Inicio Opinión La insomne Delta

La insomne Delta

9 minuto leer
Comentarios desactivados en La insomne Delta
0

 

El presidente Biden está a en el momento más bajo de popularidad; la inflación, la  economía que no se recupera, la salida de Afganistán.  Se suma el aumento de casos de coronavirus. Y la Delta.

La última encuesta de The Economist/YouGov señala que el 49% de los estadounidenses desaprueba su gestión frente al 39% que la aprueban. La tendencia se repite en la encuesta de Reuters/Ipsos (48% a 46%); ABC News/ Washington Post (51% a 44%); Trafalgar Group (54% a 43%); NPR/PBS NewsHour/Marist poll (51% a 43%), entre otras.

Su manejo de la pandemia se puso en duda.  La variante Delta opacó la gestión.

Con la vacuna de Pfizer-BioNTech y las de Moderna y Johnson & Johnson aprobadas por la  FDA-Administración de Medicamentos y Alimentos- Biden endureció la campaña de vacunación. Impuso vacuna obligatoria para unos 100 millones: trabajadores del gobierno federal, personal sanitario y contratistas del Estado. Las empresas con más de 100 empleados deberán exigirles vacunas o test covid semanales.

«Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando y su negativa nos ha costado a todos, así que por favor, hagan lo correcto», instó Biden, en un mensaje a los millones de estadounidenses que todavía no se vacunaron y que, según dijo, «están causando mucho daño».

El 75% de la población adulta ya recibió al menos una dosis. Pero la variante Delta ya cunde en los Estados Unidos. Se necesita el esquema completo para tener una protección razonable contra el virus de alta transmisibilidad que infecta a vacunados y convalecientes.

Con Delta, los contagios aumentarán progresivamente a partir de julio. El promedio diario ya supera los 160.000, el nivel más alto desde enero.

El crecimiento de la economía se ha desacelerado y compañías como Goldman Sachs y Morgan Stanley, revisan a la baja sus proyecciones. Los cuellos de botella en varios sectores se aceleran, la inflación alcanza su punto más alto desde 2008. La Reserva Federal sostiene que es “fenómeno temporal”.

El Delta hace de las suyas también en Israel. Figuraba  entre los países con mejor campaña de vacunación y ya administrar dosis de refuerzo para buena parte de la población, Israel registra un crecimiento de contagios vertiginoso. Las autoridades lo atribuyen a pérdida de efectividad en las vacunas y a la dispersión de variantes de alta transmisibilidad. En particular la Delta.

Según datos del sitio Our World in Data, Israel lidera (solo detrás de Granada y Dominica, dos pequeñas islas del Caribe) la tasa de contagios de coronavirus en el promedio de los últimos siete días, con 1013 nuevos casos por millón de habitantes. Le siguen Mongolia (985), Montenegro (944) y Serbia (923).

Para junio el país de Medio Oriente -que cuenta con poco más de 9 millones de habitantes- había vuelto prácticamente a la normalidad. Un mes después, los contagios rondaban los 900 casos diarios. Semana a semana, el virus se expandió.

La cifra de nuevos contagios fue de 7400. Dos días después superaba los 11.000. Incluso, la semana pasada, Israel sufrió el récord de personas infectadas durante toda la peste, alcanzando 22.300 contagios en un día.

Otro agravante se suma a la ola de contagios: el inicio del año escolar la mitad de los casos fue registrados en niños.

Israel apuesta a seguir inoculando, en lugar de decretar aislamientos estrictos. El país se prepara para administrar una cuarta dosis de la vacuna. También avanza en la producción de una vacuna de vía oral.

En Israel se distribuyen terceras dosis de refuerzo Pfizer desde fin de julio, en una campaña que comenzó con las personas mayores y se extendió hasta jóvenes de más de 12 años, después. No han frenado los contagios. Israel intenta que la cuarta vacuna se modifique para proteger mejor contra las nuevas variantes del virus, sobre todo la delta, altamente infecciosa.

Los científicos analizan que, si bien la vacuna de refuerzo ha disminuido cuadros complejos, la combinación de dos factores hizo que se complicara el panorama de contagios: la pérdida de efectividad de la segunda dosis de la vacuna Pfizer, con el correr de los meses, y el avance de variantes -como la delta- con características que escapan a la capacidad inmune de los fármacos.

“La vacuna Pfizer está disminuyendo claramente en su efectividad, después de cinco meses de haber sido aplicada”, explicó Gabi Barbash, ex director general del Ministerio de Salud de Israel, que ahora trabaja en el Instituto Weizmann. Y agregó: “Y cuando tal inmunidad menguante se encuentra con variantes transmisibles, genera un desastre”.

“Si una persona no está vacunada, tiene alrededor de 35 veces más probabilidades de desarrollar un caso grave si tiene más de 60 años, y alrededor de ocho veces más si tiene dos dosis y ninguna vacuna de refuerzo”, fundamentó Cyrille Cohen, miembro del comité de vacunas del Ministerio de Salud, sobre el impacto de la vacuna de refuerzo de más de 60 grupos demográficos.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • MAS ACTUAL QUE NUNCA | 7 miradas

      La obra de Antonio Berni es más actual  que nunca. Anticipó el desampa…
  • EL TIO RICO QUIERE MAS

      Netflix, fundada por Reed Hastings y Marc Randolph tiene hoy casi 90 millones de abonado…
  • Pandora: La tormenta de evasión

      Emma Agyemang.- La última filtración de datos sobre los asuntos financieros de la é…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

MACRI VARADO, CRISTINA EN AUDIENCIA PÚBLICA, CONTAGIADO CON DELTA SE FUGÓ | EL NOTICIOSO 13-07-21

Sigue el escándalo por la denuncia de la embajada de Bolivia por envío de armamento argent…