Inicio Internacionales ¿Por qué se ha retirado Putin de Jersón? «Cuesta mucho imaginar que Moscú vaya a abandonar la zona de forma definitiva»

¿Por qué se ha retirado Putin de Jersón? «Cuesta mucho imaginar que Moscú vaya a abandonar la zona de forma definitiva»

10 minuto leer
Comentarios desactivados en ¿Por qué se ha retirado Putin de Jersón? «Cuesta mucho imaginar que Moscú vaya a abandonar la zona de forma definitiva»
0

Nueve meses de guerra y los éxitos de Putin se cuentan por bastantes menos que sus fracasos. Ese es el resumen rápido. A Rusia no le ha salido bien ni su plan A, ni parece que lo esté haciendo la opción B: en un primer momento en la agenda estaba la toma de Kiev y la deposición del Gobierno de Volodimir Zelenski, pero Moscú tuvo que corregir en cuestión de semanas. La alternativa pasa (todavía) por la anexión y el control de determinadas zonas. Así, Zaporiyia, Donetsk, Lugansk y Jersón pasaron a ser rusas ilegalmente, pero las tropas de Putin no llegaron a controlarlas del todo.

Tanto es así que en la lista de ‘debes’ de Rusia se ha añadido precisamente la retirada de Jersón, que además era la única capital regional ucraniana que llegó a controlar en algún momento. ¿Qué le ha pasado ahora a Moscú? El Kremlin aseguró que sus tropas estaban acorraladas en un margen del río Dniéper y que el objetivo es «proteger a los civiles». Ucrania, en cambio, se hizo fuerte y la contraofensiva, aunque más lenta, sigue. 

Eso sí, Zelenski no se fía: cree que el repliegue puede ser simplemente una reagrupación de fuerzas. Ahora Rusia puede centrarse en otros frentes como el Donbás, que sigue siendo otro de los epicentros del conflicto. Mientras, el giro sirve para mantener activo el apoyo occidental a Kiev a las puertas de un invierno que será duro. «Hemos tomado nota del anuncio de Rusia de retirarse de Jersón. Tenemos que ver cómo se desarrolla la situación sobre el terreno en los próximos días», sostuvo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. La conclusión de la Alianza es que Rusia está ahora «bajo una fuerte presión». La clave está en saber si la aguantará.

El coronel Manuel Morato, Agregado de Defensa para Rusia y Ucrania en Moscú entre 2004 y 2008, explica a 20minutos que «son tantas las variables y es tan poco fiable la información que tenemos que es muy difícil hacer ningún tipo de análisis. Podemos solo especular«. La clave ahora mismo por lo tanto es la prudencia: «No se puede hacer una valoración como tal de la situación».

«La información que se recibe es interesada, de uno y otro lado. En Occidente, por ejemplo, está claro que estamos apoyando a Ucrania y no nos interesa poner en peligro su estrategia«, continúa el coronel, que hace hincapié sobre todo en la incertidumbre. «Es verdad que la zona se está dejando libre de civiles, y además eso Rusia lo vende como una forma de evitar que haya más muertes y eso es, dicen, lo que no ha hecho Ucrania en Mariúpol», sostiene.

Las guerras están llenas de batallas que se ganan y se pierden pero que no necesariamente alumbran el final

Sobre la mesa se puede poner también otra lectura. «Creo que esto podría ser, mirando las posibilidades, la antesala de provocar una situación que podría justificar para algunos una negociación, un alto el fuego», comenta Morato, que quiere dejar clara una cosa: «Lo que me cuesta mucho imaginar es que Moscú vaya a abandonar esta zona de una forma definitiva. Las guerras están llenas de batallas que se ganan y se pierden pero que no necesariamente alumbran el final».

Aunque a nivel de relato el giro puede ser muy relevante, sobre el terreno las cosas son diferentes. Más allá de verlo como una derrota de Moscú, la guerra no ha terminado. «No me imagino a Rusia cediendo Jersón ni ninguna otra zona que ya forman parte de su territorio, según ellos. Estos lugares los doy por perdidos para Ucrania», expresa Morato, quien añade que «pese a que estamos viendo triunfos ucranianos la realidad, aparte de los muertos y de la destrucción, es que Ucrania ha perdido una parte muy importante de su territorio». Asimismo, está la opción de una reacción del Kremlin. «No hay que pensar que Rusia no va a contraatacar de forma violenta, y Zelenski está siendo prudente», concluye el coronel.

Alba Leiva, máster en Geopolítica y Estudios Estratégicos por la Universidad Carlos III y analista en El Orden Mundial, cita análisis ya conocidos para recordar que «la falta de conexiones de los puentes del río Dniéper han dejado muy aislada la zona de Jersón, y a Rusia no le merece la pena defenderla. Aunque yo creo que la conclusión es que no tienen las capacidades militares suficientes para proteger esa ciudad sin tener unas pérdidas significativas». Sobre los detalles es más complicado ir, pero podrían además estar redirigiendo su estrategia.

La falta de conexiones de los puentes del río Dniéper han dejado muy aislada la zona de Jersón, y a Rusia no le merece la pena defenderla

Leiva sí lo apunta como «un fracaso» para Putin. «Es otra prueba más de que la estrategia de Rusia para Ucrania está mal conceptualizada, no ha tenido una buena estrategia y ya tuvo retrocesos hace unos meses. Ahora mismo se ha anexionado regiones que no ha sido capaz de defender. Si has estado meses defendiendo una ciudad y ahora te retiras para mí es una clara derrota». La analista considera que Jersón es una prueba de que Moscú «está cometiendo errores», pero coincide con Morato: «No se van a rendir mañana. Rusia no se plantea rendirse en ningún momento».


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Reconocieron la vocacion de los empleados públicos en Cámara de Diputados

La Legislatura reconoció, valoró y agradeció la vocación puesta en servicio de todos los s…