Inicio Internacionales «Lo que está haciendo Puigdemont es una fuga hacia delante con triquiñuelas jurídicas»

«Lo que está haciendo Puigdemont es una fuga hacia delante con triquiñuelas jurídicas»

13 minuto leer
Comentarios desactivados en «Lo que está haciendo Puigdemont es una fuga hacia delante con triquiñuelas jurídicas»
0


El eurodiputado de Ciudadanos, Adrián Vázquez, conoce los pasillos del Parlamento Europeo, los físicos y los figurados, como la palma de su mano. Es el presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos en la Eurocámara y lideró, en parte, la iniciativa para retirarle la inmunidad a Carles Puigdemont. Maneja por tanto los detalles de su caso y ahora que vuelve a estar de actualidad, Vázquez atiende a 20minutos desde Estrasburgo en el marco del Evento Europeo de la Juventud para tratar este y otros temas capitales para el futuro de la UE.

¿En que punto está ahora mismo la situación de Carles Puigdemont?

El señor Puigdemont tiene la inmunidad retirada pero sin embargo hay un recurso sobre el procedimiento de suplicatorio y sobre la perjudicial de Llarena, que pregunta por qué Bélgica no está ejecutando la euroorden como cualquier Estado miembro y como se presupone en base a la cooperación judicial entre los distintos países. Hay que esperar a que el TJUE decida sobre la perjudicial primero y sobre el recurso de Puigdemont. Mientras eso no pase, tiene la libertad para desarrollar su actividad parlamentaria, en Estrasburgo y en Bruselas. Pero obviamente si viaja a otros países le puede pasar lo que le pasó en Italia. Creo que una vez que se pronuncie la justicia europea se acabará el juego y acabará respondiendo de sus delitos ante la justicia española.

¿Da la sensación de que el independentismo está ganando el relato?

No, lo que están haciendo es una fuga hacia delante con triquiñuelas jurídicas, pero esto va a tener un fin, que será que tenga que responder ante la justicia española.

Esta entrevista tiene lugar en pleno Evento Europeo de la Juventud. ¿Dónde están los mayores retos ahora mismo para la UE?

El mayor reto para mí es no darla por sentada. Sobre todo los jóvenes, yo me encuentro entre ellos, dan muchas cosas por sentadas: el poder trabajar en otro país, no tener que pasar una frontera, vivir en una unidad de valores, de derechos y de libertades. Tenemos cada vez más partidos y Estados miembros con Gobiernos que quieren romperla. La UE es una planta que tienes que regar constantemente y por otra parte no hay que venderla como si fuese Disneyland; es un proyecto en el que tienes que hacer crítica constructiva. Estamos en la fase probeta del experimento todavía. Hay que cuidarla y hay que trabajarla.

Venimos precisamente de una decisión de la justicia polaca que declara inconstitucionales dos artículos del tratado de adhesión a la UE. ¿Cómo está la relación Gobierno polaco-instituciones de la UE?

De máxima tensión. Tenemos un problema con el Gobierno polaco y con el Gobierno húngaro por esta deriva iliberal y lo que ha pasado en Polonia ha sido un golpe en la línea de flotación de la Unión Europea judicial. Lo que ha hecho el constitucional polaco es lanzar un órdago a la base fundacional de la UE. La primera medida que exigimos como respuesta es que se active la clausula de condicionalidad de los fondos. No hay más dinero para Polonia si no empiezan a cambiar esta línea completamente autoritaria. Además, Polonia es uno de los países que más se ha beneficiado de ser miembro de la Unión y tiene un Gobierno que va en contra de los intereses de su propia ciudadanía.

«No hay más dinero para Polonia si no empiezan a cambiar esta línea completamente autoritaria»

¿Y que le contestaría a quien dice que la congelación de fondos a quien realmente perjudica es a los ciudadanos polacos?

Yo hablo con polacos de todos los partidos y salvo los del partido del Gobierno son los propios polacos los que te piden que se haga esto, como una medida de que la gente vea las consecuencias de tener un Gobierno con una deriva autoritaria. También tiene que ser un aviso a navegantes. Eso sí, una vez que esto se redirija, los fondos van a llegar, pero tenemos que tener alguna herramienta para poner sobre la mesa.

El caso húngaro va en ese sentido también. ¿El camino con Hungría debería ser el mismo?

En Hungría el problema es cómo están vulnerando las libertades de asociación, de algunos medios de comunicación, de universidades, de ONG. El Gobierno de Orbán está atacando a la sociedad polaca, pero hemos visto un rebote con unos partidos que han hecho una alianza muy transversal. Orbán lo que ha conseguido es unir a toda la oposición. Tienen elecciones dentro de poco y creo que el Gobierno de Orbán está dando sus últimos coletazos.

Ahora es precisamente Orbán el que intenta liderar ese grupo de partidos más iliberales. ¿Hay temor por que ese sector coja más fuerza en los próximos años en la UE?

Me he reunido con gente de esos grupos, y es muy complicado llegar a acuerdos. Y si son incapaces de llegar a acuerdos con nadie, ¿crees que van a ser capaces de llegar a acuerdos entre ellos?

En el otro lado están los contrapesos: populares, socialistas y liberales. Ese grupo liberal se ha reforzado con el buen resultado del FDP en las elecciones alemanas. ¿Son el ejemplo a seguir por el resto de partidos liberales en el resto de la UE?

Cada país tiene un ecosistema político diferente. En Alemania vienen de un histórico de dos décadas en las que el bipartidismo ha estado siempre pactando gobiernos. En España eso sería complicado porque hay un escenario de polarización, con dos bloques muy divididos, en Italia, lo mismo. En Francia pasa lo contrario: tienes una fuerza de centro que ha conseguido coger todo y gobernar. El FDP sí puede ser buen ejemplo de cómo han hecho oposición, que es lo que les ha permitido ser un jugador clave.

¿Qué análisis hace del papel de Ciudadanos, tanto a nivel nacional como en el Parlamento Europeo?

A nivel nacional no es un secreto. Hemos cometido numerosos errores y a la vez este escenario de extrema polarización el centro siempre sufre más. Si coges el ejemplo de Cs en Europa, somos una delegación muy potente y se ve mucho en los medios españoles, porque desde aquí somos los únicos que fiscalizamos lo que está haciendo mal el señor Sánchez.

¿Y por qué eso no se traslada a la esfera nacional?¿Dónde está el fallo?

Al final las marcas tienen altibajos y los partidos liberales tienen picos muy altos y muy bajos, y la clave es cuando estás en el pico bajo cómo vuelves a ilusionar al votante. Tenemos dos años para intentar que esto reflote. Desde Europa somos un poco la punta de lanza del partido, desde un punto de vista central, sin recurrir a populismos ni a promesas que no se cumplen.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Un buzo encuentra la espada de un caballero cruzado de hace 900 años en el fondo del mar en Israel

Un buzo descubrió una espada de hace 900 años en el mar Mediterráneo junto a la costa de I…