Inicio Opinión La Argentina (Ventana empresarial 2parte)

La Argentina (Ventana empresarial 2parte)

9 minuto leer
Comentarios desactivados en La Argentina (Ventana empresarial 2parte)
0

Héctor Gabarotta. En Argentina, AF gobierna hoy intentado modelar una pieza que su leal saber y entender supone que encastrará de maravillas en el rompecabezas del progresismo que reinará a nivel mundial en el futuro como ideología dominante. Le otorga a esta tarea un carácter épico.

  • Siguiendo un patrón que es ya una impronta definitiva de su gestión, el gobierno argentino toma decisiones en el presente preparándose para surfear las olas que supone agitarán el mar de la política en la pospandemia.
  • Dos reformas instrumentales plausibles, como lo son la imposición de un nuevo tributo y el rediseño de cadenas de valor a escala global, ambas discutidas en estos días sin acaloramiento en el resto del mundo, son asumidas por el gobierno, como los pasos inexorables que deben guiar una gesta heroica en el camino hacia la construcción de un “nuevo” capitalismo y como tales, provocan una reacción de igual porte y fervor en el arco opositor. Flaco favor le hace a la política esta forma de enfrentar la pospandemia y ni hablar de su impacto negativo sobre la marcha de la economía en el futuro.
  • El gobierno está recurriendo a la colocación de LELIQ para absorber parte de la gigantesca emisión que ha tenido lugar para financiar al Tesoro ante la fuerte caída de la recaudación y la empinada suba del gasto resultantes del impacto del coronavirus. Lo está haciendo para tratar de evitar la presión sobre el tipo de cambio que induce la excesiva disponibilidad de pesos. La creciente cuenta del pago de intereses que representa el crecimiento tan rápido de las LELIQ reaparece como un problema de primer orden en la agenda macroeconómica, agregándose a la necesidad de recuperar el dinamismo de la producción de manera urgente
  • El repaso por los indicadores económicos y financieros pone en evidencia que el deterioro de la situación sigue su marcha sin que el gobierno dé muestras de encarar un plan integrar para superar la crisis. Solo la orientación genérica de marchar hacia un “nuevo” capitalismo inspira sus acciones, agregando tensión política al de por sí muy complicado cuadro económico y social. De manera que se esperan agrios debates parlamentarios si es que el gobierno decide pasar por el Congreso sus iniciativas más controvertidas. No es este el mejor de los contextos para llevar adelante la delicada renegociación de la deuda en moneda extranjera.
  • El FMI en su último reporte estima una baja de -9,9% del PBI de Argentina para este año. Tomando el acumulado de los últimos 12 meses, el incremento de los precios llega a un 43,4%. La proyección del déficit fiscal primario para 2020 supera el 7% del PBI.
  • El acuerdo de Argentina con sus acreedores es alcanzable, lo que está por verse es cuál de las dos partes acepta la responsabilidad de generar un mal precedente para los intereses de su espacio en la resolución de conflictos futuros.
  • En el mercado financiero global, las medidas del combate contra las consecuencias económicas del virus de la Fed hasta el momento (incluidos los recortes en las tasas de interés básicas a casi cero y una extensa serie de programas para suministrar liquidez) han provocado fuertes rebotes en las cotizaciones de los activos de riesgo desde los mínimos registrados a fines de marzo pasado.
  • La paradoja de los mercados hoy es que la Fed, el mayor deudor del mundo, intenta garantizar la deuda de todos los demás agentes económicos públicos y privados, manteniendo las tasas de interés lo suficientemente bajas como para limitar los daños de la pandemia.
  • Este fenómeno está impulsando una llamativa distorsión del valor de los activos, la valuación de las empresas en el mercado accionario en la actualidad ha crecido desproporcionadamente en relación a otras opciones de inversión.
  • Los analistas más prudentes creen que los riesgos de una “sorpresa” a la baja han aumentado recientemente debido al resurgimiento de los casos de Covid y la reinstalación de confinamientos locales y, por lo tanto, aconsejan aumentar el grado de protección de los portafolios para ayudar a amortiguar cualquier corrección significativa e inesperada. Además, estiman que es probable que los próximos resultados electorales de los EE.UU. si dan como ganador a Biden afecten negativamente las expectativas, al descontarse caídas en las futuras ganancias corporativas por su inclinación a aumentar impuestos
  • Los tres indicadores que marcan la eficacia de las políticas de la Fed siguen apuntando a confirmar que se están logrando los objetivos buscados: los mercados lucen más calmos. Lo que no nos dicen estos indicadores son los costos que la Fed pagará en el mediano y largo plazo por impedir una crisis en tiempo presente.

 

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La Rioja participó en Encuentro Nacional de Responsabilidad Social

La Rioja participó en Encuentro Nacional de Responsabilidad Social El Ministerio de Trabaj…