Inicio Gremiales Justicia penal a pedido

Justicia penal a pedido

8 minuto leer
Comentarios desactivados en Justicia penal a pedido
0

El exceso de velocidad fue la segunda infracción que más cometieron los porteños al volante durante 2018 (aún no hay datos públicos de 2019) con 1.170.114 de actas labradas en la Ciudad de Buenos Aires: por esta contravención, que en caso de exceder los 140 km/h, el infractor debió pagar, en concepto de multa, entre 8.560 a 85.560 según la gravedad del hecho. Chiste (de qué otra forma se puede decir): el Tribunal Oral Federal de San Martín 4 fijó en $10.000 el resarcimiento económico que el ex secretario general del INTI y denunciado por actos de corrupción, Francisco Dolmann, debe pagar a los afiliados y damnificados a los cuales les retuvo, vía INTI, parte de su salario por compras y préstamos financieros otorgados por la mutual que comandaba. Las denuncias por apropiación indebida de fracciones salariales datan de 2001 y los afiliados a la mutual son varios centenares. Complementario (y por qué no un segundo chiste) el fallo lo benefició con una probation por la que tiene que cumplir tareas comunitarias por la nimia cantidad de 96 horas.

A cambio de las 10 luquitas y las 96 horas de trabajo comunitario (¿las cumplirá?), el TOF de San Martín junto al fiscal aceptaron, a pedido de las defensas de Dolmann y de Aldo Panzzita, el otro imputado, extinguir la acción penal dejando ni siquiera antecedente por el cual el dirigente sindical fue a la Justicia. ¿Justicia?

En un parte del escrito (foja 3) se indica que tanto al denunciante Marcio Prieto como a otra damnificada, Ana Gómez, “no han percibido en carácter de devolución las sumas que le fueron deducidas de sus salarios por presuntos créditos que ellos habían tomado y que al decir del requerimiento fiscal ascendieron a las sumas aproximadas de 15.000 y 5.400 pesos”. Pensar que la causa se inició hace años por lo que esos valores, múltiples devaluaciones de por medio, era un verdadero monto de dinero. Hoy se arregló todo por 10.000 pesos.

Más comedia del escrito judicial: en la página 6 los letrados exoneran al Patronato de Liberados de controlar que verdaderamente Dolmann y Panzzita cumplan cada uno con las 96 horas de tarea comunitaria indicando que “los aquí inculpados informen mensualmente, por cualquier medio, el cumplimiento de las tareas comunitarias impuestas”.

Pero hay más: Dolmann, en definitiva, al pagar los 10.000 pesos y comprometerse a cumplir la probation avala que en efecto estafó a los trabajadores. Maravillas sindicales: un secretario general que se dice defender a los trabajadores se hace cargo de ir en contra de los trabajadores.

Para intentar poner un poco de racionalidad a todo esto, Mundo Gremial consultó a un abogado penalista y a un juez para entender cómo funciona la deteriorada justicia penal: “Es cierto que el fuero penal fija penas simbólicas o nominales, pero también es cierto que esto es un delirio”. Completó: “El fuero civil es el que establece los verdaderos montos indemnizatorios hacia las personas que sufrieron la estafa pero esto es una joda por la magnitud de los delitos”.

Paréntesis: existe una corriente abolicionista dentro del derecho penal bajo el rótulo derecho penal mínimo que propone cambiar las sanciones penales por otro tipo de sanciones tipo civiles o reparatorias pero se supone que aplica para fallas menores y no para tamaña imputación.

Repasando la historia, las voces de involucrados en el expediente en calidad de damnificados (el denunciante es Marcio Prieto quien está en un estado de salud muy delicado) contaron a Mundo Gremial que “muchos trabajadores afiliados utilizaban la proveeduría de la mutual, pero cuando el INTI liquidaba los haberes descontaban lo que Dolmann y su gente les pasaba con un Excel que no se condecía con lo que se había comprado”. El ex secretario de ATE Nacional INTI, que estuvo 21 años al frente del gremio, perdió a fines de 2018 las elecciones frente a la Lista Naranja, resultado electoral que fue avalado por la Justicia luego de que Dolmann no reconociera su derrota.

Si usted es un ciudadano común claro está que todos estos beneficios no los tendría ya sea si le ponen una multa o estafara a alguien. Y si le dan elegir tenga en cuenta el ánimo recaudatorio del Gobierno de la Ciudad: de la multa no zafa nadie.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Gremiales
Comentarios cerrados

Mira además

CFK y Sergio Massa firmaron una resolución para que se fiscalice la D.A.S – NCN

La presidente del Senado Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de la Cámara de D…