Inicio Nacionales Por primera vez en su historia, el rompehielos Irízar tuvo a bordo clases de perspectiva de género

Por primera vez en su historia, el rompehielos Irízar tuvo a bordo clases de perspectiva de género

13 minuto leer
Comentarios desactivados en Por primera vez en su historia, el rompehielos Irízar tuvo a bordo clases de perspectiva de género
0

el rompehielos tuvo a bordo clases de perspectiva de género.

VER VIDEO

Durante los entrenamientos que la tripulación del rompehielos ARA Almirante Irizar realizó esta semana en alta mar, una veintena de suboficiales de la Armada completó por primera vez a bordo un curso de perspectiva de género en las Fuerzas Armadas, una iniciativa que partió del comandante del buque y que se enmarca en el cumplimiento de la Ley Micaela y en las políticas que lleva adelante el Ministerio de Defensa.

La tripulación de alrededor de 200 hombres y mujeres del rompehielos realizó diversos entrenamientos y pruebas de máquinas durante cinco días en el Mar Argentino frente a la ciudad de Mar del Plata, como parte de la puesta a punto del Irízar de cara a la Campaña Antártica de Verano 2022/2023.

En este contexto, el comandante del rompehielo, capitán de fragata Carlos Recio, decidió que todo el personal de suboficiales sea capacitado a bordo en un curso con perspectiva de género obligatorio para todos los agentes del Estado, estipulado en la Ley Micaela 27.499.

«En el buque todos los oficiales habíamos hecho el curso de Ley Micaela, pero nos faltaba que los suboficiales más antiguos puedan cumplir con este requisito del Estado nacional», explicó el comandante Recio en diálogo con Télam, a bordo del rompehielo que tiene una dotación de 40 por ciento de personal femenino.

«Hay una integración y un respeto total. Creemos en la igualdad de oportunidades», detalló el comandante desde el puente de mando del rompehielos, mientras detrás suyo una oficial mujer se encargaba de gobernar la dirección del timonel del rompehielos.

Además de recalcar que en todas las áreas del barco hay mujeres de la Armada cumpliendo roles importantes -ya sea en la sala de máquinas, en el helipuerto, en sanidad o en el puente de mando-, Recio subrayó que el vínculo que mantienen con los hombres es «una relación de respeto, trabajo, compañerismo y camaradería».

«Es lo que promulga la Armada argentina en todo momento, igualdad de oportunidades y de trabajo«, remarcó.

En esa línea, el comandante explicó que así sean «tareas en las que hay que hacer fuerza» existen hombres y mujeres «trabajando a la par».

Asesora y coordinadora en formación y capacitación en el área de Género del Ministerio de Defensa, Marina Martínez Acosta.// foto osvaldo fanton

La capacitación a bordo

La capacitación en la ley Micaela a bordo del Irizar estuvo a cargo de la asesora y coordinadora en formación y capacitación en el área de Género del Ministerio de Defensa, Marina Martínez Acosta.

«Tuvimos la suerte de embarcar una representante de Género del Ministerio de Defensa y una representante del departamento de Género de la Armada Argentina. Durante esta prueba de máquinas pudimos capacitar en la Ley Micaela a todo el personal de suboficiales», detalló Recio.

«En este momento tenemos más de 20 cursantes en el buque para capacitar», indicó a Télam la coordinadora, en medio de los preparativos previos a dar una de sus exposiciones en las que participaron suboficiales hombres y mujeres.

En ese sentido, remarcó que fue el comandante Recio quien «se contactó con la directora de Política de Género para solicitar una capacitación», porque «muchas veces» los horarios de los cursos previstos en la Ley Micaela «no concuerdan» con los que tienen algunos militares.

«Las FFAA no vienen de Marte, vienen de la sociedad, y por ende se refleja cierta reticencia a las cuestiones de género»Marina Martínez Acosta

«Se decidió hacer un curso de capacitación especial en el cual se hacen tres encuentros de dos horas y se complementa con una plataforma virtual de la Universidad de la Defensa, donde venimos capacitando en el curso», explicó Martínez.

Sobre el volumen de capacitaciones realizadas hasta el momento, la coordinadora indicó que está en desarrollo «la sexta cohorte», de las que forman parte «alrededor de 3.000 cursantes».

«Es obligatorio para todo el personal de la administración pública nacional y las FFAA pertenecen al Ministerio de Defensa, que es parte del Poder Ejecutivo», apuntó.

Pese a resaltar que existe una «gran predisposición para hacer el curso» y que la relación entre mujeres y hombres de la tripulación «es muy amena», la coordinadora señaló que en la fuerza «muchas veces hay resistencia», al igual que en otros sectores de la población.

«Las FFAA no vienen de Marte, vienen de la sociedad, y por ende se refleja cierta reticencia a las cuestiones de género», sostuvo Martínez, y argumentó que eso sucede porque «no se conoce el concepto de género».

Si bien la presencia de mujeres en la Armada data de hace décadas, fue recién en el 2007 que desde la Escuela Naval Argentina egresaron las primeras 13 mujeres guardiamarinas, el escalafón más bajo entre los oficiales de la fuerza.

Capacitación en primera persona

Una de las tripulantes a bordo del rompehielos es la cabo segunda Marisa Rosales, quien comentó a Télam cómo es su estadía y trabajo en el buque, en el que cumple el rol de electricista en la sala de máquinas.

«Cuando me dijeron que venía acá fue una alegría impresionante. Siempre tuve el deseo de venir y me tocó», dijo y resaltó que con el resto de la tripulación «es muy bueno el trato».

Asimismo, explicó que «no hay diferencia» entre hombres y mujeres dentro del buque y que se siente «muy cómoda y contenta».

«Somos varias las electricistas, en ningún momento me sentí discriminada. Son muy compañeros. Me siento muy cómoda con los masculinos de la unidad», destacó Rosales.

Por su lado, un compañero suyo en el sector de máquinas, el cabo principal Miguel Benítez, hizo mención a cómo es el vínculo con sus colegas mujeres, con quienes comparten todas las áreas del rompehielos salvo los baños y los camarotes.

«Tengo amigos que toda la vida laburaron con mujeres. En mis 15 años que tengo de Marina este es el tercero que comparto a bordo con mujeres», subrayó y resaltó que es el «primer barco» en el que está «con muchas mujeres».

Sin embargo, Benítez destacó que se debe «tener mucho cuidado con el tema del acoso y el abuso de autoridad» y ponderó los cursos de perspectiva de género en las Fuerzas Armadas que brinda el Ministerio de Defensa.

«Viene excelente, para nosotros es nuevo todo esto de tener mujeres a bordo. Uno aprende a medir las palabras. Viene bien la charla tanto para ellas como para nosotros», remarcó el maquinista.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Reconocieron la vocacion de los empleados públicos en Cámara de Diputados

La Legislatura reconoció, valoró y agradeció la vocación puesta en servicio de todos los s…