Inicio Opinión Plan Singapur

Plan Singapur

12 minuto leer
Comentarios desactivados en Plan Singapur
0

Hace meses que la ciudad-estado de Singapur aplica estrictas medidas y restricciones para mantener al mínimo los contagios por coronavirus. Las fronteras están cerradas. En las últimas dos semanas, se registraron entre cuatro y 20 nuevos casos locales por día, un número elevado para el bajo riesgo que se permite el país, donde los habitantes ni siquiera tienen permitido comer en restaurantes en grupos de más de dos personas.

Con un  40% de su población vacunada con ambas dosis, Singapur pasa a una nueva fase. Ya no rastreará todos los casos ni cortará todas las cadenas de contagios detectadas. En esa nueva etapa, al Covid-19 se lo considera una enfermedad como la gripe, que ya no paraliza la vida cotidiana. Se convierte en una endemia. Así lo anticiparon muchos sanitaristas.

Un grupo de ministros del gobierno de Singapur escribieron hace unos días un editorial en el diario Straits Times. Dicen que la gente se agotó de la batalla contra el virus. “Todo el mundo se pregunta cuándo y cómo termina esta pandemia”, admitían. “La mala noticia es que probablemente el Covid-19 no se vaya nunca. Pero la buena noticia es que será posible convivir normalmente con el virus entre nosotros”.

Para potenciar la recuperación económica, Estados Unidos y muchos otros países levantan y flexibilizan las restricciones mucho más rápidamente que Singapur.

Los cambios proyectados por la ciudad-estado son consecuencia de una realidad: cada vez son más los gobiernos que reconocen que la erradicación del virus no llegará en lo inmediato. La cepa original ha creado numerosas variantes, algunas de las cuales parecen más difíciles de contrarrestar que sus versiones anteriores, y la lenta vacunación de países en desarrollo sigue regalando al patógeno mucho espacio para proliferar y evolucionar.

Gracias a las vacunas la enfermedad se convierte en una presencia menos amenazante, reduciendo drásticamente los casos graves, las internaciones y los fallecimientos.

En Estados Unidos, donde está vacunado con ambas dosis el 46% de la población, las muertes por Covid-19 bajaron a, la cifra más baja desde marzo de 2020, según el sitio de relevamiento our world in Data. En Gran Bretaña, pese a la reciente crisis de infecciones provocada por la contagiosa variante Delta, las cifras de muertos se mantienen relativamente bajas.

Los planes de transición de pandemia a endemia de Singapur son: cuando la mayoría de los 5,7 millones de habitantes haya sido vacunada –planea tener inmunizada completamente al 66% de su población para principios de agosto–, al virus le será más difícil encontrar nuevos huéspedes, y, más importante aún, enfermarlos gravemente o cobrarse sus vidas. Algunos se seguirán contagiando y enfermando de Covid-19, pero la mayoría se recuperará en su casa. Las autoridades tendrán que rastrear menos, los aislamientos serán más escasos y terminará el penoso recuento de nuevos contagios diarios. Solo se seguirán tabulando las internaciones en terapia intensiva.

La Singapur pos pandémica no será exactamente como un regreso a 2019. Viajar seguirá siendo complicado, aunque sería más fácil para quienes cuenten con certificado de vacunación. Los testeos seguirán siendo omnipresentes en aeropuertos, edificios de oficinas, centros comerciales y universidades, pero en vez de hisopos, vendrán en un formato más rápido y cómodo, como los alcoholímetros.

Hasta llegar a la transición, Singapur analiza datos del mundo real de países altamente vacunados como Israel. Por ejemplo, el reciente aumento de casos en Israel no se tradujo en un aumento del número letal.

Lo que el mundo necesita saber para salir de la situación general de la pandemia es si la vacunación funciona, porque eso les permitirá desacoplar las cifras de contagio de las cifras de hospitalización. De todos modos, se trata de un camino largo y empinado. Aunque algunas naciones ricas están empezando a dejar atrás lo peor de la pandemia, en la mayor parte del mundo el virus no ha sido controlado. Hay países superpoblados y escasamente vacunados, como Indonesia y Bangladesh, que actualmente enfrentan un nuevo aumento repentino de contagios. La India ya advierte que es posible la llegada de una nueva ola, y en África las infecciones y las muertes van en aumento.

Eso significa que la prevalencia y el número de muertos variarán de un país a otro durante mucho tiempo más. Algunos países de ingresos bajos y medios tal vez se vean obligados a seguir encarando la situación como una pandemia durante mucho tiempo más, simplemente por no haber podido acceder a vacunas seguras y eficaces para la mayor parte de su población.

El peor de los escenarios posibles para esta época del próximo año es la aparición de una variante que eluda la inmunidad de las vacunas y que tengamos que volver al casillero de largada”, dice la experta.

¿Realidad comparable y posible para la acongojada Argentina? Hay algunas diferencias: La economía de Singapur es una economía de libre mercado muy desarrollada. La economía de Singapur ha sido clasificada por el Foro Económico Mundial como la más abierta del mundo, la tercera menos corrupta por Transparencia Internacional, la más favorable a los negocios por el Banco Mundial y el grado más alto de libertad económica en el mundo. Singapur tiene tipos impositivos bajos y el segundo PIB per cápita más alto del mundo en términos de paridad del poder adquisitivo

Según el Fondo Monetario Internacional, el PIB per cápita (PPA) del país era de 101.458 dólares (2020). La Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) funciona como su banco central y autoridad reguladora financiera.

El fondo de riqueza soberana Temasek tiene participaciones mayoritarias en varias de las empresas más grandes del país, como Singapore AirlinesSingTel, ST Engineering y MediaCorp. La economía de Singapur es uno de los principales financiadores de la salida de inversión extranjera directa en el mundo. Singapur se beneficia del flujo de entrada de inversores e instituciones mundiales debido a su clima de inversión altamente atractivo y a un entorno político estable.

El principal mercado de capitales es la Bolsa de Singapur (SGX). ​ La moneda de Singapur, el dólar de Singapur, es la decimotercera moneda más negociada en el mundo por valor y una de las monedas de valor más fuerte en Asia y el Pacífico. ​

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • EL ARTE DE LA MODA.

      ¿El mercado del arte o el arte de la moda? El mercado, como es natural, es el manejo de …
  • UN ALARIDO | 7 miradas

    Por Leonardo Padura* Parece muy posible que todo lo ocurrido en Cuba a partir del pasado d…
  • CLIMA ELECTORAL. | 7 miradas

      Por: Jorge Daniel Giacobbe. Con los siguientes datos tomados antes de las presentaciones…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Norma Fuentes participó de la ceremonia por el 135 aniversario de “La Piedad”

La intendenta de la Capital también hizo entrega de ropa de trabajo para el personal que t…