Inicio Opinión Las otras víctimas

Las otras víctimas

5 minuto leer
Comentarios desactivados en Las otras víctimas
0

Lo cuenta así el escritor francés Philippe Besson: “Esta novela nace de un encuentro con un joven con el que entablé una conversación cualquiera. Hablamos un rato y, en algún momento, acaba diciéndome: ‘Mi padre mató a mi madre’”. Esa frase, casi disparada a quemarropa, dejó mudo al autor de Vive deprisa (Alianza Literaria) y Deja de decir mentiras (La Caja).

No es que Besson no supiera de la existencia de la muerte de mujeres a manos de sus compañeros, conocidos o perfectos desconocidos solo por el hecho de ser mujeres. Sencillamente nunca había estado tan cerca de esas otras víctimas, de las que poco se habla, mientras se reproducen las fotos de la mujer asesinada y del victimario.




Philippe Besson.

“La frase –sigue Besson en un video disponible en la web de la librería Mollat– me sume inmediatamente en la estupefacción y en el silencio: Es muy difícil contestar. Intento saber y empiezo a hacer preguntas. Ese mismo día veré después un reportaje en televisión sobre unos niños cuya madre fue asesinada por su padre que cuentan ese momento único, tan espantoso, tan aterrador, donde la figura de protección, que es el padre, mata a la figura de amor, que es la madre”.

En México, en los últimos diez años más de 23.000 menores de edad perdieron a su madre en un femicidio. En la Argentina, esa clase de crimen se registra desde 2008 y, según datos de la asociación civil La Casa del Encuentro, durante 2022, 341 hijas e hijos se quedaron sin madre por eso, de ellos 222 (el 65%) son menores de edad. Un promedio semanal de 4 menores huérfanos.

Lo que cuenta y lo que no

“¿Por qué no hablaste de esto antes?”, le pregunta el escritor Philippe Besson. Él le responde: “Somos víctimas colaterales y, como tales, debemos guardar silencio porque lo que cuenta es el femicidio, la muerte de ella”.

Ceci n'est pas un fait divers, el nuevo libro de Philippe Besson.


Ceci n’est pas un fait divers, el nuevo libro de Philippe Besson.

Pero esa explicación perturba al autor francés que mira a cámara: “Me digo que no por ser víctimas colaterales deben desaparecer, y desde ahí el novelista que soy decide que debe darles voz. Tenemos que hacerlos visibles y así es como empecé a escribir”.

Su nueva novela se titula Ceci n’est pas un fait divers (Julliard) y ha salido hace pocos días a la venta en Francia. El año pasado, 108 mujeres fueron asesinadas a manos de un femicida en ese país. Esos crímenes representan más del 80% de las muertes femeninas. Los datos son de la Federación Nacional de Víctimas de Feminicidios (FNVF). También registran a los 140 huérfanos que perdieron a su madre.

Mirá también

Mirá también

Mirá también


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Idlib, una de las zonas más castigadas por el terremoto en Siria… y el último gran bastión de los rebeldes contra el régimen de Al Asad

El terremoto registrado esta madrugada en el sureste de Turquía ha causado cerca de 5.000 …