Inicio Opinión JUSTICIA:LA PROXIMA FRICCION

JUSTICIA:LA PROXIMA FRICCION

10 minuto leer
Comentarios desactivados en JUSTICIA:LA PROXIMA FRICCION
0

 

Ferndinand Amunchásteguy El mutismo generado por la cuarentena contradice el viejo adagio que asevera “que el silencio comunica más que las palabras”, nadie parece dispuesto a develar el futuro por el que habremos de transitar y lo que puede ocurrir, se oculta tras las neblinas propias del invierno. Solamente  un ingrediente nuevo se ha sumado a nuestra cotidianeidad y no es menor la repercusión que habrá de seguirle.

El default y nuestras caídas económicas resultan tan familiares a nuestra  vida, que posiblemente no le demos a su solución, la trascendencia que ha de adquirir sobre todos los aspectos por los qué transita  el Gobierno. Contemporáneamente con la solución del tema económico, el gobierno ha movido sus alfiles en una dirección precisa, que avanza sobre el Poder del Estado que le resulta más difícil de controlar . Se ha introducido en el Congreso la ley para reformar la Justicia y al tiempo se ha creado la comisión que habrá de sugerir las que deben efectuarse en la Corte Suprema.

 

Bien es cierto que las mayorías existentes en ambas Cámaras alejan la idea de que alguna de las propuestas pueda fracasar en ese ámbito, sin perjuicio de que deba advertirse  que el logro alcanzado con los acreedores, fortalece políticamente cualquier iniciativa que el Ejecutivo se proponga en este tiempo. Lo ocurrido cambia la opinión y aleja del centro de la escena  a aquellos que, sin advertirlo, decidieron hacer conocer sus discrepancias con el manejo de la deuda justo en estos días,  presumiendo, arriesgamos nosotros, que la actuación de los Funcionarios  culminaría con un estrepitoso fracaso.

Solo el tiempo dirá si lo acordado era lo conveniente o no, pero lo cierto es que, en el mientras tanto, se han fortalecido las acciones del Gobierno que tiene frente a si  un terreno despejado  que le permitirá maniobrar con soltura, frente a una apagada oposición.

Aún antes de esta circunstancia que comentamos, ya había logrado avanzar en el cuestionamiento a los traslados de algunos Magistrados con la ayuda -para alguna inesperada- de la Consejera Camaño que adhirió a la posición que intenta cuestionar los desplazamientos efectuados durante la gestión anterior. Ahora, junto con las reformas que se esbozan para la Justicia Federal, se insinúa también la posibilidad de realizar alteraciones en la estructura del propio Consejo de la Magistratura.

Mientras tanto, el Juez Lugones que lo preside, no parece estar preocupado mas que por acceder a los fondos  que conforman el fondo anti cíclico de la Corte Suprema cuya finalidad, al ser creado, era absolutamente distinta a la  que pretende otorgársele ahora.

Lo único cierto y que puede advertirse sin demasiado esfuerzo, es la fricción que puede anticiparse entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo. La secuencia de actividades que los han hecho interactuar, tuvo inicio con las modificaciones del régimen jubilatorio, situación cuyas consecuencias aún no han concluido, a las que siguen la reforma judicial, la modificación de la Corte Suprema y el anunciado propósito de desplazar al Procurador General interino Casal, para que un hombre con mayores afinidades con el Gobierno  conduzca el interregno hasta la llegada del Juez Rafecas.

El tema jubilatorio, cuya modificación sólo en apariencia alteró los porcentajes de los haberes, en realidad cambió el esquema general  del retiro de los magistrados removiendo una característica que le era propia. El régimen ahora modificado se adquiría habiéndose desempeñado un mínimo de años -15- en los cargos previstos en lamisma ley, sin necesidad de continuar en el ejercicio de la Magistratura al momento de decidir acceder al beneficio.

Esa y otras modificaciones, generaron malestar en los jueces retirados -quienes se alejaron  con el régimen anterior,  mantienen el estado judicial-, y en aquellos que, hallándose en condiciones, debieron decidir con urgencia su retiro para mantener un régimen  al que habían aportado durante toda su vida . Igual situación de desasosiego se generó en aquellos que integrando el Poder Judicial, vieron alterados los derechos que tenían en expectativa generando, obviamente, una situación de tirantez entre ellos y los restantes poderes que acordaron el nuevo régimen.

En definitiva, resentir la relación entre los Poderes no auspicia a los ciudadanos un futuro de calma o progreso, sino más bien, un enfrentamiento y rispidez en la forma de interactuar en el futuro. Así las cosas,  es posible que veamos un enfrentamiento entre la Judicatura y el Ejecutivo, ya que este, acuciado por una pandemia que no puede controlar, avanza sobre los derechos individuales más allá de lo que puede justificarse acudiendo a la protección de la Salud Pública.

Locución esta que recuerda al comité de la salud pública que se precipitó en  el terror de la Revolución Francesa. Presumimos saber quién es Robespierre, no podemos decir lo mismo de Danton, ni quien matará a Marat, solo sabemos que pretendemos convivir en “unión y libertad” , antiguo lema que supo guiarnos en los primeros pasos como República.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Compradores en la pandemia

      Kantar, una empresa internacional con sede en Madrid y se dedica a compilar datos y…
  • ¿Y después de la cuarentena?

    Los seis meses de cuarentena y el tema económico desgastado el optimismo de los argentinos…
  • La mirada del Financial

      El Cronista Comercial difunde el pensamiento del Financial Times en sus páginas. A …
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La Rioja-Entregan herramientas tecnológicas a productores

Entregan herramientas tecnológicas a productores Florencia López, junto al secretario de C…