Inicio Opinión No votar, es votar

No votar, es votar

9 minuto leer
Comentarios desactivados en No votar, es votar
0

 

Por: Luis Tonelli.  Si todos pensamos que somos individuos autónomos, racionales, átomos girando en su propia orbita, realmente nadie iría a votar. El voto para presidente de cada uno de los argentinos que va a votar vale menos una cuarentamillonesima parte del total de los votos. Pero los argentinos, cuando vamos a votar nos asumimos como un colectivo. Precisamente como argentinos. Y nos sentimos protagonistas, más allá del peso específico de nuestro voto.

La Nueva Política, que consiste en negar y criticar lo que hacen los políticos para finalmente hacer lo que ellos hacen (aunque acostándose más temprano) tiene en estas épocas a la mufa de su lado, como en el 2001  Con el PRO de Mauricio Macri, la nueva política no apuntó contra el “sistema”, sino que dirigió sus misiles contra el estilo de Cristina Fernández: si ella gritaba, Macri repartía globos; si ella acusaba, Macri saltaba zanjas; si ella mudaba al Colón que daba las espaldas de la Rosada, Macri sentaba en el sillón de Rivadavia al perrito Balcarce.

O sea, cuando hay esperanza, la antipolítica habla en lenguaje Heidi; cuando cunde la mufa, afloran gestos y mañas que hacen acordar a un cabo austriaco que termino siendo primero canciller y después el Fúhrer.

Junto por el Cambio presenta una estrategia “góndola de hipermercado”: ¿querés halcones? Los tenes. ¿Querés moderados? Salen con fritas. ¿Querés peronistas achetizados? Ahí van. ¿Querés neuroradicales?. Su pedido ha quedado registrado. Gracias por elegir calidad, servicio y limpieza.

El Frente de todos, desde otro paradigma, pone en la cabecera de la lista bonaerense a dos personas que no son precisamente políticas. Pueden ser militantes, prestarle la casa al Presidente, salir a defender rabiosamente que lo contratos con Pfizer no se firmaron porque la glotona empresa yanquí, se había apropiado hasta de los cartuchos de tinta. Pero ahora llegaron como 100.000 dosis, volando hasta aquí  por AA. Pero esta vez no fue Aerolíneas Argentina, fue Américan Airlines.

Y después hay una miríada de pymes y caranchos. Están siempre los candidatos de izquierda que participan testimonialmente en las elecciones hasta que se haga presente una situación revolucionaria, o cuanto menos pre prerevo

lucionaria. Y claro, no iban a faltar los caranchos políticos, que buscan abrevar en los votos desencantados con el oficialismo y con la oposición.

Pero la gran estrella oficial de estas elecciones, la que va a funcionar de excusa para los encuestadores, es la apatía. Según Albert Hirshman, hay tres modos de reaccionar políticamente. Mediante la voz. Mediante la salida. Y mediante la lealtad.

Usar la voz: en estas elecciones, es votar a algunas de las opciones del oficialismo nacional, o de la oposición institucionaliza dan en positivo.

La salida tiene dos manifestaciones: la de los candidatos antisistema, por ejemplo Javier Milei, que utilizar su perfil para transitar los medios. O bien, cualquier manifestación de voto que no sea contada como voto positivo. En este caso, no votar, es en realidad votar a favor del que le va primero.

La lealtad es bancar al de siempre, especialmente porque se piensa que el otro es peor.

La pregunta clave en estas elecciones es, ¿el elector mufado, ¿va utilizar su voz? ¿va a practicar las salida? ¿O va a ser leal?

No por nada el gobierno eligió una estrategia defensiva: bajarle el volumen a estas elecciones, para que sean todo lo aburrida que se pueda (y la posición hace todo lo posible para que esto así sea). Y reflotar a la Grieta, y a Macri (lo que es lo mismo). La grita congela la competencia política. Es como si hubiera dos consumidores, uno de jugo de naranja y el otro de vodka, y cuando uno va a un quiosco y pide jugo, le dicen que solo queda vodka. Otro va a otro quiosco y cuando pide vodka le dicen que solo queda jugo. Los dos optan por no comprar.

Estrategia para dejar a las cosas como están. Que es ganar.

De este modo, el domingo, los que dijeron que no le interesaban estas elecciones, van a ser lo más interesante de estas elecciones. Porque si hay ausentes, lo importante es saber ausentes de que voto (del JXC o de FDT).

No olvidar que en las PASO del 2015, Vidal perdió las PASO contra el FDT, pero luego le sacó 1,200.000 provenientes todos de gente que no había ido a votar.

Son elecciones inciertas. Lo cual, no deja de ser un atributo de la democracia como nos enseñó en los albores de la nueva democracia argentina, el politólogo Adam Prezeworsky. Solo las dictaduras impiden que la voz de las urnas sean soberanas, incluso en contra de lo que digan las encuestas.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • UN INVENTO DEL MERCADO. | 7 miradas

      Bansky,  ese invento del mercado, cuyo nombre y origen son desconocidos, irrumpe otra ve…
  • UNA MIRADA DE LORENZETTI. | 7 miradas

      El señor Lorenzetti es una presencia permanente en la oscilante política argentina. Ha p…
  • LA INSOMNE DELTA.

      El presidente Biden está a en el momento más bajo de popularidad; la inflación, la …
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

ALBERTO ENCOACHINGADO, PRO CHILE, YANKEES GO HOME | EL NOTICIOSO 31-08-21

El gobierno extendió el cepo a la exportación de carne. Se queja la Sociedad Rural por el …