Inicio Opinión JUSTICIA: LA CREDIBILIDAD COMPROMETIDA. | 7miradas

JUSTICIA: LA CREDIBILIDAD COMPROMETIDA. | 7miradas

7 minuto leer
Comentarios desactivados en JUSTICIA: LA CREDIBILIDAD COMPROMETIDA. | 7miradas
0

El fin de semana parecía que solo habría de presentar un único tema de análisis, y que habría que esperar hasta las primeras horas del lunes para comenzar a desgranar los comentarios que resultaran consecuencia de la elección efectuada. Seguramente podían anticiparse algunas conclusiones que habrían de poner la atención en la peculiar manera de actuar de los argentinos. Sin dudarlo, cualquiera fuese el resultado, siempre sería posible encontrar inconsistencias en los motivos que habían guiado la selección del aparente ganador.

Dicho proceso desnuda la inconsistencia e incoherencia de un país que se ha hundido en un enfrentamiento de ideas que nos persigue desde el fondo de nuestra historia. A partir de mayo de 1810 encontramos el sino que aún nos persigue, antes del 25, españoles y nativos, luego seguidores de Moreno o Saavedra, más luego el interior y Buenos Aires, federales y Unitarios, civilización o barbarie, peronistas y gorilas, y así hasta hoy.

En realidad, no son las ideas las que deben negarse -esa es la riqueza que ennoblece a una sociedad- sino la incoherencia en el manejo de las mismas, que parece ser una constante entre nosotros, que mezclamos los principios con las coyunturas, la ética con la oportunidad, la justicia con las venganzas y el bien común con el provecho individual. Esta situación, que podría suponerse que solo abrazaría la política, se ha traslado a todos los ámbitos y se hizo evidente antes de que se iniciase el comicio, cuando la justicia absolvió al Gral. Milani por los delitos de lesa humanidad que se le atribuyeran.

Las contradicciones, que ya no sorprenden a los argentinos, se expusieron inmediatamente. Quienes habitualmente muestran una dureza extrema para evitar la impunidad de hechos como el que se le imputara a Milani aceptaron, sin ningún tipo de crítica, que la decisión judicial demostraba la inocencia del ex jefe del ejército. En esta ocasión no se les ocurrió pedir el juicio político de los Magistrados o vincularlos a los resabios de la dictadura, es más, pudieron escucharse palabras, como las de  Hebe de Bonafini,  ponderando al ex procesado  a quien liberó de cualquier disvalor que pudiera habérsele endilgado.

Por la contraria, quienes habitualmente abogan por la inocencia de aquellos oficiales de las fuerzas armadas que iniciaron sus carreras promediando los 70, se agraviaron de la absolución dictada, vinculándola a un contubernio entre las fuerzas K que llevaron a Milani a la Jefatura del Ejército y los jueces que decidieron su absolución.

Estos criterios enfrentados solo muestran el escaso valor que se le asigna al Poder Judicial, cuya credibilidad se encuentra tan comprometida, que no alcanza a satisfacer a ninguno de los estamentos a los que está dirigida su actividad.

Como puede advertirse, más allá de la contradicción en las posturas que tradicionalmente han representado, lo que se advierte en la necesidad de que un especialista se haga cargo de las enfermedades mentales de esta sociedad que, cada vez con más frecuencia, muestra los altibajos de su salud comprometida.

Siguiendo con la línea expuesta la semana anterior, en lo referido al futuro de la Justicia, los avances que pueden imaginarse tras los resultados de las PASO anticipan ya alguna de las jugadas  que,  en poco tiempo, veremos desplegar en la hoy muy transitada Avenida Comodoro Py.

La preocupación asoma en los rostros de varios personajes, hasta hoy casi inalcanzables para el común de los mortales, y los ceños fruncidos permiten conocer las nubes que oscurecen sus horizontes, hasta hace unas horas resplandecientes. Es que parecen acercarse los días en que deberán dar las explicaciones que, hace un tiempo, reclamó el primero de los Fernández en beneficio de la noble viuda –aunque no exista el guerrero del Paraguay-. Obviamente, no escapa a nadie que “brindar explicaciones”, es el eufemismo con el que se oculta el escarmiento con el que alguna vez amenazaron a los díscolos.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

EL REPUBLICANISMO. | 7miradas

Philip Pettit* El republicanismo promueve un ideal de libertad muy atractivo: la libertad …