Inicio Opinión Populismo de izquierda

Populismo de izquierda

13 minuto leer
Comentarios desactivados en Populismo de izquierda
0

La señora Kirchner preocupa a sus adversarios fuera y dentro de su partido-movimiento.  La tímida reacción de opositores y su anemia de liderazgos, dentro  y fuera del peronismo, su capacidad y agilidad política se impone en acciones concretas y una estrategia de largo alcance. Ella y su fervorizada legión ya manejan aquellas funciones que facilitan la acción del Gobierno y potencia en recursos e ideas, la actualidad y el presente electoral. Y por lo tanto el futuro, que ya está a la vuelta de la esquina.

 Ante ese horizonte, no caben dudas que su caudal aumentará. Está visto que la aureola de ilícitos que la envuelven deja sin cuidado a sus adherentes, al igual que la actitud de la prensa.  Entre tanto la Vicepresidenta sigue rigiendo en aquellas políticas que le importan –tanto en lo particular como en el concierto de los conceptos que domina-. Una prueba es su experiencia como gobernante y su ilustración lo testimonia su predilección por ciertas lecturas.

“La hegemonía neoliberal que se impuso hasta la crisis financiera de 2008 es mucho más que políticas de austeridad, financierización de la economía a expensas de la economía productiva, gobierno de expertos y brecha cada vez mayor entre élites privilegiadas que toman las decisiones y una sociedad que sólo se despierta cuando se ve afectada su capacidad de consumo. Esa hegemonía trajo consigo la pos democracia, la indiferencia política, la sospecha de que no hay alternativas posibles a los dictados del establishment. O de que cualquier anti statu quo está marcada con el estigma del extremismo o el populismo.” Así se define el espíritu que anima a esta autora predilecta de la doctora Kirchner.

¿Y qué decir del presidente Alberto Fernández? Es un hombre leído, un profesor universitario, un funcionario,  que ocupa su alto cargo por decisión omnímoda de la Presidenta y a quien hoy le toca afrontar y en lo posible resolver el aluvión de problemas que azotan a la Argentina.    

En los párrafos que siguen  se  podrá apreciar el pensamiento de Chantal Mouffe, autora de “Por un populismo de izquierda”.

“Dada la connotación tan negativa del término “populismo” en Europa  Occidental, diversos sectores dudan de utilizarlo para asignar un tipo de política que sería aceptada con más facilidad bajo otro nombre. ¿Por qué denominarla populista? ¿Qué ventajas se obtienen con esto? Quisiera señalar que esta connotación negativa es específica del contexto europeo y que, como ya indiqué antes,  responde al intento de los defensores del status que de descalificar a todas las fuerzas que cuestionan su afirmación de que no existe ninguna alternativa a la globalización neoliberal. Este rotulo de tintes peyorativos sirve para presentar a todos esos movimientos como un peligro para la democracia. No obstante, en estos contextos los “movimientos populistas” fueron percibidos de modo positivo, como el Partido del Pueblo surgido en los Estados Unidos en 1891, que defendía políticas progresistas orientadas al fortalecimiento de la democracia…las políticas que reivindicaba fueron adoptadas por los liberales y ejercieron una fuerte influencia sobre el New Deal.

El término se ha mantenido abierto a usos positivos, como podemos apreciar en el amplio reconocimiento a la política de Bernie Sanders, cuya estrategia es, sin duda, populista de izquierda.

Una vez concedido que el populismo puede proporcionar una estrategia política para fortalecer la democracia, en la  coyuntura de Europa Occidental, como el objetivo de utilizarlo para designar la nueva forma de política contrahegemónica contra el orden neoliberal. Entendido como una estrategia política que destaca la necesidad de trazar una frontera política entre el pueblo y la oligarquía, cuestiona la visión pos política que identifica democracia con consenso. Al referirse a la construcción de una voluntad colectiva como una articulación de demandas democráticas, reconoce la necesidad de tomar en cuenta una diversidad de luchas heterogenias, en vez de concebir en términos de “clase”.

Otro aspecto decisivo de la estrategia populista es su reconocimiento del rol que desempeña la dimensión afectiva en las formas políticas de identificación y la importancia de la movilización de los afectos comunes, por lo general ausente en las formas tradicionales de la política de izquierda. Es esencial adoptar una estrategia “populista” en la lucha por establecer una nueva formación hegemónica.

Pero ¿Por qué denominarlo populismo “de izquierda”?. Algunos proponen hablar de populismo “democrático”, otros de populismo “progresistas” o de populismo “humanista”.  Se exponen dos motivos para rechazar el uso del término populismo “de izquierda”. Con la conversión al neoliberalismo de partidos socialdemócratas –  identificados con “la izquierda” – el significante “izquierda” ha quedado desacreditado y perdido toda connotación progresista. Y como no quieren ser identificados con el otro tipo de izquierda – el que afirma representar a la “verdadera” izquierda – los defensores de la estrategia populista prefieren descartar ese rotulo. Creo que hablar de populismo de izquierda resulta suficiente para distinguirlo de la interpretación usual del término.

Para evitar esta determinación política, me parece importante hablar de populismo “de izquierda” en referencia axiológica y que indica los valores que defiende: igualdad y la justicia social. Es fundamental preservar esta dimensión central, en la formulación de una estrategia populista que se proponga radicalizar la democracia. Cuando se reconoce que el “pueblo” puede ser construido de diferentes maneras; los partidos populistas de derecha construyen un “pueblo”, es fundamental, por motivos eminentemente políticos, indicar qué tipo de pueblo se pretende construir. Las metáforas de “la izquierda” aun constituyen marcadores simbólicos clave en el discurso político en las sociedades europeas occidentales. Lo que sí resulta necesario es restaurar la naturaleza política de la confrontación y resignificar el sentido de la izquierda.

La distinción izquierda/derecha puede entenderse como escisión y simultáneamente como frontera. En estos tiempos pos políticos, la diferencia entre izquierda y derecha suele concebirse en términos de una “escisión” –  como un tipo de división que no es estructurada por un antagonismo sino que indica una mera diferencia de posición -. Así entendida, la distinción izquierda/derecha no resulta adecuada para un proyecto de radicalización de la democracia. Esta diferencia se expresa de una manera propiamente política  cuando se indica la existencia de un antagonismo entre las posiciones respectivas y la imposibilidad de una “posición en el centro”.

Es más difícil de transmitir nociones como populismo “progresista”, y que el populismo “de izquierda” subraya la existencia de un antagonismo entre el pueblo y la oligarquía, sin el cual no podría formularse una estrategia hegemónica. Ofrece una oportunidad para su radicalización. Para aprovechar  requiere la construcción de una frontera entre “nosotros” y “ellos”. Solo mediante la restauración del carácter agonista de la democracia podremos movilizar los afectos y crear una voluntad colectiva orientada a la profundización de ideales democráticos. ¿Tendrá éxito este proyecto? Es evidente que no existen garantías, pero sería un grave error desaprovechar la oportunidad que brinda la actual coyuntura.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Basquiat

    El éste embistió al arte. El mes de mayo es el de los grandes remates que han alcanzado ve…
  • Desocupación

    En todo el país hay 2.100.000 personas que buscan trabajo. Se concentra en varones de 30 a…
  • Adiós al lujo: ¿Dice adiós o simplemente hasta luego?

    La industria del lujo se contagió del Covid 19. Está muy afectada. La gente –hasta los ric…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Con un amplio despliegue de personal y maquinarias se realizó un operativo de limpieza en la costanera del río Dulce

Con un amplio despliegue de personal y maquinarias se realizó un operativo de limpieza en …