abril 23, 2024
Inicio Nacionales La inflación y la reunión de la FED: ni preocupación ni distracción

La inflación y la reunión de la FED: ni preocupación ni distracción

10 minuto leer
Comentarios desactivados en La inflación y la reunión de la FED: ni preocupación ni distracción
0

[ad_1]

Esta semana será el cónclave de la Reserva Federal. ¿Se frenó la mejoría? ¿Es un error de medición? ¿Se apuró la FED y debe apretar más las clavijas?

La Fed se reunirá esta semana y dará su veredicto. Todas las miradad sobre su titular, Jerome Powell.

La FED se reunirá este martes y el miércoles se conocerá su veredicto. La inflación dio un salto en enero y sacudió la atención. Febrero confirmó una estela de lecturas más altas que aquellas que clausuraron 2023. ¿Se frenó la mejoría? Sí. ¿O es un error de medición? Tal vez, pero no invalida lo anterior. ¿Se apuró la FED con su pivote de diciembre y la promesa de baja de tasas para 2024? Queda claro, no se va a apresurar en cumplirla. ¿Debe la FED apretar más las clavijas? Dejará que los bonos lo hagan si fuera necesario.

Que la fiscalía exponga su caso. Los precios al consumidor treparon 0,2% en noviembre y en diciembre, pero subieron 0,3% en enero y 0,4% en febrero. Si se examina la canasta núcleo, el aumento fue de 0,3% por mes el último bimestre del año pasado y se aceleró a 0,4% en enero y febrero. La tendencia interanual continúa en caída, sí, pero en el margen el repunte es innegable. Los precios al productor cayeron, en términos absolutos, el último trimestre de 2023; pero crecieron 0,3% en enero y el doble, 0,6%, en febrero. La inflación mayorista de bienes físicos, que parecía muerta y sepultada, resucitó pujante en febrero: +1,2%. ¿Es un último estertor o hay algo más?

Los precios vinculados al comercio exterior también se montaron a esta exhibición de bríos no esperados. Los de importación cayeron los tres meses finales del año pasado –a un ritmo promedio de 0,6%- pero empezaron 2024 a pie firme: + 0,8% en enero y +0,3% en febrero. El mismo dibujo, pero más punzante trazaron los precios de exportación. De hundirse 0,7% en el último trimestre de 2023 pasaron a escalar 0,9% (revisado) en enero y 0,8% en febrero. ¿Qué sucede que todo se recalentó de buenas a primeras? La FED, que por cierto no lo vio venir, ¿podrá mirar hacia otro lado y mantenerse, como lo hace desde julio, impávida y de brazos cruzados? ¿Por qué despacha tantos voceros a explicar la política monetaria y ninguno se refirió a esta andanada de malos resultados?

Jerome Powell habló largo y tendido en el Congreso, pero eso fue antes de contar con la información de febrero. Y cuando estos números salieron a la luz, ya regía el silencio de rigor que se impone en la antesala de cada reunión. Lo que dijo Powell, aun así, no perdió vigencia. La FED no canta victoria en la lucha contra la inflación. Y no lo hará hasta que cese todo conato de rebeldía. Pero de la misma manera piensa que su política sintoniza hace meses la intensidad necesaria para llevar los precios a la senda de 2%. ¿Habrá cambiado de opinión con estos guarismos? Es muy improbable. Conviene, en principio, separar la paja del trigo (aunque suban los precios de ambos). La inflación mayorista es inexistente. Más allá de sus fluctuaciones mes a mes, y del fuerte salto reciente, el nivel de los precios al productor es 0,2% más bajo que en junio de 2022. Si se toman los precios de importación, su nivel es 0,8% inferior al de un año atrás. Y los de exportación son 1,8% más bajos. No hay un problema ahí. Sus ínfulas alcistas sucumbieron hace tiempo.

mercados-wall-street-acciones-bolsas-inversiones-finanzas-fed-reserva-federal

El mercado estará más que atento esta semana a las decisiones de la Fed.

El mercado estará más que atento esta semana a las decisiones de la Fed.

Reuters

Inflación al consumidor: qué hará la Fed

La inflación al consumidor es otra historia. En principio, el banco central se guía por el deflactor del gasto de consumo personal y los datos de febrero no se publicaron aún. Pero todo hace presumir que, tras mantenerse sin cambios de octubre a diciembre y escalar 0,3% en enero, repetirá la cifra en febrero. Aquí obra una dinámica más recalcitrante, aunque si se quita la inflación de un solo ítem, el costo de los servicios de vivienda, el remanente hace más de medio año que crece por debajo de 2%. Mientras eso sea así, la FED permanecerá de brazos cruzados, confiada en el trabajo silencioso de las tasas de interés reales y temerosa de apretar de más (aun con esta seguidilla negativa de los precios). No se puede distraer, pero no se preocupará. Es posible, eso sí, que quiera moderar el ritmo al que reduce su hoja de balance para evitar tensar las condiciones de liquidez del sistema (y no reaccionar con tardanza si estas se hacen evidentes). Es menester achicar el QT antes que achicar las tasas. Claro que si le molesta parecer distraída puede endurecer su discurso, aunque no hace falta. La última semana, las tasas de dos y diez años, por si solas, subieron un cuarto de punto como reacción refleja. Si Powell quisiera más rigor puede garabatear el mapa de puntos, y retacear una de las tres bajas que incluyó en diciembre. Ahí si las tasas largas tomarán nota con el debido ahínco. ¿Y en qué quedará la promesa de los recortes? Mientras la economía aguante, y más si la inflación corcovea, seguirá siendo eso, una promesa.

[ad_2]

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Reino Unido da pasos firmes para prohibir el tabaco y aprueba que los nacidos a partir de 2009 no puedan adquirirlo en toda su vida

[ad_1] La Cámara de los Comunes del Reino Unido aprobó este martes en primera lectura la l…

Municipalidad de La Banda

Publicidad

Publicidad

Espacio Publicitario