Inicio Opinión la nueva rueda para consolidar la buena reputación de una empresa

la nueva rueda para consolidar la buena reputación de una empresa

10 minuto leer
Comentarios desactivados en la nueva rueda para consolidar la buena reputación de una empresa
0

La automatización del compliance: factor decisivo en la construcción de la identidad corporativa

Cuando hablamos de compliance nos referimos a las regulaciones, normas y protocolos que aseguran el correcto funcionamiento de una organización. En el caso de celeri, estamos hablando del conjunto de procesos enfocados en observar, de forma oportuna, dichas regulaciones, normas y protocolos.

Esta disciplina involucra diversos procesos que deben estar optimizados para que las empresas puedan obtener competitividad. Entre estos procesos fundamentales se encuentran el onboarding de nuevos clientes y la validación de sus identidades, el conocimiento debido de los socios y proveedores de una empresa, las obligaciones fiscales, la cobertura de todos los patrones de seguridad que impidan una eventual fuga de datos y un ciberdelito, entre otros.

Estos cumplimientos son clave para no tener fricciones con los organismos reguladores y ofrecer un espacio de operación seguro para los usuarios. Sin embargo, el compliance va mucho más allá del hecho de evitar meras complicaciones legales.

Según el informe anual de CERT.ar fraude representó el 56 % del total de incidentes reportados, siendo el delito informático que más se registró durante el 2021. Entre los tipos de fraudes detectados se incluyeron el uso no autorizado de los recursos, los derechos de autor, la suplantación de identidad y el phishing. El segundo rubro más afectado fue el de las finanzas con un total de 214 incidentes (36 %) durante 2021.

compliance.jpg

Una arquitectura tecnológica de compliance eficaz es la piedra angular sobre la que reposa la buena reputación de una empresa, el mayor capital intangible de toda entidad financiera. Vivimos en un mundo cada vez más complejo y sofisticado, donde hemos visto muchas empresas dañadas irreversiblemente por problemas de incumplimiento de la regulación o por la violación de datos personales. En este sentido, cualquier organización debe tener un programa de compliance efectivo.

Al establecer reglas de juego claras, el compliance optimizado condiciona la fidelización de las personas en dos direcciones. Por un lado, de cara al interior de una compañía, el capital humano puede desentenderse del trabajo manual tedioso con hojas de cálculo y destinar su tiempo a tareas más creativas, lo cual redunda en la retención y atracción del talento. Por el otro, hacia el exterior de la organización, los clientes y usuarios agradecen la simplificación de acciones como el onboarding o la reducción del tiempo en la realización de una transferencia bancaria, por nombrar algunas de las acciones más frecuentes.

Así, llegamos a un componente elemental de los procesos involucrados en el área de compliance: el conocimiento de usuarios (KYC). Hoy resulta indispensable disponer de procesos de KYC optimizados. Esto es de particular importancia por varias razones.

En principio, un usuario que no se siente tratado de manera apropiada (en especial en lo que respecta a tiempos de espera cuando hablamos de dinero) no tendrá reparos al cambiar de servidor y, de esta manera, una financiera podría la posibilidad de fidelizar a un usuario que se pasó a la competencia, que siempre estuvo a la distancia de un clic.

8 de cada 10 usuarios tienen más probabilidades de permanecer leales a una empresa que ofrece un programa de KYC simple, reveló un estudio de Wyzowl (Customer Onboarding Statistics). Sin embargo, la brecha todavía es grande: de acuerdo con el mismo estudio, más del 90 % de los clientes siente que las empresas donde compran y contratan servicios podrían hacer mejor» el proceso de incorporar nuevos usuarios.

Asimismo, si dichos procesos no están automatizados, se corren otros tipos de riesgos de incumplimiento, por ejemplo, de suplantación de identidad, de lavado de dinero e, incluso, de financiamiento al terrorismo. En consecuencia, por un lado, las financieras deben conocer en profundidad la identidad de sus clientes y, por el otro, los orígenes de sus fondos, una información sumamente valiosa que debe ser tratada con mucho cuidado.

En concreto, en el proceso de apertura de cuentas, se cruzan los datos brindados por el cliente y se ponen en relación con las bases de datos públicas. En una dinámica manual, esto llevaría a que un analista busque la información página por página. En cambio, el uso de tecnología aplicada a estos procesos permite hacerlos más eficientes y automáticos, dándole tiempo adicional a la compañía para que pueda enfocarse en otros procesos del negocio. Sin ir más lejos, mediante la optimización del compliance, se reduce en un 80 % el tiempo de gestión en comparación con aquellos procesos no digitalizados.

En definitiva, si todas estas gestiones se realizan manualmente, las organizaciones pueden sufrir mayores demoras en la aprobación de cuentas, muchas horas de mano de obra y esfuerzo humano además de los posibles errores a los que esto le podría dar lugar, junto con costos elevados. Además, y sobre todo, al final del día esto se traduce en una pérdida de capital.

Ahora bien, en un futuro no muy lejano puede ocurrir que se fortalezca la regulación para cubrir o eliminar vulnerabilidades vinculadas con el conocimiento de los usuarios. Las entidades financieras pueden tomar nota, adelantarse a estas regulaciones y hacer girar la rueda para mejorar sus procesos de KYC.

CEO y cofundador de celeri.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

El Presidente convocó para el jueves 16 a la mesa política del Frente de Todos

Foto: Presidencia. El presidente Alberto Fernández, en su carácter de titular del Partido …