Inicio Opinión Los tres factores

Los tres factores

13 minuto leer
Comentarios desactivados en Los tres factores
0

 

Desde el escritor Rodolfo Walsh a  estos días, no abundan quienes ejercen el periodismo de investigación. Horacio Verbitsky es uno de ellos. Como Walsh, abraza una posición política definida y actitudes que le crean seguidores, adversarios, damnificados y simples lectores.

Hoy Verbitsky se concentra en las acciones del Gobierno.  Y suele  compartirlas. Lo hace en su página “El cohete a la luna”, donde queda claro su proximidad política con la Vicepresidenta. Y además la excelencia de la edición.  Los siguientes son fragmentos de su análisis:

“Si algún consenso hay en la política argentina es que el resultado de las elecciones de medio término depende de tres factores:

El control de la pandemia, La marcha de la economía, y La unidad del peronismo.”

“A su vez, de esos comicios dependerá cómo transite su segunda mitad el gobierno de Alberto y Cristina y cómo se defina la sucesión. Esto explica buena parte de las movidas de la oposición, cuyos roces internos son menos feroces de lo que desearía el gobierno ya que una elección es un juego de suma cero donde unos pierden lo que los otros ganan.”

“Que el par binario salud/economía sea insostenible en el largo plazo, no significa que la marcha de la pandemia carezca de consecuencias económicas. Todo lo contrario.”

“El ministro de Economía Martín Guzmán viajó a Estados Unidos para reunirse con fondos de inversión, y con directivos y accionistas del Fondo Monetario Internacional, con los que ya ha comenzado a sondear la posibilidad de que se dilate la firma del acuerdo de facilidades extendidas hasta después de la reunión anual de directorio (del 15 al 17 de octubre, a una semana de las elecciones de medio término, previstas para el 24). Guzmán entiende que todo esto debería incidir en un descenso de la inflación, de modo que no exceda la pauta anual anunciada, del 29%.”

“Antes se producirá un vencimiento de 2.300 millones de dólares con el Club de París, que el gobierno confía en postergar por un año, sin necesidad de acuerdo previo con el Fondo, tal como ya ocurrió hace siete años.”

“Si la expansión del virus obligara a retroceder en la reapertura de actividades económicas, esto acentuaría los principales puntos de debate dentro de la coalición gobernante: las tarifas de los servicios públicos, el déficit fiscal y su monetización, la estabilidad cambiaria, cómo incide cada uno de estos factores sobre la inflación y esta, a su vez, en las perspectivas electorales.”

“El mes pasado explicó su posición a la Vicepresidenta CFK, cuyo postulado de alinear salarios y jubilaciones con precios y tarifas incidió más de lo que el ministro hubiera preferido en las actitudes presidenciales y en las del resto del equipo económico. La mesa del almuerzo en Calfate, que recién se levantó a las cinco de la tarde, quedó cubierta de las carpetas que llevó Guzmán para fundamentar sus argumentos acerca de los desequilibrios macroeconómicos como motor inflacionario.”

“Las tarifas imposibles de pagar y los precios desbocados de los alimentos son tan dañinos para los sectores populares (y para los gobernantes que los representan) como los bruscos saltos devaluatorios.”

“Cómo evitar cada una de esas acechanzas se vincula con las negociaciones en curso en Washington. Al anunciar la participación de la CGT y la CTA en un plan de viviendas, Alberto Fernández dijo que su principal preocupación eran los que necesitaban un techo, no los acreedores. Esto es lo mismo que viene diciendo desde la campaña electoral de 2019. Pero explicárselo en inglés a Kristalina Georgieva y/o Janet Yellen es más complicado.”

“En el gobierno se analizan tres hipótesis, que sintetizaremos con los nombres de sus principales creyentes:

Martín Guzmán: – La góndola del FMI sólo ofrece acuerdos de facilidades extendidas a 10 años. La Argentina obtendría cuatro de gracia, de modo de pagar recién a partir de 2025, sin quitas de capital o intereses. Sí se pueden discutir las condiciones que a lo largo de la historia impuso el Fondo, de modo que no sofoque el crecimiento sin el cual pagar es un sueño inalcanzable. “Aplicar nuestro programa”, sumarizan el Presidente y su ministro. Que al Fondo le complazca esa formulación no significa que la acepte en los hechos. Desde Michel Camdessus en adelante, el FMI repite que los gobiernos son los que deciden el camino a seguir, al mismo tiempo que les entrega la hoja de ruta aceptable para el auditor/prestamista.”

Máximo Kirchner “– Eso es imposible de cumplir. Dada su corresponsabilidad al otorgar por razones políticas un crédito impagable y en violación a sus propias normas, el FMI debe duplicar el plazo, de modo que los pagos no excedan de 2.000 millones de dólares anuales a lo largo de dos décadas. Más de eso dejaría al país sin dinero y sin políticas. El Grupo Clarín eligió endilgarle esta posición, adoptada por CFK, al gobernador bonaerense Axel Kicillof, a quien la provincia no le deja demasiado tiempo como para ocuparse de la economía nacional.”

Alberto Fernández “– En la reunión de octubre, el Fondo aprobaría un plan de auxilio excepcional por la emergencia sanitaria, no a la Argentina sino a todos sus miembros. El plazo para un Acuerdo de Facilidades Extendidas se estiraría por única vez de 10 a 15 años. Además de la anunciada expansión de los Derechos Especiales de Giro que cada miembro puede disponer de acuerdo a su capital en el Fondo, se permitiría que los países que no los necesitan los cedan a otros, a la tasa de 0,05% anual que cobra el FMI. A la Argentina le corresponden 3.500 millones de dólares adicionales. Sumando a ellos los que le cederían México, Portugal y España, el país contaría con 15.000 millones de dólares para enfrentar sus compromisos e impulsar el crecimiento.”

Acota Verbitsky: “Está por verse cómo se llevan el optimismo de la voluntad del Presidente con el pesimismo de la razón del sistema internacional. Alberto sostuvo durante los meses del congelamiento tarifario que los aumentos a partir de marzo serían segmentados según la capacidad económica de los usuarios y que a partir del IFE y la AUH el Estado tenía los dispositivos tecnológicos que lo harían posible. Ponía el ejemplo de Edenor, que sin más recursos que el Nosis lograba una radiografía precisa de cada cliente. Pero cuando llegó el momento, comprobó que no podría ponerse en práctica en menos de ocho meses, el mismo escollo que enfrentó Cristina durante los ministerios de Amado Boudou y Kicillof.”

Habrá que ver –desde Buenos Aires y Washington- como sigue este colorido asunto. Entre tantas pinturitas, alguien podría quedar colgado del pincel.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • OTRO MUNDO | 7 miradas

      “¿Los viajes de negocios? No volverán. Las videoconferencias han llegado para quedarse. …
  • INFLACION: EL GRAN RIESGO | 7 miradas

      Por: Joshua Oliver. Por primera vez desde el comienzo de la pandemia hace más de un año,…
  • El poder de los Ni-Ni

    Alejandro Catterberg. “Sobreviviendo”. Esa es la palabra más utilizada cuando desde Poliar…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La intendente se reunión con los titulares de la Digaia y de la fundación Nocka Munayki

Durante el encuentro acordaron fortalecer el trabajo conjunto para la prevención de las ad…