Inicio Opinión La sombra mutante

La sombra mutante

13 minuto leer
Comentarios desactivados en La sombra mutante
0

 

Por: Carl Zimmer*. The New York Times. Los científicos expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierten que la variante de coronavirus descubierta en el sur de África es una “variante de preocupación”: la categoría más grave de la OMS.

La calificación se reserva para las variantes peligrosas de rápida propagación, las que causan graves enfermedades, o las que resisten más a vacunas y tratamientos. La última variante de coronavirus que calificó fue la delta, impuesta en Estados Unidos y responsable de casi la totalidad de los casos de Covid-19 en ese país.

Según la OMS ómicron, tiene cantidad de mutaciones genéticas que le permitirían propagarse de manera fulminante, tal vez incluso entre los vacunados.

Los científicos independientes coinciden en que la ómicron amerita urgente atención. Señalan la necesidad de mayor investigación para fijar la magnitud de la amenaza. Aalgunas variantes de preocupación, como la delta, confirmaron los temores iniciales, otras no tanto.

“Los epidemiólogos dan la voz de alarma”, dice William Hanage, investigador de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard. “Esto muy grave pero aún faltan datos”.

Otros investigadores coinciden: hay que investigar si contra la ómicron el nivel de protección es el mismo o es menor.

Al replicar el coronavirus en el cuerpo se registran nuevas mutaciones constantes. Cuando se manifiesta una mutación preocupante, la OMS les pone el nombre de letras griegas. La primera “variante de preocupación”, la alfa, apareció en Gran Bretaña a fines de 2020, seguida rápidamente por el surgimiento de la beta, en Sudáfrica.

La ómicron fue detectada por primera vez en Botsuana, cuando los investigadores del laboratorio del VIH de Harvard secuenciaron genes de esa cepa a partir de muestras de hisopados positivos. Descubrieron algunas que compartían 50 mutaciones nunca antes vistas en esa combinación específica.

Casi al mismo tiempo, investigadores de Sudáfrica se toparon con la ómicron en un grupo de casos en la provincia de Gauteng. Ingresaron  58 muestras de ómicron en base de datos internacional de variantes.  El Centro de Respuesta e Innovación Epidémica de Sudáfrica, dará a a conocer “alrededor de 200 o 300″ secuencias genéticas de casos de ómicron.

El Centro solicitó la reunión de emergencia de la OMS por dos razones: las mutaciones que contiene la ómicron y su propagación al parecer alarmante en Sudáfrica.

Los investigadores encontraron más de 30 mutaciones en una proteína de pico de la superficie del coronavirus. Las proteínas de pico, o espiculares, que recubren el virus son el blanco principal de los anticuerpos que produce el sistema inmunológico para combatir la infección por Covid-19. Esa concentración de mutaciones en una misma cepa hace temer que la proteína de pica de la ómicron sea resistente a los anticuerpos adquiridos por una infección previa o por la vacuna.

En Sudáfrica encontraron una forma rápida de medir la rapidez de transmisión de la ómicron en su país. SI bien la secuenciación de todo el genoma de un virus es lenta, los científicos identificaron  la ómicron con un hisopado estándar tipo PCR.

Esas pruebas son rápidas porque buscan solo dos de los 29 genes del coronavirus: el la proteína de pico y otro llamado nucleocápside. Gracias a sus nuevas mutaciones, ómicron no da positivo para el gen de pico. Por lo tanto, a los investigadores les basta con buscar muestras que dieron positivo para nucleocápside, negativas para pico.

Resulta que la cantidad de muestras que daban negativo para el gen de pico eran más altas en Sudáfrica. Sugiere que la ómicron tiene una ventaja competitiva sobre la Delta, la variante dominante.

Los países de Europa, así como Estados Unidos, Canadá y muchos otros, tiene prohibidos los vuelos provenientes de Sudáfrica y varias otras naciones africanas. Pero la ómicron ya se ha manifestó en Hong Kong y Bélgica. Estaría en muchos otros países fuera del Africa.

Theodora Hatziioannou, experta en virus de la Universidad Rockefeller, Nueva York, dice que mutaciones distintivas de la ómicron abren posibilidad de que el coronavirus haya evolucionado por primera vez dentro del cuerpo de alguien con VIH, cuyo sistema inmunológico fuese demasiado débil para combatirla de inmediato. “La respuesta inmunológica de esa persona no fue suficiente”, dice Hatziioannou.

En lugar de desaparecer en cuestión de días, es posible que el virus haya permanecido durante meses, aprovechando ese tiempo para multiplicar su capacidad de evadir los anticuerpos.

En su laboratorio, Hatziioannou y sus colegas producen proteínas de pico mutantes, que hacen que los virus sean altamente resistentes a los anticuerpos contra el Covid. La investigadora dice que la ómicron tiene muchas mutaciones en las mismas proteínas. La superposición es bastante sorprendente”. Esa superposición hace que la ómicron pueda evadir algunos de los anticuerpos que las personas han adquirido gracias a la vacuna o por infección de covid previa. Predice que contra la ómicron tratamientos con anticuerpos monoclonales funcionarán con la proteína de pico de esta variante.

Y las dosis de refuerzo también podrían ampliar la gama de anticuerpos que el cuerpo produce, permitiéndole luchar contra nuevas variantes como la ómicron. “Ya veremos, porque son estudios que recién empiezan.”

Por ahora no hay evidencia de que la ómicron provoque cuadros más graves que las variantes anteriores. Y tampoco está claro qué tan contagiosa es de persona a persona.

Algunas variantes anteriores, como la beta y la mu, habían desarrollado una gran capacidad para evadir defensas inmunitarias. Nunca se convirtieron en una amenaza mundial porque resultaron ser poco contagiosas.

Algunas mutaciones contenidas en la ómicron sugieren que es muy contagiosa. Tres de esas mutaciones alteran una región de la proteína de pico llamada “sitio de escisión de furina”, que facilita que la proteína de pico se adhiera a la célula humana.

Los datos de Sudáfrica no llegan convencer al doctor Hanage que la ómicron se esté propagando desenfrenadamente. “Es muy pronto para sacar conclusiones”, dice el experto de Harvard.

Aunque la ómicron sea más contagiosa que otras variantes, las vacunas seguirán siendo nuestra mejor arma, tanto para ralentizar su propagación como para hacer más probable que las personas que se enferman solo tengan Covid-19 leve y no deban ser internadas.

“La amenaza de la ómicron es ciertamente grave, pero no apocalíptica”, dice Hanage. “No existen los virus mágicos: solo existen los virus”.

 

Carl Zimmer* se especializa en temas de evolución, parásitos y herencia. Autor de libros sobre estos temas, colabora con ensayos científicos en publicaciones internacionales.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • LA GUERRA TIBIA. | 7 miradas

      Por: Matthew Lee y Vladimir Isachenkov*. El fracaso de las reuniones diplomáticas recien…
  • TODOS TRABAJAN PARA MILEI | 7 miradas

      Carlos Fara. Demasiado calor. Demasiados cortes de luz. Demasiado déficit fiscal. Demasi…
  • LA ERA DE LA ESTUPIDEZ

      Luis Tonelli. Estamos en la Argentina atravesando la etapa más difícil que le puede pasa…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Se presentó exitosamente en España el MotoGP de Termas de Río Hondo

La presentación estuvo a cargo del Secretario Ejecutivo del Instituto Nacional de Promoció…