Inicio Opinión   MONDO CANE: OLA XENÓFOBA

  MONDO CANE: OLA XENÓFOBA

6 minuto leer
Comentarios desactivados en   MONDO CANE: OLA XENÓFOBA
0

 

Tanto en América como en Europa, el principal problema de convivencia no son los refugiados en sí mismos, sino su empleo  por algunos líderes políticos.

Una ola de xenofobia inunda al mundo. Principalmente en Europa, pero también en América Latina, donde la desestabilización económica y política de Venezuela y Nicaragua produce cientos de miles de refugiados al exilio. Las reacciones violentas de las poblaciones autóctonas fueron inminentes. En Costa Rica, hubo por primera vez una manifestación xenófoba contra los nicas, azuzada por los políticos de la extrema derecha que cuentan con fuerte apoyo popular.

También se produjo una reacción de un sector que ganó la calle para condenar a los extremistas, ya que aprecian la imagen de tolerancia que tiene Costa Rica.

Un caso difícil es Brasil. No hubo solidaridad alguna con los miles de venezolanos que llegaron al estado amazónico de Roraima escapando de una Venezuela en caos. Los vecinos de Pacaraima asaltaron y quemaron campamentos de refugiados. El Gobierno de Temer decidió desplegar a las fuerzas armadas para controlar a frontera.

En Brasil, la derecha magnifica el problema y militariza su política en un gesto amenazador que añade tensión a un país en crisis política y también económica por la devaluación del real en un 20%. Ecuador y Perú decidieron cerrar la frontera.

Chile, con la colaboración de Venezuela, crea trabas burocráticas para los venezolanos. Colombia, principal receptor del flujo de refugiados, clama por una coordinación con otros países.

Y en Europa, cada día trae nubarrones más oscuros impulsados por el viento de xenofobia, islamofobia y neonazismo que resurge, patente en la reunión de Italia y Hungría.

Desde los puertos italianos cerrados a los refugiados errantes en el mar a las calles de Chemnitz en Sajonia, donde el fin de semana pasado, tras una pelea en que resultó muerto un alemán, 800 manifestantes simpatizantes de Pegida se lanzaron a la caza indiscriminada del extranjero.

Pegida es un movimiento para salvar a Occidente del islam, nacido en Dresde, donde la población musulmana no llega al 2%. Ángela Merkel mantiene la defensa de los principios europeos de humanidad y solidaridad, pero su base política se erosiona ante la presión de la nueva derecha que se opone a los refugiados como recurso para llegar al poder y asentar un nacionalismo racial.

En España (PP/Ciudadanos) cree haber encontrado otro argumento  además de Catalunya, para debilitar al socialismo del gobierno de Pedro Sánchez  antes de que las elecciones consoliden un nuevo proyecto reformista. El principal problema de convivencia no son los refugiados en sí, sino su explotación política por políticos como Salvini en Italia, Le Pen en Francia, Johnson en Inglaterra, Orbán en Hungría o Casado en España.

Son mensajes de creciente popularidad. Funciona porque trabaja sobre la emoción básica de nuestra especie: el miedo. Un miedo alimentado en la actualidad por un cambio en la cultura, la tecnología, la economía, la geopolítica, la demografía. Las emociones básicas se encienden ante la flaqueza de la moda progresista.

 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Uno mas Uno tres en VIVO 19/11/2018 1+1=3 #CúneoEnVIVO ESPECIAL ARA San Juan

Transmisión autorizada y en simultaneo con Canal 22. Visitá nuestra pagina web de noticias…