Inicio Nacionales Las mejores carteras para invertir y transitar el año electoral 2023

Las mejores carteras para invertir y transitar el año electoral 2023

9 minuto leer
Comentarios desactivados en Las mejores carteras para invertir y transitar el año electoral 2023
0

¿Estamos a tiempo de posicionarnos de cara al trade electoral?

Desde PPI, realizamos un análisis exhaustivo para poder responder. Observamos que históricamente el mercado de acciones empieza a subir cuatro meses antes de las elecciones generales, y extiende su ascenso por hasta nueve meses adicionales cuando el vencedor es el candidato preferido por el mercado, siendo la mediana de los rendimientos en dólares de 30% para el período preelectoral y de 33% para el post electoral.

Si bien este año el mercado parece haberse adelantado, considerando que el Merval logró anotar una suba de 13% en diciembre sin mayores cambios en los fundamentos macroeconómicos del país que lo justifiquen, todavía esperamos que el mismo continúe por los próximos meses. La realidad es que el principal índice bursátil argentino todavía se encuentra muy lejos de su máximo de 2018 (US$2.100 a dólares de hoy), y un cambio de gobierno que ayude a disminuir la percepción de riesgo de Argentina podría servir de driver para extender el ascenso.

¿Cuáles son los principales vehículos para poder aprovechar este trade?

Uno de los activos preferidos para encarar el año son las acciones. En particular, nos gustan las pertenecientes a los sectores de servicios públicos y energía. Por ese motivo les asignamos el 30% y el 32,5% de nuestra cartera recomendada, respectivamente.

Más allá de que estos sectores han tenido un excelente 2022, superando ampliamente el rendimiento del S&P Merval con un retorno total en dólares de 109,8%, creemos que las perspectivas para el 2023 se mantienen atractivas. Los resultados positivos obtenidos en las licitaciones de capacidad de transporte tanto de gas (rondas 4 y 5 del Plan Gas.Ar) como en crudo (proyecto Duplicar Plus de Oldelval) demuestran el interés de las empresas por continuar invirtiendo y acrecentando su producción de hidrocarburos a nivel local.

En cuanto a los servicios públicos, creemos que la introducción de la segmentación tarifaria y el ahorro esperado en materia de importaciones de energía, darán espacio al gobierno para otorgar mayores ajustes a los ingresos regulados de las empresas, continuando con el compromiso demostrado por el Ministro de Economía, Sergio Massa, por regularizar la situación tarifaria. Estas empresas todavía se muestran lejos de sus máximos de 2018, ofreciendo un upside atractivo si quien lidere las encuestas y, más tarde, las elecciones, se muestre a favor de reducir los subsidios y respetar los contratos de concesión. Una muestra de institucionalidad de esta índole podría disminuir la percepción del riesgo regulatorio, facilitando una expansión de múltiplos.

El remanente de la cartera lo dividimos entre el sector financiero y el de materiales, con 20% y 17,5%, respectivamente, otorgándoles una menor ponderación que el S&P Merval a ambos sectores. En cuanto al primero, el razonamiento detrás de la decisión se apoya en que esperamos que los bancos se vean incapaces de incrementar su posición en préstamos y, consecuentemente, se mantengan con una alta exposición al riesgo público, en tiempos donde el roll-over de la deuda en pesos es un tema de preocupación.

Nuestra hipótesis es que la alta inflación y las restricciones cambiarias se extenderán en 2023 afectando el nivel de tasas y de actividad, poniendo un techo sobre el crecimiento real del crédito, cuya relación con el PBI se mantiene cercana a mínimos históricos. En lo que respecta al sector de materiales, usualmente los períodos electorales son beneficiosos por el incremento en el gasto público dirigido a obras en busca de dinamizar la economía y mostrar capacidad de gestión.

Contrario a la tendencia, creemos que este año se priorizará fortalecer las reservas y desacelerar el ritmo de suba de precios, lo que requerirá mayor responsabilidad fiscal, y generará un estancamiento en el nivel de actividad en 2023 y 2024. Por ello, para este sector concentramos nuestra exposición en la industria cementera dada su estructura oligopólica que permite que la competencia por precios en períodos recesivos no sea agresiva.

La cartera recomendada para 2023

image.png

Fuente: Portfolio Personal Inversiones (PPI)

En síntesis, creemos que esta es la cartera de acciones locales con mayor oportunidad de crecimiento para encarar el año electoral. Esto se debe no solo a nuestra perspectiva de los sectores a los que pertenecen, sino también a las valuaciones de los papeles seleccionados, que todavía se encuentran lejos de sus máximos de 2018 y, en la mayoría de los casos, todavía por debajo de los valores pre-PASO 2019.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Un dron capta la espectacular explosión de un tren de más de 100 vagones

El pasado viernes 3 de febrero un tren que transportaba materiales peligrosos se salió de …