Inicio Opinión PANDORA: | 7miradas

PANDORA: | 7miradas

38 minuto leer
Comentarios desactivados en PANDORA: | 7miradas
0

Dice Miguel Bein “Un programa de cierre fiscal monitoreado por el Fondo necesita una conducción unificada responsable del cumplimiento y capaz de introducir correctivos ante cualquier desvió. Terminó la etapa de consensuar los ahorros.

Alejandro Werner y Roberto Cardarelli, economistas del Fondo a cargo de la relación con la Argentina, reconocieron en Washington que uno de los temas centrales de las negociaciones fue la viabilidad política del acuerdo ante el fuerte ajuste comprometido el Gobierno. Los funcionarios argentinos, argumentan con las leyes consensuadas con la oposición en los últimos años.

“Esperamos que, en los elementos de política que están incluidos en el programa, se logren estos consensos”, indicó Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo. ”

 Cardarelli, estarán presente en Buenos Aires en agosto en la primera misión del acuerdo. Remarca que el ajuste fiscal requerirá de un “fuerte compromiso político”. No solo ya de la clase política: de toda la sociedad.

“Tenemos la convicción de que todas las medidas que hemos discutido en las últimas tres semanas son medidas factibles, realistas. Son medidas que requieren de un fuerte compromiso de toda la sociedad argentina”afirmó Cardarelli.

 Werner se preocupó por marcar diferencias respecto del 2001;  cuando el fuerte ajuste fiscal  del gobierno de Fernando de la Rúa con el blindaje financiero del  Fondo terminó el corralito y el default de la deuda pública.

“La economía argentina de hoy es diferente a la de 2001” -dijo. “Vemos una economía que está en el camino correcto. Lo que pasó en marzo y abril de este año, producto del cambio en las condiciones externas, hizo patente la necesidad de que la estrategia, que depende del financiamiento externo por los altos desequilibrios que heredaron, tenía que acelerarse.”

 “El Gobierno actuó de una manera oportuna. Creemos que eso va a ayudar a que el rebote económico se dé más rápido”, afirmó.

Miguel Pichetto camina entre la CGT, Hugo Moyano, Cristina K y los senadores desobedientes. Para un hombre que ha hecho un culto del tino y la razón no es la mejor compañía. Ni tampoco sumarse a los empellones sufridos por el Gobierno en una situación delicada para la Argentina.

 La algarabía opositora no cubre el coma terminal del peronismo. El conjunto de la oposición no ofrece solución a los problemas mayores  que se sufren y que en gran parte contribuyeron a generar en la etapa K. Cisnes negros internacionales y –¿por qué no?- distracciones del propio Gobierno. No será una amnesia política la que exima a la oposición. Ni la prepotencia. Ni los paros. La sociedad es memoriosa.

La CGT vacila. Le cuesta no sumarse a otras organizaciones que  presionando con la declaración de la medida de fuerza. Los iniciadores de esta resistencia  fueron Hugo y Pablo Moyano. La CTA, del kirchnerista Hugo Yasky y Pablo Micheli, se suman  a la protesta, junto a los movimientos sociales. Y la bendición de monseñor Oscar Ojea desde la Conferencia Episcopal.  Un hombre del pontífice Francisco.

Luego de la reunión entre la CGT  y los   senadores del bloque “Peronismo Federal”, dijo Pichetto: “Tenemos una participación activa en la vida del peronismo. El mundo del trabajo está integrado al peronismo. Hay un marco de solidaridad  con  la CGT”, dijo en relación antes de decretarse la próxima  medida de fuerza.

Héctor Daer coincidió: “En esta preocupación que compartimos, nosotros le planteamos la situación crítica y social que estamos teniendo. Para nosotros existen las condiciones objetivas, sociales, gremiales y políticas para la realización de una medida de fuerza”.

Daer reflexionó si hacer el paro durante  el Mundial: “Si es una variable que puede perjudicar o no la consciencia de los trabajadores, estamos mal”.

Con el único propósito de corroborar nuestras apreciaciones de que no todo transcurre en el ámbito de la Justicia Federal los últimos días, absorbidos por las negociaciones con el FMI, permitieron conocer dos pronunciamientos que, ajenos a dichos Tribunales, poseen, sin embargo, singular trascendencia.

El uno, dictado por la Cámara de la Seguridad Social, alteró el modo en que deben incrementarse los beneficios jubilatorios, interpretando la forma en que debe entenderse el nuevo sistema implementado, entre piedras e insultos,  por el Gobierno.

La decisión no es menor   ya que la decisión podría afectar el modo en que deben liquidarse los incrementos del Trimestre respecto de todos aquellos que poseen algún beneficio.

La otra cuestión, es la resuelta por el inefable Juez Gallardo –tan proclive a discrepar con las autoridades porteñas- que impuso a los “metrodelegados” como parte necesaria en la “paritaria” del sector. Sin esfuerzo podrá advertirse que dicha resolución arrasa con la oportuna decisión de la Corte Suprema que había resuelto el tema de la representación a favor de la UTA –Unión Tranviarios- y avanza sobre una paritaria ya homologada y cerrada.

Más allá o más acá de cada una de las decisiones –que en todos los casos acabarán siendo resueltas por la Corte Suprema (antes o después)- lo cierto es que pone en evidencia un obstáculo a superar por el Gobierno, aun vencido el no menos engorroso de un Parlamento, en el que los consensos parecen diluirse.

De todos modos, resulta, como dijésemos en alguna oportunidad, un llamado de atención frente a la posible necesidad de imponer medidas de ajuste que, obviamente, serán judicializadas y recibirán el tratamiento que los Jueces estimen debido.

La corrupción continua, lamentablemente, siendo la protagonista de la actividad que se despliega, irónicamente, en el viejo edificio que supo ser asiento de Vialidad Nacional. Y es que ha tomado el aire la causa que involucra los bolsos del señor López,   que ha arrastrado a su lado a la hermana Inés que, seguramente, jamás imaginó verse en semejante situación.

El tema recién comienza y demandará varios meses hasta arribar a un pronunciamiento definitivo, sin perjuicio de lo cuál  puede anticiparse que las explicaciones que brindará López para apuntalar sus declaraciones,  en el sentido de que lo secuestrado era “plata de la Política”,  dejarán tela para cortar en varios aspectos.

Por un lado, quedará expuesto cual es el origen de la financiación de la Política –si es que el interrogatorio al que se lo someta, intenta conocer el origen de los bolsos- y por el otro, la posibilidad que se señale concretamente   a quien estaban dirigidos esos dineros, ya que no parece López el destinatario de los fondos necesarios para convertirse en un apetecible candidato.

Más allá de los casos concretos, otros temas con relevancia jurídica sobrevuelan esta ciudad del Buenos Aires. La discusión en torno a la despenalización del aborto, que ha dividido aguas en la sociedad, recibirá un primer tratamiento esta semana, en la Cámara de diputados.

Si bien la cuestión se mantiene en un terreno de incertidumbre, lo cierto es que, sea cual sea la posición que triunfe, lo será por un escasísimo margen. Obviamente que, de prosperar  la posición que acompaña la ley, el debate se trasladará al Senado donde parecería que el proyecto  tiene menos adhesión, mientras que, de ocurrir lo contrario,  la tema quedará sellado por un tiempo.

Las posiciones activadas en torno al tema, han generado diversas secuelas, algunas de las cuales, por reiteradas, nos imponen alguna reflexión. Es que una vez más, los movedizos estudiantes del Colegio Nacional y del Comercial Pellegrini, han decidido tomar sus establecimientos para exponer su adhesión a la despenalización.

Afortunadamente parecería que no existe entre el alumnado un grupo que piense lo contrario, pues de ser así, cabe imaginarse lo engorroso que resultaría implementar un modo en el que pudieran alternarse para hacer mal uso del establecimiento al que concurren, se supone, para aprender lo que ya creen saber.

Lo cierto es que la habitualidad con la que se repiten las “tomas”, hace pensar si, efectivamente, se cumple con el objetivo de enseñar. Obviamente que los adolescentes pueden y deben opinar sobre aquellas cuestiones que los involucran, lo que no puede asegurarse con la misma firmeza, es si ello debe ocurrir en el ámbito en el que se educan.

Posiblemente, toda esa actividad, que puede tenerse como “extracurricular” debe desarrollarse en otros sitios y no apropiándose de un lugar público, al que concurren voluntariamente para acceder al conocimiento, y no para desarrollar otras inquietudes propias de su edad.

La situación pone en crisis los principios  que deben observar aquellos a los que se les ha encomendado dirigir esos establecimientos y que dejan sus lugares a esta suerte de autogestión estudiantil. Seguramente el Colegio Nacional como el Pellegrini se benefician de la autonomía Universitaria   para  evitar el desalojo, lo que no ocurriría en los establecimientos de la Ciudad, aunque en todos, el régimen disciplinario debería establecer las responsabilidades que generan esos comportamientos.

La crisis cambiaría va in crescendo internacional. La Argentina fue una luz roja, no ha sido ni será la única.

La tendencia vendedora magulló en mayo a los mercados emergentes por u$s 12.300 millones. Son bonos y acciones inversores extranjeros, del Instituto  de Finanzas Internacionales.

La salida de fondos se dividió entre deuda y acciones. El mayor efecto se sintió en Asia, (u$s 8000 millones), África y Medio Oriente  ( u$s 4700 millones).

La caída  afecta una gran cantidad de países emergentes. Los flujos de cartera del año son positivos en u$s 46.000 millones.  Una fuerte desaceleración sobre los u$s 134.000 millones del 2017.

 “No hay un único factor de explicación para las salidas de activos de mercados emergentes”, señala el IIF.  “Se combinan   una combinación de factores: tensiones locales como las presiones del financiamiento en Argentina y Turquía o la huelga de camioneros en Brasil, nuevas amenazas arancelarias de Estados Unidos y medidas de represalia, y la incertidumbre política en Italia y España.

Con datos de inversión de capital en propiedades, fabricadas y otros activos, los flujos de capital netos hacia mercados emergentes llegarán a u$s 32.000 millones en abril, muy por encima de las entradas promedio de u$s 7000 millones mensuales en 2017.

 Estiman que los ingresos netos de capital fueron de u$s 110.000 millones en el primer cuatrimestre de 2018, frente a los u$s 37.000 millones en igual período del año pasado. Los flujos a Brasil fueron neutros, para Argentina e India fueron negativos por primera vez desde mayo de 2017 y febrero de 2016, respectivamente.

El IIF calculó que una apreciación ponderada de un 10 % del dólar recortaría los ingresos netos anuales de capital a los mercados emergentes en unos u$s 95.000 millones. Depende de la evolución del comercio mundial.

Cristina de Kirchner, José Manuel de la Sota, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, y en particular Eduardo Duhalde claman por la participación activa de Roberto Lavagna.

El señor Lavagna no tallará en las tensiones partidarias. Massa en privado menciona su condición de aliado es que hacen dos meses que no se ven.

El Encuentro de la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresas (ACDE) convocó a Roberto Lavagna y Prat-Gay  y monseñor Gustavo Carrera, del equipo de sacerdotes de villas de emergencias para tratar el “Grieta y pobreza”.

Lavagna, planteó la necesidad de “volver a crecer”.  “Desde el 2011, el crecimiento per capital fue mínimo…En esas condiciones hacer frente a la pobreza es difícil. La recuperación económica potencia la “locomotora del crecimiento”

Subrayó la “enorme reforma” que necesita el mercado del Trabajo en la Argentina. “Solo el crecimiento y la inclusión a través del trabajo ayudan en la lucha contra la pobreza.”

 “Ahora se manipula hacia abajo el salario y el tipo de cambio Así se destruye todo: el consumo, la exportación y la inversión…Si no lo controlamos el resultado es un crecimiento cero de la economía. Nada es posible. Menos el combate contra la pobreza”.

Prat-Gay resaltó “que se necesita una estrategia de desarrollo, que no tenemos desde la época del gobierno de Frondizi”

 “Grieta y pobreza” son dos caras de una misma moneda y se retroalimentan. Si la Argentina hubiese tenido el mismo desarrollo que tuvieron otros países de la región, nuestro crecimientos hubiese sido el doble”.

“¿Por qué no ocurrió? Porque “fracasó la política.  Si existen 10 millones de argentinos que no tienen suficiente para comer, hay que fijarse qué pasó en la política. Esa misma política que debía resolver la fractura social, la empeoró con la grieta”.

 El reventón de la crisis cambiaría y la fugaz euforia electoral  opositora coincidió con los mejores índices económicos: disminución del desempleo al 7,2%, crecimiento de la economía durante seis trimestres seguidos, (el más duradero desde 2011). Antes de la corrida cambiaría, la actividad industrial volvió a crecer en abril un 3,4%, y la construcción un 14%. ¿La recaudación? récord con suba del 43,4%.

 Según Marcelo Tinelli, Mauricio Macri lo llamó para indagar sobre sus intenciones electorales. Y que chatearon dos días después. Según versiones cercanas al cómico, Miguel Pichetto le recomendó  “¡Tenés que hacer algo!”.  Tinelli responde “por ahora no”. No pero sí.

A las encuestas que contrata para el nuevo Show Match, hizo otra preguntilla: “¿Votaría a Tinelli para un cargo político en 2019?”. Los datos le dieron confianza: un 49% dijo que podría llegar a votarlo y casi un 15% aseguró que lo apoyaría.

Tinelli se define como peronista, “más por la sensibilidad social que por el sello partidario. Y por su padre que era peronista… está claro que quiere jugar con nosotros”, anheló un vocero.

El primer peronista que lo visitó para “presidente 2019” fue Eduardo Duhalde. Según Tinelli, lo quiso convencer de encabezar la reconstrucción de un PJ en crisis.

 También se acercó Francisco de Narváez, siempre listo a ser mecenas. Lo tuvo pensado con Mauricio Macri…pero el Presidente trabajó con su propio rumbo con ideas y gente propia. No hizo falta  un manager.  Ya entonces de Narváez tenía a Tinelli  como suplente

Tinelli charla con Sergio Uñac,  con Diego Bossio…  Urtubey dio un prudente paso al costado.

Es simpatizante del PJ pero no tanto del PJ. Considera como modelo al Presidente. Viene del fútbol, como Mauricio Macri, reflexiona. Pero Macri no viene del fútbol.

 Sucede que el Presidente viene de un colegio bilingüe y estudiar ingeniería en Estados Unidos y su país. Viene de manejar empresas y transformarlas. Reconstruyó un club de la dimensión internacional de Boca Juniors. Y ejerció la jefatura –dos veces- de la Capital Federal.

 La decadencia acosa a la Argentina. Sobra una dirigencia vacía  de ideas ni formación.  El país espera una redención a través de acción concebida por hombres del pensamiento y de la política.  La sociedad no está para bailsar por un sueño ni nada que se le parezca. Fundada, no otro Showmatch ni  bailando por un sueño. Ni show dance.

El Kirchnerismo y La Cámpora cooptaron el Congreso del Partido Justicialista. A Oscar Parrilli, Agustín Rossi, Daniel Filmus y Carlos Tomada se sumaron dirigentes de la agrupación K. El día anterior al Congreso el peronismo cordobés y salteño cantaron “ausente”.

Por su parte La Cámpora expresó: “en el marco del brutal ataque hacia el PJ por parte del gobierno de Mauricio Macri, un sector del Poder Judicial y la colaboración de seudo dirigentes cómplices que lo tomaron por asalto, es de vital importancia este encuentro de compañeros y compañeras con el objetivo de revalorizar el rol opositor frente a un modelo de ajuste”

 Fueron Andrés “Cuervo” Larroque, Eduardo “Wado” De Pedro, Mariano Recalde y José Ottavis. “Este no es nuestro”, dijo Larroque al distinguir a Ottavis,  quien abandonó la agrupación en 2016.

 La Cámpora propone una gran elección interna, incluyendo a quienes expulsaro: Florencio Randazzo y Sergio Massa. Y dialogan con intendentes peronistas bonaerenses, a través de la imagen de Cristina Kirchner.

                                                   

Los dirigentes del Partido Justicialista nacional armaron una comisión de acción política por la unidad del peronismo de cara a las elecciones presidenciales de 2019.

El Congreso sesionó con 620 congresales de 900 convocados. Las provincias de Córdoba y Tierra del Fuego  no enviaron dirigentes. De Salta, de 31 dirigentes llegó solo uno.

 Los gobernadores fueron Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis).

 El senador Miguel Pichetto no maneja a los dirigentes de su provincia.  Son 11 los que van a decidir la unión  2019 tenemos.”

“No vamos a dejar que atropellen al pueblo con una tremenda insensibilidad. El peronismo debe organizarse y estar en la protesta junto al pueblo que sufre y también en la propuesta en 2019. Debemos ir a buscar a todos porque al peronismo no le sobra nadie”, dijo Felipe Solá. Junto a Facundo Moyano fueron los representantes del massismo y aspirantes a cosas mayores.

En simultáneo Sergio Massa juega con la liga de gobernadores que no desean participar de una gran interna peronista. Gira, gira la calesita.

Eduardo Fidanza en su aguda columna de los sábados en “La Nación” formula (como siempre) observaciones valiosas. Se refiere a  “un par de falacias, dilectas de la ortodoxia económica. La primera es describir a la sociedad como si fuera una totalidad, atribuyéndole conductas homogéneas.”

Que “los argentinos” gasten de más omite que existen estratos sociales con severas diferencias de ingresos y por tanto de desembolsos; que unos derrochan mientras otros pasan privaciones, y que el Estado debe compensar esa desigualdad con erogaciones insustituibles. Desconoce que en muchas regiones el empleo público es, en rigor, un seguro de desempleo en economías raquíticas sin otras opciones disponibles.

La segunda falacia es estigmatizar el gasto público. En esta narración, así como no se distinguen los estratos sociales, tampoco se diferencian las partidas presupuestarias. Todos los argentinos gastan mucho, empezando por el Estado, y todo gasto público resulta sospechoso. El corolario es que hay que ajustar. Para este discurso, esa es la amarga medicina que por inmadurez, propiciada por la vieja política, la sociedad se niega a aceptar.

Es preciso recordar que en ausencia de relatos dominantes y liderazgos fuertes la democracia posmoderna suele alcanzar la verdad por consenso, no debido a la iluminación de un grupo. Ese acuerdo es político y programático o no sirve. Por eso, la verdad del ajuste de gastos, que seduce al Presidente, corre el riesgo de resultar débil, además de parcial y poco atractiva.

En la Fundación Alem, el think tank del radicalismo coincidió  en que la magnitud del ajuste macroeconómico requiere un acuerdo político y social, no realizado luego del triunfo electoral en octubre pasado del ajuste.

Marina Dal Poggetto, directora de EcoGo, sin filiación en la UCR, se cruzó por la política monetaria de Lucas Llach, vicepresidente del BCRA., José Luis Machinea, ex ministro de Economia y ex presidente del BCRA, subrayó la necesidad de los ajustes macro antes de metas de inflación “realistas”  que compensen  el costo social con una política de ingresos.

Machinea admitió que: “La situación que heredó el Gobierno complicó la posibilidad de estabilizar la inflación”. Y reforzó: “hizo mal poniendo las metas en 2016, cuando había inflación elevada y había que elevar las tarifas y el tipo de cambio”. En el plan Austral, los ajustes se hicieron antes del plan inflacionario.

“Un programa para bajar la inflación debiera requerir el esfuerzo de todos los sectores- agro, industria y energía- y de los trabajadores. La única manera sustentable y política es si ese esfuerzo es compartido”, dijo Machinea. Y que el debate para bajar el gasto público necesita “un paraguas político…Se pudo hacer cuando el gobierno ganó las elecciones. Eligió no hacerlo”

 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

El gobernador Gerardo Zamora presenció la apertura de EncontrArte

Hoy 01:41 – El gobernador de la provincia, Dr. Gerardo Zamora recorrió esta noche la…