensas, incluida la de Cristina de Kirchner a cargo de Carlos Beraldi (que mantiene un perfil bajo desde el inicio del juicio), que pidió la nulidad del testimonio.

“Le pido al Tribunal que vuelva a la República”, dijo el abogado de Julio De Vido, Maximiliano Rusconi y amenazó con recusar al Tribunal. “Evaluamos recusar”, señaló también Mariano Fragueiro Frías, en representación del exfuncionario Héctor Garro. “Esto pasó todo límite”, expresó el defensor de Lázaro Báez, Juan Villanueva. “Solicito al Tribunal que revea la situación”, agregó el abogado de Nelson Periotti, Federico Paruolo.

Todos los cañones apuntaron al presidente del TOF2, Rodrigo Giménez Uriburu, quien, según las defensas, “coaccionó” al testigo. Las quejas fueron de tal magnitud que la declaración fue interrumpida por los jueces y pasaron a un cuarto intermedio. Tras más de una hora de deliberaciones, el Tribunal decidió no hacer lugar a los planteos y respondió en durísimos términos a los abogados defensores. Giménez Uriburu habló de agravios contra su persona y advirtió de eventuales sanciones en caso de reiterarse la situación. La tensión entre el Tribunal y las defensas fue máxima.

“Cuadernos”

Ante el fiscal Carlos Stornelli, Gerbi consiguió homologar un acuerdo de imputado colaborador en la causa “Cuadernos” al reconocer quince supuestos pagos de coimas. En ese expediente declaró que el entonces presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Wagner le dijo que, a pedido de Néstor Kichner, debía participar de un sistema de recaudación que vinculaba a “un tal Clarens”. Y señaló que Ernesto Clarens lo llamó para que realice aportes pero que él se negó. También, que Wagner lo llamó para que desistiera de presentar una oferta en el tramo Tres Rutas, de La Matanza, pero que él hizo caso omiso y salió ganador de la licitación. Según sus dichos, esto le causó grandes problemas de demora en los pagos. Además, que se enteró por “comentarios” que existía una resolución que facultaba a pagarle antes a las “empresas amigas”. Sin embargo, también relativizó ese contenido al mencionar a CPC de Cristóbal López, Esuco de Wagner y Austral. Dijo que no recordaba en qué reunión le habían mostrado un listado y que en definitiva había obras que justificaban esos pagos por ser de interés para su concreción.

Los argumentos de la fiscalía para convocarlo a testimoniar se basaron en que Gerbi dispondría de conocimiento de “primera mano” del vínculo entre Néstor Kirchner y Lázaro Báez y la relación con la obra pública vial; la presunta mayor concentración económica de la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz y el supuesto direccionamiento de adjudicación de obra pública a favor de Austral Construcciones.

Sin embargo, nada de esto pudo ser abordado por el Ministerio Público, que intentó reeditar casi textual los dichos del empresario en la causa “Cuadernos”, legajo que no fue incorporado a este juicio, lo que provocó una lluvia de oposiciones. Dos de los defensores advirtieron que la fiscalía iba preguntando en base a aquella declaración “renglón por renglón”. Además, la mayoría de las preguntas quedaron sin responder ante la reiterada negativa por parte del testigo para no autoincriminarse.

Una vez que las defensas comenzaron con sus preguntas, Gerbi, al igual que el resto de los testigos, desmintió varias de las bases acusatorias. En ese sentido, habló de la habitualidad de las Uniones Transitorias de Empresas (UTES) y de las ventajas lógicas de cada empresa que licita en el mismo territorio donde está instalada, en su caso en Mar Del Plata. Según dijo, estar radicados en el lugar “nos permitió tener una ventaja comparativa”. También se refirió a la veda invernal en las obras de la Patagonia, lo que generan una paralización de los trabajos de dos a cuatro meses y desmintió beneficios a través de las redeterminaciones de precios.

Tras más de ocho horas de debate, el Tribunal dio por terminada la audiencia más tensa desde que comenzó el proceso. La semana que viene continuará el bloque de declaraciones de empresarios, entre ellos, Eduardo Eurnekián.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Francisco llegó a Grecia para la segunda parte de su gira por el Mediterráneo

El pontífice aterrizó en el aeropuerto de Atenas para continuar su gira. El papa Francisco…