Inicio Nacionales Milagro Sala lleva siete años presa y espera el «indulto» de Alberto Fernández

Milagro Sala lleva siete años presa y espera el «indulto» de Alberto Fernández

13 minuto leer
Comentarios desactivados en Milagro Sala lleva siete años presa y espera el «indulto» de Alberto Fernández
0

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, cumplió siete años detenida y los conmemoró rogándole al presidente Alberto Fernández que «deje de tener miedo» y «use la lapicera» para indultarla. Además, aseguró que el mandatario «peca de creer en los demás», en referencia a la Corte Suprema de Justicia.

«Cristina (Kirchner) le ha pedido que use la lapicera. Eso lo tiene que decidir Alberto; la decisión pasa por él más que nada. Que tenga la suficiente valentía de hacerlo y le deje de tener miedo a los medios nacionales opositores, porque por ahí se le tiene miedo a una tapa de diario o una grilla de TN. Y que de una vez por todas deje de tener miedo», aseguró la jujeña en una entrevista con el diario Página 12.

La dirigente social está bajo arresto domiciliario en Jujuy por liderar un acampe y su situación procesal se agravó desde entonces con la acumulación de causas y condenas, y cuanta con adeptos y organizaciones fieles que le expresan su apoyo y solidaridad contra el «accionar persecutorio» que padece, presuntamente, por parte del Gobierno provincial que encabeza el radical Gerardo Morales.

Sala fue detenida después de que, el 16 de enero de 2016, copara la la plaza central de Jujuy junto a más de 20 organizaciones sociales, para exigir respuestas al gobernador jujeño sobre el funcionamiento de las cooperativas de trabajo.

El traslado de Sala a prisión domiciliaria fue ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos ante su delicado estado de salud.

La dirigente fue detenida por «instigación a cometer ilícitos y tumultos», hecho que se investigó y fue elevado a juicio oral en 2019. 

La prisión para Sala significó un devenir de causas judiciales que se instruyeron a nivel local: algunas llegaron a juicio oral, donde fue condenada; otras están pendientes de resolución y, en algunas, fue sobreseída.

Además de la causa por el acampe, Sala está a la espera de un juicio oral por que es conocida como la «Megacausa», en la que también están involucrados exfuncionarios incluyendo al exgobernador Eduardo Fellner y varios exjefes comunales por fraude en la construcción de viviendas.

Grabois le mete presión a Alberto Fernández y pide el indulto a Milagro Sala

Además, la Justicia jujeña dispuso la elevación a juicio de la causa por los incidentes del 8 de marzo de 2021 en el barrio Campo Verde de San Salvador, y en la que Sala está acusada de ser la instigadora.

Al principio estuvo en la cárcel de Mujeres de Alto Comedero (cuatro días después de la detención por el acampe), y desde el 2017 cumple su condena con arresto domiciliario luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictara una sentencia en tal sentido y que fuera ordenada por la Corte Suprema de Justicia.

Milagro Sala
La inquietud de Sala en los últimos años, según ella misma manifestó, tiene que ver con que su situación judicial «ha empeorado» porque tiene «más causas que las que tenía en 2019».

La inquietud de Sala en los últimos años, según ella misma manifestó, tiene que ver con que su situación judicial «ha empeorado» porque tiene «más causas que las que tenía en 2019», y además porque hay otras por las que estarán yendo a juicio ella y otras personas por delitos de fraude o lavado de dinero.

La líder de la Tupac Amaru considera sus enemigos al Poder Judicial y al gobernador Morales, diciendo que mantenerla presa «le sirve» en época de campaña electoral. En más de una ocasión dijo que, si en un juicio no recibe sentencia, «Morales hace lo que sea» para que después le dicten una «sí o sí».

Si bien Sala, por el momento, no volverá a una cárcel común, como había pedido el propio Morales tras la decisión de la Corte por la condena contra la dirigente social en la causa «Pibes Villeros», la organización reclama que se resguarden las condiciones de su arresto domiciliario, mínimamente, y dejar a un lado el propósito del mandatario provincial.

Gerardo Morales: “El kirchnerismo tiene que comprender que cumplió un ciclo”

Se pronunció en tal sentido el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) respecto a que esa resolución «no modifica la obligación del Estado de proteger su salud física y psíquica», y advirtió que cualquier regresión «significa una profundización del hostigamiento contra ella» ante el pedido de los fiscales para que pase a cumplir pena en cárcel común.

En diciembre pasado, militantes de la organización kirchnerista acamparon por tres días en la Plaza de Mayo para exigir el indulto de Sala luego de que la Corte dejara firme a condena de 13 años de cárcel por la causa conocida como «Pibes villeros», en la que se la acusó por asociación ilícita y defraudación del Estado. Mañana se cumplirán siete años de su detención. Desde agosto del 2017 está en prisión domiciliaria.

Milagro Sala
La prisión para Sala significó un devenir de causas judiciales que se instruyeron a nivel local: algunas llegaron a juicio oral, donde fue condenada; otras están pendientes de resolución y, en algunas, fue sobreseída.

Sobre la gestión del Frente de Todos, Sala se muestra defraudada y relató: «Voy a hacer una crítica constructiva. Cuando asumió Alberto y Cristina creí que la historia iba a cambiar en la Argentina y que los que habían destruido el país iban a ir presos y los que ayudamos a reconstruir la Patria íbamos a estar en libertad. Y que iba a terminar la persecución que estábamos sufriendo, pero lamentablemente no hemos tenido esa respuesta».

En la misma línea, volvió a cargar contra el jefe de Estado y hasta se metió en la agenda nacional al mencionar la coparticipación: «No quiero decir que Alberto es inocente, pero en algunas cosas peca de creer en los demás. Ha creído que la Corte iba a hacer Justicia y la Corte le terminó demostrándole a él que gobierna con un sector que es la derecha cuando sacó el fallo de coparticipación para decirle que le tiene que pagar a Larreta. Primero a mí, después a él, a Cristina (..)».

El Tribunal Supremo se encuentra en el ojo de la tormenta oficialista desde el fallo favorable para la ciudad de Buenos Aires por la devolución del 2,95% de la coparticipación federal, razón que motorizó la presentación de un proyecto de juicio político por Alberto Fernández, respaldado en un puñado de gobernadores aliados.

También te puede interesar


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Se entregaron reconocimientos y se rindió homenaje a la trayectoria de artistas que participaron de La Salamanca

La Dirección de Relaciones Institucionales y Protocolo fue la encargada de organizar la en…