Inicio Opinión LA CONVERSACIÓN URBANA LLEGA AL G20

LA CONVERSACIÓN URBANA LLEGA AL G20

8 minuto leer
Comentarios desactivados en LA CONVERSACIÓN URBANA LLEGA AL G20
0

Por C. L

 

La riqueza de la conversación que llevan adelante las ciudades globales no suele manifestarse entre las naciones y sus jefes de estado. El Urban 20, realizado en Buenos Aires, le dejó recomendaciones al Presidente Macri para que, a su vez, las traslade a los líderes del mundo que se reunirán a fin de noviembre.  

 

Atender las consecuencias del cambio climático, establecer formas de acceso directo al financiamiento internacional (sin el filtro de las naciones), preocuparse por el futuro del trabajo y mejorar las políticas de género, fueron los ejes del debate de las ciudades globales y lo que pretenden, sean temas tomados por los líderes del mundo (G20) que se reunirán dentro de poco tiempo también en Buenos Aires.

 

Las ciudades son grandes protagonistas en este siglo. Sus centros económicos, demográficos y de innovación representan, mundialmente, el 54% de la población. Además, producen más del 80% del PBI total del mundo.  Y si nos detenemos en Latinoamérica, su incidencia es aún mayor.

Hace tiempo que esos gobiernos locales iniciaron una conversación que trasciende las fronteras. Ciudades de escalas similares construyen una agenda común, que no es otra que la agenda que emerge de recoger las inquietudes de sus poblaciones dinámicas y que, a diferencia de la que llevan adelante los jefes de estado, linkea directa y más rápidamente con los cambios, climas y tonos de época.

En los últimos tiempos, esa conversación urbana viene subiendo el volumen. A veces, con reclamos hacia quienes gobiernan sus naciones, con quienes mantienen algunas contradicciones. Aún, cuando plantean que la idea es “colaborar y no competir”.

 

Esas llamadas ciudades globales muestran comportamientos similares entre sí,  pero no siempre en el mismo sentido que el conjunto de las poblaciones de sus respectivos países. Por caso, habría que detenerse en cómo e expresó Londres con respecto al Brexit, o Nueva York y Washington, por caso, en la elección que consagró a Trump.

 

Las profundas transformaciones producto de la globalización, urbanización e innovación, poseen el potencial de impulsar el crecimiento, la eficiencia de recursos y el bienestar a gran escala. Conscientes de los nuevos retos, es cada vez más frecuente observar como los alcaldes se unen para reclamar por mayores atribuciones.

Entre otros, se plantean cambios en los modelos de gobernanza, sobre todo para las crecientes áreas metropolitanas, pero también de acceso al financiamiento, de inclusión social, infraestructura y cuidado del medio ambiente.

 

Este primer encuentro del Urban 20 realizado en Buenos Aires, fue liderado por los Alcaldes de Paris (aunque finalmente su alcaldesa Anne Hidalgo no pudo estar presente) y de Buenos Aires. Y fue apoyado por el Grupo de Liderazgo Climático de Ciudades C40 en colaboración con Ciudades y Gobiernos Locales Unidos.

En conjunto, pretenden resaltar la experiencia de las ciudades en una variedad de temas globales, para aportar soluciones y formular recomendaciones claras a los líderes del mundo.

Podrán estas ciudades, además de dialogar entre sí, establecer una conversación con los gobiernos nacionales que se reunirán muy pronto en el marco del G20?

 

Serán escuchadas sus recomendaciones? El Urban20 estuvo mayormente signado por el compromiso de las ciudades para accionar frente a los embates del cambio climático. Sin embargo, se sabe que el presidente Trump no solo descree y se opone a ese movimiento sino que apartó a EE: UU del “Acuerdo de París”. Esa tensión fue visible durante el desarrollo del U20.

 

Los alcaldes creen importante establecer ese dialogo con los jefes de estado. Hablan de colaboración y no de competencia. Fundamentalmente, por tener en cuenta que pocas políticas son creadas o ejecutadas en un solo nivel de gobierno. Se necesitan recíprocamente.

 

Para este fin, las ciudades del U20 se comprometieron a trabajar constructiva y colaborativamente con los líderes del G20 para encontrar soluciones a los desafíos globales.

 

Las voces de los alcaldes suelen escucharse con mayor interés y expectativa que la de los propios jefes de estado. Es que las decisiones de los gobiernos locales suelen tener impacto directo en la vida y futuro de las sociedades. Se verá si el G20 recoge el guante.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

ETCÉTERA: 2019: RIESGOS Y ACIERTOS

Sebastián Galiani enseña Economía en la Universidad de Maryland, EE.UU, Fue secretario de …