Inicio Opinión Los siete locos

Los siete locos

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Los siete locos
0


En la obra Los Siete Locos del escritor Roberto Arlt, el protagonista, desesperado ante la falta de dinero y perspectivas se une a una absurda y reducida sociedad secreta que pretende trocar el orden social imperante a través de una cruel y terrible revolución ideada por otro delirante identificado en la novela como “El Astrólogo”, y para completar tal absurdo, la mencionada revuelta sería financiada por una red de burdeles distribuidos por toda la Argentina bajo la administración del Rufián Melancólico.

El título de la obra deja en claro que el conspirativo y cruel emprendimiento pretende ser llevado a cabo por tan solo siete locos.

Sorprendentemente, casi cien años después de la publicación de esa novela, aparece en Argentina una persona que decide amenazar a la principal figura política del gobierno disparándole con una arma, es cierto, sin bala en la recámara, pero arma al fin, y por ello, ese impactante hecho conduce a una pesquisa, la cual ha llevado a que nos enteremos de que la investigación se centra en un grupo de pocas personas, que viven de lo que generan con la venta ambulante de copos de azúcar, circunstancia que condujo a que la Justicia se enfocase en los movimientos de dinero de aquellos que vendían copos de nieve junto al principal imputado y a su pareja, bajo la hipótesis de que recibían financiamiento externo para tener más tiempo y realizar tareas de inteligencia, suena llamativo, pero es lo que informan los medios de comunicación sobre las líneas de investigación que se llevan adelante.

A lo dicho, se agrega que según los mensajes de los propios teléfonos celulares de los hasta ahora imputados, ellos habrían estado dispuestos a amenazar y/o a atentar contra otros funcionarios públicos, buscando con ello, tal vez, generar su propia y delirante revolución o cambio social, en ese sentido, según revelaron fuentes de la investigación al periodismo, ya se habría confirmado que al menos uno de los vendedores hizo tareas de inteligencia afuera de la casa de CFK las semanas previas al ataque, incluso antes de que se realizaran las diferentes concentraciones que tuvieron lugar en Juncal y Uruguay, lo cual lleva a que, hasta ahora, la investigación no haya podido salir de este pequeño grupo de vendedores de copos de nieve, tornando esta historia en cada vez más rara, circunstancia que podría cambiar si en el futuro se descubriese el accionar de algún área de inteligencia que se hubiese infiltrado dentro de este pequeño grupo de desahuciados para llevarlos a generar tal lunático acto.

Como sea, y para concluir, bueno es recordar que cuando una película contiene ribetes semejantes a los de la realidad, suele aclararse al final que todo parecido es pura coincidencia, en este caso, tal vez, y a la inversa, terminemos recordando a la ficción de Los Siete Locos por haberse materializado en la vida real casi 100 años después de su publicación.

Gustavo Liendo es abogado y Doctor en Derecho.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Guerra de Ucrania – Rusia, en directo: última hora de la amenaza de Putin, movilización, Zelenski, bombardeos, alerta nuclear y las consecuencias económicas

La misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en la ciudad ucraniana de …