Inicio Opinión MAPA MUNDI: AL FONDO A LA DERECHA

MAPA MUNDI: AL FONDO A LA DERECHA

7 minuto leer
Comentarios desactivados en MAPA MUNDI: AL FONDO A LA DERECHA
0

 

La mayoría de los gobiernos europeos coinciden en cuál debe ser la política migratoria del bloque: evitar la llegada de migrantes y refugiados. El objetivo primordial es común, la forma de a hacerlo se enardecerlo cada día más. Se hizo evidente en una reunión de ministros de Defensa y cancilleres en Viena.

La Italia de Matteo Salvini, la Hungría de Viktor Orban y la Austria de Sebastián Kurz halcones del neofascismo europeo, apuestan por utilizar la fuerza militar para sellar las fronteras, sobre todo en los “puntos calientes”: Mediterráneo y Balcanes.

Los más duros, con partidos populistas xenófobos en sus gobiernos, amenazan con cargarse la misión europea “Sofía” que rescata migrantes en el Mediterráneo, aunque su principal labor es tratar de detener a las mafias que se aprovechan de la casi imposibilidad de emigrar a Europa legalmente.

Esos líderes quieren que los migrantes y refugiados rescatados en el mar sean conducidos a terceros países, de ser posible en el norte de África. La UE impulsó la medida a fines de junio pero nadie acepta en su territorio esos campos de concentración. La propuesta de Italia, Hungría y Australia es rechazada por Francia, Alemania, España o Portugal.

La bronca se está personificando en dos figuras: Salvini, ministro del Interior y hombre fuerte del gobierno italiano, el presidente francés Emmanuel Macron, que cree que se trata de una batalla más de fondo entre los valores que dice defender la UE y las políticas xenófobas de personajes como el italiano o la francesa Marine Le Pen o el húngaro Orban.

Bruselas apoyo a París y Berlín. La “canciller” europea Federica Mogherini calificó de ilegal la propuesta de los populistas. “Cuando se habla de operaciones militares en la política común exterior y de Defensa, nuestros tratados sólo prevén que se puedan realizar fuera de territorio europeo”, dijo.

Mogherini recordó a Italia, Hungría y Australia, que los tratados europeos son “vinculantes” y están por encima de las leyes nacionales. Le respondió el ministro de Defensa austríaco Mario Kunasek, miembro del FPO, un partido fundado en los años 50 por antiguos nazis. Afirmó que la presidencia europea de su país lleva por lema “proteger Europa” y que eso se llevaría a la práctica “protegiendo nuestras fronteras”.

Macron escribió en Twitter: “Inmigración, economía, dos visiones europeas se enfrentan: una nacionalista y otra progresista. Algunos quieren fracturar Europas y su solidaridad”. Para Salvini y Orban, Macron en su gran enemigo político. Y no le va muy bien en Francia.

Italia, como todos los gobiernos europeos, debe adelantar sus presupuestos de 2019 a Bruselas entre septiembre y octubre para que la Comisión Europea les dé visto bueno. Pero Italia busca llevar el déficit muy por encima del 3% normado por la EU. Roma quiere bajar impuestos y subir el gasto público. La deuda italiana, que ronda 130% del PBI es la más alta del bloque tras la griega.

También buscan revertir la reforma de pensiones impuesta por los gobiernos anteriores y que respaldó el Banco Central Europeo para sostener la deuda italiana en el peor momento de la crisis financiera. El riesgo país italiano se multiplicó por más de 2 desde que asumió el populismo perjudicando a los ya debilitados bancos italianos y aumentando el costo de refinanciación de la deuda. Diplomáticos europeos van más allá y creen que Roma busca el choque para fomentar en Italia un sentimiento antieuropeo como el  del Brexit.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Mecánicos del NOA participaron del primer encuentro en La Banda

Hoy 21:56 – El Director de las Agencia de Desarrollo Ing. Juan de Dios Enríquez acom…