Inicio Opinión PATRICIA BULLRICH GUERRA SIN CUARTEL.

PATRICIA BULLRICH GUERRA SIN CUARTEL.

10 minuto leer
Comentarios desactivados en PATRICIA BULLRICH GUERRA SIN CUARTEL.
0

 

No deja de ser una paradoja que en un país cuyos políticos no se caracterizan por ser grandes lectores, cierta literatura infiltre sus acciones. El género epistolar  y el biográfico se insinúen en la grey de dirigentes.  Fue Cristina Kirchner –¡cuándo no!- la que irrumpió con su libro best seller  y siguió con sus cartas venenosas. Guste o desaprueben sus opositores, Ella produjo esta ola “literaria” donde hoy abundan seguidores.

No se trata desde ya de otros lares donde la ilustración es un sine-qua-non propio de dirigentes de altas responsabilidades. Los clásicos, filósofos o dramaturgos, historiadores o poetas, son la raíz y el trampolín que movilizan pensamientos y acción en países mayores.

No alcanza el manejo de chicanas, amenazas, agravios, promesas infundadas para atraer a las gentes de buena voluntad que ya piensa en próximas elecciones.

Esta observación no excluye a muchos protagonistas del acontecer cotidiano que conocer el robusto impulso del conocimiento, es decir el motor de la cultura. Desde ahí se potencia el conocimiento sobre el país, sus necesidades dolorosas y sus esperanzas grandes.

La señora Bullrich es una guerrera, fiel a sus ancestros prusianos.  Su obra tiene una virtud no menor: está escrito como la llaneza de quien conversa. Y esta cuestión, tratándose de una vida rica en alteraciones y hechos notables que ella no encubre, da mucho interés a sus páginas. En particular ahora que es la espadachina de Mauricio Macri, el hombre que creó un nuevo partido y convocó a nuevos actores del apasionante campo político. Así lo explica ella:

“…podía resultar paradójico que yo, que había militado en el peronismo de izquierda, estuviera al frente de las fuerzas de seguridad federal de la Argentina. Pero, afortunadamente, hacía muchos años que me había alejado de aquellas posiciones radicalizadas y comprendidas que lo que me había salvado era el triunfo de la legalidad. Decidí, al dar ese paso, que nunca más, aunque pareciera que el fin lo justificara, iba dar apoyo a alguien que pretendiera hacer algo fuera de la ley.”

“El presidente Macri lo sabía, porque él también había elegido la variable de la comodidad. Venía de una familia adinerada, había sido presidente de uno de los clubes de fútbol que goza de más popularidad en la Argentina y había formado su propia y hermosa familia con la que podría haber gozado de las mayores comodidades, sin inmiscuirse en política. Pero eligió hacerlo. Supongo que vio en mí algo de eso: la elección de lo difícil. Y de algún modo me dio a entender cuando me transmitió que él había asumido el compromiso de combatir al narcotráfico como una de sus más altas prioridades y que quería para esa misión a alguien que estuviera acostumbrado a la pelea.”

“El combate, en cierto modo, fue más duro de lo que prometía; no porque no espera la reacción que en cualquier parte del mundo desatan los cárteles del narcotráfico cuando se obstruye su negocio. En ese sentido, hasta podría pensar que la reacción fue menos violenta de la que se hubiera desencadenado en otras latitudes. Pero el crimen es complejo y en la Argentina también sutil y se filtra por las grietas de lo inesperado.”

“…cuando uno mira hacia el frente, en la trinchera de los críticos y de los que aprovechan las oportunidades para intentar derribar a la gestión están siempre los mismos. “

“Desde esa perspectiva, he debido librar una guerra sin cuartel. Sin cuartel en cualquiera de los significados de la expresión. Sin cuartel porque no hubo un día de tregua. Sin cuartel, también, porque los ataques no procedían de un lugar físico determinado, como en una guerra, sino porque quienes buscaban derribarme cualquier precio estaban agazapados en todos los ámbitos y en todos los lugares.”

“Si de algo estoy satisfecha, además de haber producido la suma de incautaciones de droga más grande de la historia argentina, es de haber demostrado que se puede revertir el paradigma de esas organizaciones, que casi siempre se apoya en la convicción de que el delincuente es más importante que la víctima y que la marginalidad es mejor que la sociedad del trabajo y la decencia. Y no estoy segura de que ambas cosas estén desvinculadas.”

“Vaya con este breve prólogo mi agradecimiento al presidente Mauricio Macri, que confió en mí y me respaldó cuando no era fácil hacerlo. Y también a mi equipo, que trabajó a tiempo completo y sin descanso en todas las funciones de un ministerio que resulta clave para preservar el Estado de Derecho y la seguridad de la ciudadanía.”

A todo esto, la oposición mueve sus fichas para la ya cercana elección de medio término. Se juegan nombres y prestigios personales. Horacio Rodríguez Larreta, Martín Losteau, Mario Negri, María Eugenia Vidal, Gustavo Posse, Luis Brandoni,  Miguel Pichetto etc, etc, etc. Sin contar los que mueves los hilos con discreción: Enrique Nosiglia –claro-, Jesús Rodríguez, Facundo Suárez Lastra…y unos cuántos más.

¿Desde dónde se moverá Patricia Bullrich? La única constancia es que seguirá profesando el movimiento continuo de infatigable guerrera.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  •   New York & Hong Kong

    13 obras impresionistas alegraron a coleccionistas y aficionados en Christies de Hong Kong…
  • Minoría blanca

      Thomas Friedman*. “Somos un país con diversas fracturas compuestas, por lo que ya n…
  • Próximas elecciones ¿Qué será, será?

      El modelo de las elecciones de medio término proviene de Estados Unidos, donde los Repre…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Parte otro vuelo a Rusia en busca de un nueva tanda de vacunas Sputnik V

Se trata del tercer cargamento que llegará al país, esta vez duplicando la carga de los vi…