Inicio Internacionales La joven brasileña que abandonó los estudios y cayó en depresión después de convertirse en un meme viral

La joven brasileña que abandonó los estudios y cayó en depresión después de convertirse en un meme viral

5 minuto leer
Comentarios desactivados en La joven brasileña que abandonó los estudios y cayó en depresión después de convertirse en un meme viral
0


“¿Ya terminaste, Jessica?”, preguntó en noviembre de 2015 Lara da Silva después de una pelea entre ambas en su colegio en Brasil. Esta frase, logró hacerse viral y ser reconocida, incluso, seis años después.

La joven tenía 12 años y su vida dio un giro de 180 grados tras ese momento que aún continúa teniendo repercusión en su día a día con los comentarios de usuarios que recibe.

Es algo que no he aceptado del todo. Si lo pienso demasiado, me enferma. No es algo que me guste, pero es algo que pasó, no hay vuelta atrás”, reveló Lara a BBC News Brasil.

Desde aquel momento, la menor fue objetivo de acoso escolar por parte de sus compañeros, teniendo que verse obligada abandonar su colegio. Además, empezó a autolesionarse y tuvo que ser tratada por un psiquiatra. “No pude estudiar, porque se burlaban mucho de mí y me sentí muy mal por eso”, confesó.

Las dos jóvenes protagonistas del vídeo que se hizo viral presentaron diversas demandas contra los medios de comunicación y redes sociales que emitieron y difundieron las imágenes. Ambas solicitaron que se borre este contenido y pidieron una indemnización por daños materiales y morales.

Los celos por un chico fue lo que las llevó a enfrentarse físicamente hace ya seis años. Lo que no sabían ninguna de las dos es que la situación se iba a extender tanto en el tiempo con la difusión del vídeo que tuvo millones de visitas.

Lara tuvo que enfrentarse a memes constantes y comentarios cuando paseaba por la calle con su madre, lo que le llevó a una situación límite a nivel mental y a autolesionarse. “Aproximadamente cuatro días después de la pelea, comencé a cortarme, por todo lo que estaba pasando”, expresa.

“Después de la primera vez, se convirtió en una adicción. Me cortaba más y más profundamente y en más lugares. Cuando pasaba algo, como cuando veía a alguien burlándose de mí en la calle o pasaba algo que me entristecía, me cortaba”, ha manifestado.

Tras ponerse en manos de un psiquiatra, le diagnosticaron depresión, trastorno de ansiedad y trastorno por déficit de atención con hiperactividad. “Tomaba siete medicamentos al día”, explicó.

A día de hoy, su situación ha mejorado en cierta medida. Hace un año que dejó de hacerse cortes, aunque todavía continúa siendo tratada de la depresión que padece. “Es raro que me reconozcan en las calles estos días, pero si eso sucede y hacen comentarios negativos, trato de ignorarlo”, concluye.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Buscan operadores protección por presión inflacionaria en México

las presiones sobre los precios durante los próximos años está impulsando el atractivo de …