Inicio Gremiales Pensar la escuela como espacio de transformación en contextos de desigualdad

Pensar la escuela como espacio de transformación en contextos de desigualdad

27 minuto leer
Comentarios desactivados en Pensar la escuela como espacio de transformación en contextos de desigualdad
0

El gremio que representa a los trabajadores de la AFIP transita un proceso de renovación dirigencial en su Mesa Directiva Nacional, ratificado en septiembre cuando Pablo Flores fue electo para conducir los destinos de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) por los próximos cuatro años, en reemplazo de Guillermo Imbrogno.

Pero el camino a la transformación del sindicato comenzó meses atrás con la elección de autoridades en las Seccionales de la organización que decretaron el posicionamiento de Flores a nivel nacional.

El 6 de junio de 2019 quedará como una fecha clave en la historia de la AEFIP. Aquella jornada, los afiliados, en una jornada ejemplo de democracia y participación, eligieron a las nuevas conducciones seccionales, y en la Seccional Capital se determinó gran parte del futuro del sindicato.

Dahlman, Flores y González, en los festejos tras el triunfo en la Seccional Capital

Ese día se impuso el Frente de Unidad “Azul y Blanco” liderado por Flores como primer candidato a Consejero Nacional de AEFIP y Mariano Dahlman como candidato a Secretario General de la Seccional Capital y Área Metropolitana.

Dahlman será la continuidad de Flores en la seccional y se iniciará un proceso que los trabajadores esperaban desde hace tiempo en la organización: habrá “una sola política” entre la conducción nacional y la jurisdicción capital, la más numerosa del gremio.

¿Quién es Mariano Dahlman?

Es trabajador de la AFIP desde hace casi 25 años. Ingresó al organismo el 5 de junio de 1994, cuando tenía 19 años. En su primer día de trabajo se afilió al sindicato y comenzó a participar de las luchas de la organización contra las políticas que perjudicaban al organismo y a los trabajadores.

“Los 90 fueron momentos muy duros, tuvimos que salir a la calle muchísimas veces”, rememora Dahlman al recordar las peleas que tuvieron que dar junto a compañeros y compañeras de la organización.

La primera parte como trabajador la hizo bajo la modalidad de contratado, y una de las primeras luchas fue por la permanencia y efectivización en los puestos de empleo.

También enfrentó junto al gremio las rebajas salariales en la época de José Luis Machinea -exministro de Economía 1999-2001-, las políticas del gobierno del expresidente Fernando De la Rúa con intentos de cierre del organismo y privatización en distintas áreas.

“Éramos un gremio no quizá con la envergadura que tiene hoy, ni la cantidad de participación, pero que salíamos muchos a la calle y desde esa época recuerdo estar siempre al lado de mis compañeros, acompañando a los delegados que tenía en el área”, subraya.

“En AEFIP Capital somos una continuidad de la gestión de Pablo Flores”

Después comenzó a comprometerse con la representación gremial de sus compañeros, hasta llegar a obtener lugar en la dirigencia del sindicato, que lo encuentra hoy como nuevo secretario general de la Seccional, tras encabezar durante años la Secretaría de Asuntos Sindicales.

En una entrevista a Mundo Gremial, el flamante titular de AEFIP Capital explicó cuál será el posicionamiento de la Seccional, evaluó las gestiones del gobierno macrista en la AFIP y se mostró entusiasmado con el accionar en conjunto con la Mesa Directiva Nacional.

“En la Seccional somos una continuidad de la gestión de Pablo Flores, y a nivel nacional, entendemos que hay que cambiar la política que viene teniendo el sindicato por sobre todas las cosas, tener más injerencia en las decisiones, no solo en aquellas decisiones internas sino en lo externo. Debemos lograr tener más injerencia en las Legislaturas, en, si se puede, en el Ejecutivo; para que nuestros equipos técnicos también puedan tener oportunidad de ser parte de ese tipo de decisiones, sobre todo teniendo en cuenta que somos un organismo muy capacitado, muy técnico y de los más importantes o el más importante a nivel País.

Con lo cual, desde ese lugar, e insistiendo con el tema de la política, venimos a transformar y cambiar una política que estaba totalmente agotada también para con nuestros compañeros. Así que desde ese lugar entiendo que, tanto Pablo como todos los compañeros que van a estar en la Mesa Nacional lo van a poder llevar a cabo”.

Dahlman estará acompañado por Patricia González como secretaria adjunta, siendo la primera mujer en ocupar ese cargo desde la creación del sindicato. “Es un hecho histórico”, remarcó el dirigente, quien revalorizó el rol de la mujer en la vida de la organización.

“La presencia de Patricia en la secretaría adjunta parecería ser una transformación, pero creo que es también un rol que se fue ganando con mucho tiempo de trabajo; no solo el caso de Patricia, hay muchísimas compañeras que vienen trabajando en el gremio hace muchos años y creo que en realidad es una situación que iba a decantar en algún momento”, señaló.

Y agregó: “No es una cuestión de cupo solamente, acá es una cuestión de capacidad, de compromiso, de militancia, de pertenencia a los lugares de trabajo; con lo cual, más allá de lo de Patricia, que es lo que en este caso estamos mencionando, hay muchísimas compañeras tanto acá en Capital como en la Mesa que se han ganado este lugar, con lo cual, es una transformación, pero sin duda es algo que se venía dando y se iba a dar en cualquier momento porque es lo que fueron buscando. El papel de la mujer, el protagonismo y la transformación que ha tenido la mujer, en el rol, no solamente en un sindicato, al contrario, en todos lo que tiene que ver con la vida social y política de nuestro país”.

-¿Cuáles son las mayores problemáticas que atraviesa el trabajador de la AFIP?
-Lo veníamos diciendo y lo dije el otro día en el discurso de asunción de autoridades, hay montón de conflictos que uno tiene con los compañeros permanentemente, desde lo salarial, desde lo convencional, pero hoy hay una cuestión que preocupa mucho a los compañeros. Es el tema de llámese persecución o esta cuestión que está pasando con el tema de los sumarios y causas que están dando vueltas, no solamente en lo interno nuestro como sumarios, sino también con causas penales en los juzgados. Y ese es el mayor desafío también, digamos, de entender que el enemigo no está adentro, de entender que nuestros compañeros y compañeras, por el hecho de hacer su trabajo como tienen que realizarlo no pueden ser juzgados el día de mañana, por tomar esa responsabilidad, y quizá ese sea el mayor problema, temor o circunstancia que pueda estar preocupando a nuestros compañeros.

Después obviamente, hay problemas estructurales, de fondo como de marco normativo, hay mucha normativa que no está hoy en día clara y los compañeros tienen que hacer determinadas tareas y no tiene claro cuál es la legalidad de lo que están realizando. Ni hablar de la cuestión edilicia, hay un déficit importantísimo en todo el país y en Capital sobre todo. Nosotros en la gestión anterior, desde la Secretaría de Asuntos Sindicales impulsamos más de 40 relevamientos de Seguridad e Higiene, junto con la paritaria del gremio, y esos problemas continúan. Con lo cual los problemas son varios, y siempre lo salarial está vigente porque nosotros sufrimos en el último año, en el 2018, una rebaja salarial, que por supuesto, también es un desafío volver a recuperar lo que nos quitaron.

-¿Con qué tipo de Secretario General se van a encontrar los afiliados de la AEFIP Capital?
-Lo único que puedo creer o pensar es en lo que siempre traté de hacer acá adentro. Si hay algo en lo que me reconozco como gremialista, como compañero acá adentro, es que todo me costó, nadie me regaló nada, por supuesto que tuve compañeros que me acompañaron, gente que colaboró conmigo. Estoy acá, particularmente, por un compañero como Fabián Borello que fue el que me fue formando y que me dio su generosidad, hizo también que yo pueda llegar a este lugar y el consenso de todos mis compañeros, desde Pablo, Javier (León) y todos los que formamos parte del frente.

Pero bueno, lo que puedo prometer, si esa es la palabra, es trabajo, es gestión, es compañerismo, es participación. Soy una persona de puertas abiertas, todos mis compañeros y compañeras saben que pueden hablar absolutamente de todo y obviamente mejorar lo que se venía haciendo, y tratar de brindar cada día una mejor calidad en lo que tiene que ver con la política o con el tratamiento gremial de nuestros compañeros y también con todo lo que tenga que ver con beneficios, con cuestiones sociales, culturales, de capacitación. Pero bueno, insisto desde el punto de vista personal soy una persona que intento ser solidaria, darle lugar a los demás, darle protagonismo al resto y bueno, esa es mi forma de trabajar”.

-¿Cómo será en la acción la nueva relación entre la Seccional y la Mesa Nacional?
-Este quizá es el cambio más importante que tenemos a nivel gremio. Nuestro eje de campaña fue la renovación en la Mesa Nacional. Y no es que es una cuestión personalista, pero sí teníamos en cuenta el cambio de política. Sin duda que en los últimos años tuvimos bastantes diferencias, sobre todo en el contexto político, y hoy obviamente creemos y entendemos que este Frente que hemos armado de unidad Azul y Blanco.

Entendemos que va a haber una sola política, que esa misma política es la que va a bajar de la Mesa va a ser la que va a orientar y ordenar, no solo a Capital sino al resto de las seccionales que eso es lo más importante. No tenemos que tener cuestiones individuales, o arrestos desde alguna de las seccionales, que son estériles que no tienen ningún sentido y no nos llevan a ningún lado. Tiene que haber una sola política y entendemos que eso va a ocurrir, tenemos que todos trabajar para eso, y bueno, ojalá que lo podamos lograr, creo que es el mayor de los desafíos que tenemos.

-Se viene un cambio de Gobierno, y en consecuencia la gestión de AFIP, ¿qué perfil de Administrador o Administradora esperan para el organismo?
-Está sonando muy fuerte el nombre de Mercedes Marcó del Pont, creo que es un cuadro técnico muy importante, fue presidenta del Banco Central. Pero principalmente lo que pretendemos es que venga una persona técnica que se ocupe del organismo y de las cosas que realmente hay que ocuparse, de que venga con una planificación estratégica, donde el impulso sea volver a buscar la recaudación y no inmiscuirse en cuestiones internas que lo único que hacen es generar un mal clima laboral y generar internas dentro del organismo y entre los mismos funcionarios, con lo cual nosotros entendemos que queremos una persona orientada estratégicamente a seguir capacitando compañeros, seguir fortaleciendo el organismo, y, por sobre todas las cosas, insisto, hacer planes estratégicos para poder fortalecer la recaudación, buscar la evasión y ese tiene que ser el objetivo, más allá que por supuesto esperamos tener una buena relación y que podamos entendernos tanto el gremio, como la persona que venga del Ejecutivo, para beneficio de todos, y para beneficio también del país, porque si nosotros estamos bien, si nos va bien a nosotros, va a haber más recursos para seguridad, para educación, para salud…

-¿Cómo evaluás la gestión de Abad primero y de Cuccoli en la AFIP?
-Es muy difícil evaluar la gestión de un Administrador sin tomar en cuenta la política económica que tiene un país, ¿no? O un ejecutivo en este caso, desde el 2015 a la fecha. Creo que en un primer momento, y algunos compañeros vinieron esperanzados porque cuando (Alberto) Abad estuvo con Néstor (Kirchner) y después en la primera etapa de Cristina (Fernández), pudimos avanzar en conquistas, en derechos, en lo salarial, en muchas cosas. Costó también, no digo que fue fácil, pero pudimos avanzar.

Lamentablemente no fue este caso cuando vino Abad (bajo el gobierno de Mauricio Macri), y yo creo, esta es una opinión más personal, que el momento en donde más debía venir el ajuste creo que el sintió que no era la persona indicada o que él no estaba dispuesto a hacerlo, por llamarlo de alguna manera, por eso hubo una modificación, vino (Leandro) Cuccioli, que vino de un lugar, de afuera, digamos donde no había un conocimiento de quién era la persona y bueno, la verdad que entiendo que le costó muchísimo, no tenía un acabado conocimiento de lo que era la organización, el organismo, el monstruo que es esto, no es fácil llevar adelante este organismo; y bueno, después desde el punto de vista con la gente, el tratamiento, quiso dar una imagen de estar en contacto con los compañeros, armó comidas, armó una especie de esto, nosotros lo llamábamos esta cosa del tupper, del picnic, no sé qué hacía, pero rápidamente la gente se dio cuenta que eso era un acting, un couching, y, lamentablemente no tuvimos la mejor de las relaciones, tuvimos determinados conflictos que el determinante fue la rebaja salarial del 2018, donde además nos engañó diciendo que ese dinero era para aplicarlo a políticas de financiamiento en cuanto a lo que era lo edilicio, lo informático, y que nos iba a aumentar un montón de otras cosas, y de todas esas cosas no pasó absolutamente nada, así que indudablemente las dos gestiones fueron negativas para nosotros.




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Gremiales
Comentarios cerrados

Mira además

Los investigadores analizan qué llevó a dos asaltantes a matar a cuatro personas en Nueva Jersey | Internacional

Las agencias de seguridad en Estados Unidos investigan qué llevó a dos atacantes a abrir f…