Inicio Internacionales La lucha de Amparo, una activista leonesa de 84 años que se pertrecha en la azotea de un edificio de Bolivia: «Estaré aquí hasta morir»

La lucha de Amparo, una activista leonesa de 84 años que se pertrecha en la azotea de un edificio de Bolivia: «Estaré aquí hasta morir»

13 minuto leer
Comentarios desactivados en La lucha de Amparo, una activista leonesa de 84 años que se pertrecha en la azotea de un edificio de Bolivia: «Estaré aquí hasta morir»
0

El cónsul general de España en La Paz, Guillermo Gil, visitó este pasado jueves a la activista española Amparo Carvajal, que mantiene una vigilia desde hace 50 días  por la recuperación de la sede de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), tomada por un grupo afín al oficialismo. 

¿Amparo Carvajal? ¿Quién es esta española a la que visita el consul y qué lucha lleva a cabo en BoliviaPara muchos bolivianos es una heroína, hasta el punto de que alguna plataforma ciudadana ha pedido para ella el premio Nobel de La Paz

De Riaño a La Paz

Amparo Carvajal nació en 1939 en Riaño (León) en el seno de una familia con 13 hermanos. Tenía ya 32 años cuando en noviembre de 1971 llegó a Bolivia como misionera mercedaria de Bérritz. Nueve años después, en marzo de 1980, dejó la congregación (el resto de sus compañeras se fueron del país). Y sin embargo, le siguen diciendo «madrecita».

«Ella sigue aquí, dedicada a una lucha coherente a favor de los derechos humanos, sea cual fuere el gobierno de turno, militar o civil, de derecha o de izquierda«, escribió de ella en 2016 el sacerdote jesuita, lingüista, investigador y antropólogo español, Xavier Albó (fallecido en Cochabamba el 20 de enero de este año).

Ella sigue aquí, dedicada a una lucha coherente a favor de los derechos humanos, sea cual fuere el gobierno de turno»

Desde 1971 Bolivia vivió en plena dictadura del general Hugo Banzer, que había dado un golpe de Estado. En 1974, Carvajal fue una de las cofundadoras de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), que reemplazó a la Comisión Episcopal de Justicia y Paz, dependiente de la Iglesia católica, desmantelada por el dictador (por contar con detalle la verdad de la Masacre del Valle: el Ejército dispersó a ráfagas de ametralladora y tiros a la multitud campesina).

APDHB, una organización combativa

La APDHB es ecuménica y, por ello, más libre de control episcopal. De ese modo ha podido denunciar la represión de las dictaduras militares. Ya en democracia, ha sido un centro de protesta contra las políticas neoliberales. En ese punto hubo divisiones internas.

«En la última década, Amparo ha tenido que enfrentar una situación delicada por la división de la APDHB, división iniciada cuando Sacha Llorenti era su director ejecutivo, años antes de la época de Evo Morales, pero que con el MAS se ha endurecido», contaba Albó, especialista en el estudio de naciones y pueblos indígenas y poblaciones rurales bolivianas.

El MAS (Movimiento al Socialismo) es el partido político fundado en 1997 por Morales, que ha gobernado Bolivia desde 2006 hasta 2019, y después, en noviembre de 2020, con la victoria de Luis Arce. Las divisiones en el seno de la APDHB se hicieron más palpables durante los gobiernos del MAS, pero también con la caída de Morales en 2019.

Como dice Albó, «es bastante común en todas partes que las organizaciones de derechos humanos se manejen con mayor soltura frente a un claro enemigo (por ejemplo, una dictadura militar) que cuando los abusos vienen de un gobierno democrático». Hace pocas semanas Amparo Carvajal fue reelegida presidenta de la APDHB.

Ya son 50 días de vigilia

Sin embargo, la española ha perdido la sede de su organización: se la han ocupado. El pasado 2 de junio, un grupo a la cabeza de Édgar Salazar, afín al MAS el partido de Gobierno, tomó la sede de la APDHB. Este vienes, la octogenaria ha cumplido 50 días de vigilia con el fin de recobrar el inmueble y lleva diez días pertrechada en la azotea.  «Yo, hasta morir me voy a quedar aquí. No tengo acceso a un baño, no tengo nada. Hace muchos años, alguien me dijo: Amparo, Bolivia tiene lindas leyes, pero no se cumplen y así pasó con esta acción de libertad”, afirmó Carvajal.

«Buscan acallar las voces de protesta, corrupción, violación a los derechos humanos, pero tiene el fin de no tener oposición. El Gobierno ha estado seleccionando sistemáticamente a quiénes va a encarcelar, perseguir (…). Ha aprendido la lección de los dictadores para aplacar y cerrar la boca y las actitudes de lucha y sumisión, voces de protesta, voces de denuncia», asegura el exdirigente de la Central Obrera Boliviana, Lucio Gonzáles Alanes, al diario Los Tiempos.

Tortura física y psicológica

Voces críticas con el MAS aseguran que para Carvajal se ha recurrido a la presión por parte de grupos de afines y la Policía, con el objetivo de sacarla de la Casa de los Derechos Humanos y coartar sus actividades en defensa de los derechos fundamentales. En el caso de española, se ha denunciado la «tortura sistemática», pese a existir una resolución judicial para la frenar la «violencia psicológica y amenazas» por parte de Salazar.

Se trata de tortura física y psicológica contra Amparo auspiciada por el mismo Gobierno porque tiene resguardadas las oficinas de la Asamblea y no permite el acceso a nadie»

El abogado Eusebio Vera explicó que todas las acciones que realiza la dirección paralela de la organización son como un proceso de «tortura sistemática por parte del gobierno del MAS con el fin de tener el control de la APDHB«. Sostiene Vera que «se trata de tortura física y psicológica contra Amparo auspiciada por el mismo Gobierno porque tiene resguardadas las oficinas de la Asamblea y no permite el acceso a nadie».

Sin solución al conflicto

En una cumbre que reúne en Cochabamba a defensores del pueblo de 22 países, la adjunta segunda del Defensor del Pueblo de España, Patricia Bárcena, ha preferido no referirse a la situación extrema de Carvajal. «No podemos supervisar ni dar lecciones a otros Estados (sobre la defensa de los derechos humanos) ni referirnos sobre ningún caso en particular», ha dicho Bárcena.

El cónsul español en Bolivia visita a Carvajal en la azotea. BOLIVIA D.HUMANOS
El cónsul español en Bolivia visita a Carvajal en la azotea. BOLIVIA D.HUMANOS
EFE / LUIS GANDARILLAS

La Defensora del Pueblo de Bolivia se ha pronunciado a favor de Carvajal. Ha presentado a un juez de La Paz una memoria para que disponga la ejecución de la resolución que emitió la semana pasada en resguardo de los derechos humanos de la activista. Sin embargo no se da solución al conflicto.

«Su salud está en riesgo, no tiene acceso a servicios higiénicos, cualquier percance que suceda es responsabilidad del Gobierno», declaró a Efe el presidente de la Apdhb de La Paz, Javier Quisberth. Carvajal, según la agencia, «está a la intemperie y utiliza pañales al no poder utilizar el baño de la sede que está tomada por el grupo de Salazar». 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

LA TRAMPA DE LAS GRANDES EXPORTADORAS | PAÍS DE BOLUDOS | PDB

#PDB #dolar #Batakis #economia #Exportadoras Las grandes exportadoras de cereales, en su m…