Inicio Opinión   NOTA: UNA IZQUIERDA CREÍBLE Y RESPETABLE.

  NOTA: UNA IZQUIERDA CREÍBLE Y RESPETABLE.

6 minuto leer
Comentarios desactivados en   NOTA: UNA IZQUIERDA CREÍBLE Y RESPETABLE.
0

Por: LorisZanatta*. ¿Qué queda de la marea de principios de siglo, de los gobiernos de “izquierda” que enterraron el “neoliberalismo” en América Latina?

El líder Hugo Chávez y sabemos cómo terminó: exprimió al país para morir como héroe y santo; luego lo dejó como un legado a un presidente cínico y bobo, Maduro, que después de obligar a los venezolanos a escapar del hambre, las enfermedades y la inflación, acaba de decirles que dejen de “limpiar pocetas” en el exterior y vuelvan “a la patria”.

El chavismo, que aspiraba a unir a los países de la religión en un frente panlatinoamericano y antiliberal,  los desestabiliza ahora con el arma de la invasión masiva, la misma usada mil veces por Fidel Castro, el verdadero mentor de la  marea, enterrado como héroe y santo.  Néstor Kirchner se fue igual que ellos: su imagen esculpida en bronce, arrollada por la ignominia, ha durado menos que una golosina en la puerta de una escuela.

Siempre debemos estar en guardia cuando el Poder Judicial toma el relevo de la política: hay riesgos inmensos. Pero aunque Lula no sea el único culpable, sus responsabilidades políticas son innegables frente al sistema de corrupción crecido durante su gobierno. ¿Algún día volverá al poder?        Quién sabe; de todos modos, ya no sería Lula lo que era. Lo mismo se aplica a Cristina Kirchner aunque sea a Lula lo que una hormiga a un elefante: el halo que la rodeó por un corto tiempo hace rato que se cayó en pedazos. Como le ocurre a Rafael Correa en Ecuador. Tratará de recuperar el cetro entregado a un delfín que, viendo el desastre que heredó, se negó a calentarle el trono. Pero tiene juicios pendientes y por ahora prefiere quedarse en Bruselas.

Un poco mejor marchan las cosas para Evo Morales, pero no demasiado: si así le va a la compañía, haría bien en poner las barbas en remojo. En cambio, se obstina en ser reelegido, contra los vientos y contra la ley. Me temo que su salida de escena no será apacible. Por último, tenemos a Daniel Ortega. Es decir, no está muerto ni preso, solo está sucio de sangre.

¿Qué enseñanza piensa sacar la izquierda latinoamericana de esta experiencia? Es una pregunta que debería interesarles a todos los amantes de la democracia, porque la democracia necesita una izquierda fuerte, creíble y respetable; una izquierda democrática que haga bien su trabajo, defienda los intereses de sus electores, critique y corrija las distorsiones del mercado, amplié el campo de los derechos civiles.

Esta es la encrucijada frente a la cual hoy se encuentra la izquierda.

¿Qué piensa hacer? Una opción, la más fácil, la de siempre, es denunciar un complot, quejarse del destino cínico y tramposo, culpar al eterno Imperio, a la omnipresente finanza, al demonio, en fin. Hasta la fecha, este parece el camino elegido: Lula, Correa, Cristina, incluso Maduro y Ortega, ¡son víctimas de un gran diseño! De un titiritero oculto que tira de las cuerdas de la venganza. Victimización, auto indulgencia, auto exculpación son rasgos típicos de la izquierda mágica y redentora.

 

*Es profesor de Historia de América Latina en la Universidad de Boloña, Italia. Es autor de varios libros y artículos, publicados en Europa y en América Latina.

 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Mecánicos del NOA participaron del primer encuentro en La Banda

Hoy 21:56 – El Director de las Agencia de Desarrollo Ing. Juan de Dios Enríquez acom…