Inicio Internacionales Misteriosos pinchazos en locales nocturnos crean un clima de «psicosis» en Francia

Misteriosos pinchazos en locales nocturnos crean un clima de «psicosis» en Francia

11 minuto leer
Comentarios desactivados en Misteriosos pinchazos en locales nocturnos crean un clima de «psicosis» en Francia
0


Los casos siguen aumentando. Se trata de jóvenes que dicen haber sentido un pinchazo mientras tomaban una copa por la noche o asistían a un concierto. Notar el pinchazo y luego, con mayor o menor rapidez, sentir vértigo, dolores de cabeza o nauseas.

Está ocurriendo en varias ciudades de Francia, pero también en Reino Unido, Bélgica y Holanda, creando un clima de «psicosis». Nadie sabe quién lo hace, con qué lo hace (qué sustancia se inyecta) y por qué.

Ya en abril las autoridades francesas informaban del elevado número de denuncias que estaban recibiendo por misteriosos pinchazos con agujas. Prácticamente en todos los casos se trata de denuncias de personas jóvenes que estaban disfrutando en algún local de ocio nocturno.

Tenemos personas que informan de una sensación de pinchazo y síntomas inmediatos: sueño, vómitos, pérdida de conocimiento o lagunas de memoria»

A principios de mayo, el fiscal de Nantes, Renaud Gaudeul, aseguraba a la radio France Info que la mayoría de las víctimas son mujeres de entre 18 y 24 años. «Tenemos personas que informan de una sensación de pinchazo y síntomas inmediatos: sueño, vómitos, pérdida de conocimiento o lagunas de memoria«, contaba el fiscal.

Por ahora, según la policía francesa, más de 300 personas en toda Francia han denunciado uno de estos pinchazos en los últimos meses. Está pasando en París, Toulouse, Nantes, Nancy, Rennes y otras ciudades de todo el país.

Fiscales y mandos policiales reconocen que las cámaras de videovigilancia de los locales no les están aportando muchas pistas. Los pinchazos ocurren en espacios muy concurridos y es difícil detectar el acto en sí, el instante del pinchazo.

Hay varias investigaciones policiales abiertas en distintas regiones, pero por el momento no se ha detenido a ningún sospechoso, no se han encontrado las agujas y los motivos siguen sin estar claros. El fenómeno preocupa al Ministerio del Interior, que ya en abril tuiteó un vídeo preventivo dirigido a la juventud:

Jóvenes y sobre todo mujeres

Eloïse Cornut, de 21 años, dijo que en abril, al regresar de un bar en Nantes, sintió «sudores fríos, náuseas, escalofríos y vértigos». A la mañana siguiente ya se sentía mejor, pero una amiga le hizo notar en su brazo un punto rojo rodeado de un azul de un centímetro de diámetro. «Me hicieron un análisis de sangre (…) Aún debo esperar cinco semanas para hacerme la prueba de VIH. Eso me estresa mucho», dijo a Radio France Internationale.

Tomas Laux ha dejado de ir a conciertos. Según contó este joven de 18 años a Associated Press, el pasado 4 de mayo acudió a un concierto de rap en Lille. Fumó algo de marihuana y bebió algo de alcohol. Cuando llegó a su casa se sentía mareado y le dolía la cabeza. Se miró y encontró en su brazo un pequeño pinchazo y un hematoma.

Cuando llegué a casa me miré en el espejo y vi un gran hematoma con un punto rojo en el centro de la nalga derecha»

A la mañana siguiente, como los síntomas no remitían, acudió al médico, que le aconsejó ir a urgencias. Los doctores confirmaron la evidencia del pinchazo y Laux se sometió a pruebas de VIH y hepatitis. Sus resultados fueron negativos, como los de otras víctimas hasta el momento.

En Roanne, en la región del Loira, una joven de 18 años contó que cuando acompañó a una amiga al baño, un hombre le tocó las nalgas. «Cuando llegué a casa me miré en el espejo y vi un gran hematoma con un punto rojo en el centro de la nalga derecha. Unos amigos me dijeron que habían notado que un hombre me miraba, como si esperara algo de mí», dijo.

La fiscalía de Roanne abrió una investigación por «violencia con premeditación y administración de una sustancia nociva con premeditación». En esa región, la temporada de festivales se inauguró en abril con el Printemps de Bourges. Tras las denuncias de pinchazos de al menos nueve asistentes, la fiscalía abrió una investigación por «administración de sustancias nocivas», cuenta TV5 Monde.

Los extraños pinchazos no sólo están teniendo lugar en Francia. El pasado otoño, en Reino Unido hubo una ola de testimonios de estudiantes que decían haber sido drogados por un pinchazo mientras disfrutaban en locales de ocio nocturno. También se han reportado casos similares en Bélgica y Holanda.

¿Cuál es la sustancia?

Pinchazos, pero ¿de qué? No se sabe. De momento, los análisis clínicos no han arrojado luz para saber qué tipo de sustancia se administra y si siempre es la misma, si hay un patrón.

Podría tratarse de la GHB o éxtasis líquido, llamada «droga de los violadores

Sólo hay sospechas. Podría tratarse de la GHB o éxtasis líquido, llamada «droga de los violadores». Es un polvo blanco, soluble, inyectable e indetectable en la sangre horas después de su «consumo». Y sin embargo, son pocas las denuncias por abusos sexuales.

Por ahora nada. Según el fiscal de Nantes, ningún análisis de sangre ha mostrado la presencia de alguna droga o sustancia tóxica. Tampoco hay detenidos.

La sucesión de casos y la falta de respuestas ha creado cierta psicosis, al menos en Francia. Las consecuencias inmediatas las está notando ya el sector hostelero. Según el sindicato de empresarios del ramo, la asistencia del público habría caído a la mitad en París y en varias capitales de provincias.




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Cultivan trucha arco iris para exportar y abastecer al mercado interno

Foto: Archivo. El Grupo Newsan y la empresa Salmon Trout desarrollan el proyecto de cultiv…