Inicio Nacionales La era post-Covid y la transformación de las operadoras de telecomunicaciones

La era post-Covid y la transformación de las operadoras de telecomunicaciones

10 minuto leer
Comentarios desactivados en La era post-Covid y la transformación de las operadoras de telecomunicaciones
0
Hablar de operadoras de telecomunicaciones es casi siempre sinónimo de pensar automáticamente en dos factores principales: paquetes de datos para Internet, proveedores de señales y, en menor medida, paquetes de voz.
Todos estos servicios son extremadamente útiles y valiosos en la sociedad actual, dada la dependencia de la conexión a Internet para realizar cualquier tipo de trabajo de oficina en el hogar, pero el margen de crecimiento actual para este tipo de servicio ya está comenzando a ser más bajo de lo deseado para las operadoras que todavía buscan crecer exponencialmente en los próximos años.

 

Desde la aparición de los celulares hasta la popularidad de la televisión por cable, con la llegada de la fibra óptica y los avances del 5G, la oferta de estas compañías migró a lo largo del tiempo, pero nunca exigió tanta creatividad y dedicación para enfrentar el escenario radicalmente diferente que está por venir. En una era postcovid, con consumidores cada vez más acostumbrados a realizar todo tipo de tareas e interacciones on-line, ofrecer datos es solo la punta del iceberg en términos de oferta.

De hecho, el confinamiento por COVID está causando una demanda masiva de recursos de las operadoras debido al aumento del teletrabajo, el mayor uso de recursos de capacitación online y las apps de uso personal como servicios de mensajería, videoconferencia y redes sociales, cuyo tráfico ha alcanzado niveles históricos. Además, las plataformas de distribución de contenido tuvieron un aumento significativo de usuarios.

Ante este escenario, ¿qué hacer? ¿Cuál es el mejor camino por seguir? Diversificar es la respuesta. Y las operadoras ya están vislumbrando cómo pueden obtener más ingresos del mercado de los que ya han logrado con su oferta tradicional. En este sentido, es posible identificar una variedad de caminos a seguir, como el uso de IOT por parte de compañías de diferentes segmentos para mejorar la gestión de equipos remotos, ciberseguridad, análisis avanzado de big data, entre otros.

En relación con el primero, la idea sería fomentar un entorno para generar nuevos modelos de negocio a través de alianzas, haciendo que la difusión de contenido por parte de los organismos de radiodifusión y OTT sea más robusta e inteligente.

Mientras tanto, otro enfoque que está en la mira de las operadoras es convertirse en entidades financieras, estableciendo un modelo de negocio mediante el cual podrían ofrecer una amplia gama de servicios, como medios de pago, financiamiento de sus propios productos y préstamos a clientes, por mencionar algunos ejemplos. Para que este nuevo modelo sea exitoso, las operadoras deben aprovechar los beneficios de la digitalización y el uso de recursos tecnológicos avanzados, capaces de explotar todo el potencial de la amplia base de datos que el sector ha adquirido a lo largo de los años.

Está claro que todavía hay barreras (especialmente regulatorias) por superar, pero las empresas entienden que es un desafío a mediano plazo y que puede generar ganancias significativas si se lleva a cabo con eficiencia.

Es esencial recordar que este no es un proceso a corto plazo. Algunas empresas ya se están preparando para este nuevo escenario con bases de datos cada vez mejores, inversiones en big data y alternativas para traer 5G a la región, cuyo desarrollo multiplicará el volumen de datos recopilados, lo que puede facilitar la colaboración entre sectores, tanto públicos como privados, y promover el desarrollo de nuevos servicios verticales. Además, la transformación a la virtualización de la red y el uso de la nube en entornos colaborativos permitirán flexibilizar y optimizar el desarrollo de nuevos servicios, así como acortar el time to market de su lanzamiento

Definitivamente es esencial que las operadoras aprovechen la conectividad, articulando nuevas fuentes de ingresos basadas en el gobierno de datos hasta ahora no capitalizados. Además, será necesario invertir en ciberseguridad para asegurar las comunicaciones en el nuevo contexto actual. Siempre es bueno recordar que esto requerirá socios cada vez más alineados con las tendencias y especializados en los cambios que la tecnología ofrece continuamente.

La recompensa por estar atento es fundamental. Si la era de la voz perdió impulso en la década de 2000, es probable que la era de los datos necesite soporte para tomar forma en los próximos años. Es una prueba más de que la transformación digital afecta a todas las áreas y produce más y más sinergia entre todos los sectores para proporcionar servicios de calidad a los ciudadanos.

Las operadoras deben continuar invirtiendo en infraestructuras de red y en su operación, tanto para enfrentar la nueva normalidad en la cual la demanda masiva de servicios continuará ocurriendo, como respuesta a posibles inestabilidades y nuevas pandemias. El teletrabajo y la capacitación académica online llegaron para quedarse, suponiendo un aumento notable en el tráfico de la red. Es necesario estar atento para poder diferenciarse positivamente en medio de este escenario durante los próximos años. Las empresas del sector que puedan aprovechar al máximo sus procesos de transformación digital para adaptarse a esta nueva normalidad estarán preparadas para enfrentar los nuevos desafíos y liderar el mercado.

(*) Director de Telco& Media Cono Sur en Minsait, una compañía de Indra

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Autorizan que docentes puedan tomar cargos online durante la pandemia – Télam

Los maestros debern inscribirse en la plataforma ABC (www.abc.gob.ar) El Gobierno bonaeren…