Inicio Nacionales Ofelia Fernández: “Estamos en una ciudad rica y buscamos justicia social”

Ofelia Fernández: “Estamos en una ciudad rica y buscamos justicia social”

10 minuto leer
Comentarios desactivados en Ofelia Fernández: “Estamos en una ciudad rica y buscamos justicia social”
0

La legisladora porteña Ofelia Fernández es mujer, joven y feminista pero cree que eso no alcanza para explicar las críticas que recibe sino que es su “disposición irreverente a ocupar espacios de poder” lo que molesta a distintos sectores.

Comprometida con la agenda del feminismo y de la juventud, se muestra confiada en que este año se sancionará la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso nacional y dice haberse convencido de apoyar a Alberto Fernández “cuando dijo que no quería una juventud domesticada”.

Ofelia, que pide que no la llamen “diputada”, adquirió notoriedad pública hace algunos años por su militancia en el Centro de Estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini y en octubre pasado fue electa como la diputada más joven de la historia porteña.

Télam – Ofelia Fernández es mujer, joven y militante de un espacio político como el Frente de Todos ¿Cuál de esos factores o qué combinación de ellos es el preponderante para que su figura reciba tantos cuestionamientos?

Ofelia Fernández- No hay uno sin el otro, es la combinación de las tres. Mujeres hay muchas (en la política). El punto es la conjugación de las tres con la disposición irreverente a ocupar espacios de poder. Si yo fuese una joven de 19 años que fue al Newman y egresó con el mejor promedio para ser funcionaria no sería el mismo trato. Lo que no da ternura y genera agresión es que no soy esto que soy desde el sometimiento.

T- Comenzó a militar desde los 13 años ¿Es la familia la que más sufre las agresiones?

OF- Es mi mamá la que más se preocupa. Mi papá es una persona más rara, pero ella tenía la actividad de buscar mi nombre en Twitter ¡No lo hagas! No lo hago yo, no lo hagas vos. He entrado en una pedagogía de decirle “lo que a mi no me preocupa, que no te preocupe a vos”. Al principio era muy shockeante porque también yo me colapsaba con eso, pero hubo un momento en el que encontré la templanza para superarlo.

T- Nació en el 2000 y tenía, por ejemplo, tres años y dos meses cuando asumió Kirchner ¿Cómo y cuándo llegó la política a su vida?

OF- El domingo familiar siempre fue un espacio de discusión política, no desde la militancia. Mi primer cruce más autónomo fue mirando una tira juvenil cuando aparece una cadena nacional. Hoy el nesquik lo tomo escuchando a esta señora. Para mi fue muy poderoso ese momento, era algo así como “la Presidenta me está hablando”. Para mi es muy zarpado decir que hay un gobierno que da la cara para dar explicaciones, es valioso y politiza en el mejor sentido de la palabra. Después vivimos cuatro años de incertidumbre en los que nadie explicaba nada, se trató de sostener mediante mentiras un modelo de pobreza y desigualdad.

T- La sociedad porteña elige al macrismo hace 12 años ¿Qué le falta al peronismo -oposición- para enamorar a los porteños o qué tiene el macrismo -oficialismo- que lo hace tan atractivo?

OF- De nuestra parte, tiene que haber una lógica de no subestimar los intereses que tiene buena parte de la población. Como militantes, estamos en una ciudad rica y buscamos justicia social. No se trata de negar esos pedidos, sino de establecer un mapa de prioridades. También hay que tener en cuenta que ellos tienen los recursos para hablarle a todo el mundo y nosotros no, son Gobierno de la Ciudad. El nivel de pauta publicitaria de (Horacio Rodríguez) Larreta es inaudito. Tenemos que ver cómo penetrar en esa dinámica para comunicar. Va a haber que patear la ciudad. Vamos a estar en los problemas, no vamos a priorizar denunciar lo malo antes que resolverlo. Como legisladores, mientras tengamos la posibilidad de articular con el PRO, lo haremos y eso nos servirá para demostrar que hay una alternativa.

T- Pasando al plano nacional, cuando Macri asumió hablaba de “pesada herencia” y prometía que la solución vendría con el cambio de Gobierno ¿Cree que la diferencia es que ahora se habla de una pesada herencia de la que no será fácil salir?

OF- Tenías el salario mínimo más alto de la región, buenos niveles de consumo y desendeudamiento, esa pesada herencia era relativa. Una es relato y la otra son números. (Ahora) tenés el peso del Fondo Monetario y de los bonistas. La diferencia entre un gobierno neoliberal y uno popular tiene que ver con a quién defienden y a quién contienen. Uno popular entiende la existencia de poderes como el FMI y la oligarquía argentina y tiene que contenerlos de alguna manera, pero los intereses que defiende son los del pueblo. Por ahora, aunque Alberto es una figura de equilibrio, en los hechos, el plan es redistributivo, de inserción para los sectores populares y de tensión progresiva con el campo -por el planteo de otro estilo de recaudación impositiva-, con los medios y la Justicia. No en términos de destruirlos, sino de acotar el nivel de privilegios que sostienen.

 

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Boris Johnson, ingresado en un hospital 10 días después de su positivo por coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido ingresado en un hospital de Londres 1…