Inicio Internacionales Putin avisa de que los tanques de Occidente «arderán» en el campo de batalla con Alemania acorralada para que envíe Leopard a Kiev

Putin avisa de que los tanques de Occidente «arderán» en el campo de batalla con Alemania acorralada para que envíe Leopard a Kiev

12 minuto leer
Comentarios desactivados en Putin avisa de que los tanques de Occidente «arderán» en el campo de batalla con Alemania acorralada para que envíe Leopard a Kiev
0

«Los tanques arderán como todo lo demás». La retórica del Kremlin ha vuelto a endurecerse, y parece haberlo hecho por dos motivos: la victoria en Soledar, ya reconocida por Ucrania, que es la primera en los últimos seis meses de invasión, y la tesis cada vez más consolidada de que el conflicto se puede alargar más allá incluso de este 2023. Así, Moscú advierte a los aliados de Volodimir Zelenski de que los tanques prometidos en los últimos días por varios gobiernos «arderán» en el campo de batalla. Mientras, en el otro lado crece la presión sobre Alemania para que envíe Leopard a Kiev, en un contexto además de crisis para el Gobierno de Scholz después de la dimisión de su ministra de Defensa, Christine Lambrecht.

En ese escenario, el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, no oculta que Moscú ve «muy mal» compromisos como los de Polonia o Reino Unido, a pesar de que al mismo tiempo no cree que la llegada de equipos más avanzados pueda terminar de inclinar la balanza a favor de Ucrania. Solamente sirven para «alargar» el conflicto, según Peskov, que ha acusado a los gobiernos occidentales de no pensar en el futuro de la población ucraniana y de centrarse únicamente en sus metas «antirrusas».

Pero hay un frente, formado por los Bálticos, que tiene claro el camino a seguir: Ucrania puede ganar la guerra, y para hacerlo necesita un apoyo rotundo por parte de Occidente. En su viaje a Alemania, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró que si no hay más suministro a Ucrania el conflicto puede desembocar en la III Guerra Mundial. De este modo, Morawieki ha exigido a las autoridades germanas «acciones decisivas» que permitan «la entrega de todo tipo de armas a Ucrania» en el marco de una guerra que se acerca ya a su undécimo mes de actividad sin atisbos de un acuerdo de paz. Lo que sí ha comenzado en Alemania ha sido el proceso para enviar sistemas de defensa antiaérea Patriot a Polonia precisamente para que asegure su frontera.

Si hemos estado invirtiendo durante años en equipos de guerra pesados y tanques, no deben quedarse para nosotros en los almacenes

«Si hemos estado invirtiendo durante años en equipos de guerra pesados y tanques, no deben quedarse para nosotros en los almacenes, sino ponerse en manos de los defensores de Europa», ha aseverado el primer ministro Morawiecki. Desde Varsovia, de hecho, ya anunciaron la semana pasada el envío a Ucrania de carros de combate modelo Leopard, de fabricación alemana. Desde entonces, tanto el presidente polaco, Andrzej Duda, como el primer ministro han intensificado la presión sobre Berlín para que se adhiera a estos suministros. 

Sin embargo, de acuerdo con los contratos de venta de los Leopard entre Varsovia y Berlín, las autoridades alemanas deben dar su visto bueno al traslado de estos carros de combate a terceros países. Bien es cierto que desde Alemania parece no haberse puesto impedimento para que los Leopard de Polonia acaben en manos ucranianas. Al final estos choques evidencian que hay dos planteamientos sobre el futuro de la guerra. Una más centrada en la disuasión, que defienden Alemania o Francia pese a que París sí mantiene su compromiso a nivel de ayuda, y otra convencida de que solo con más armas Kiev puede ganar.

Vladimir Putin ha encontrado, no obstante, en su homólogo turco Recep Tayipp Erdogan al líder idóneo para trasladar sus mensajes. Este mismo lunes, en una conversación telefónica aseguró que el suministro de armas occidentales a Ucrania supone «una escalada» en el conflicto. Además, censuró la «hipocresía» del Gobierno de Zelenski, que «rechazó la propuesta de un alto el fuego por la Navidad ortodoxa» a principios de este mes. Durante su conversación, de aproximadamente una hora, ambos líderes abordaron el intercambio de prisioneros entre Moscú y Kiev, «principalmente de los heridos», detalló el Kremlin en un comunicado.

Europa, mientras la guerra avanza, trabaja para protegerse a sí misma. Y es que la Comisión Europea ha apremiado este lunes a los países de la Unión Europea a aplicar cuánto antes las nuevas normas acordadas para reforzar la seguridad de infraestructuras clave frente al riesgo de sabotajes o ataques cibernéticos, unas reglas para las que los 27 disponen de dos años para trasladar a su legislación nacional pero que Bruselas pide agilizar.

«El sabotaje de los gasoductos de Nord Stream dejó bien claro que nuestras infraestructuras críticas están bajo amenaza», ha dicho en una rueda de prensa la portavoz comunitaria de Interior, Anitta Hipper, quien ha recordado que han pasado dos años desde que el Ejecutivo comunitario propuso los cambios en las directivas sobre infraestructuras que este lunes entran en vigor y que las autoridades nacionales deben aplicar en un plazo de 21 meses. «Las nuevas reglas reforzarán nuestra ciberseguridad y nuestra capacidad de resistencia, incluido frente a ataques terroristas, amenazas internas o sabotajes», ha detallado Hipper para recalcar la importancia de que los países transpongan la reforma «rápidamente».

El objetivo de la revisión de las directivas sobre altos estándares comunes sobre ciberseguridad y sobre la capacidad de resistencia de infraestructuras críticas es armonizar estándares mínimos en la protección frente a nuevas formas de amenaza, así como ampliar la clasificación de sectores considerados «críticos» para incluir, por ejemplo, las infraestructuras energéticas y de transportes.

Por otro lado, la oficina de la ONU para los Derechos Humanos ya tiene confirmadas más de 7.000 muertes civiles desde el inicio de la guerra, ayunque asume que la cifra real de víctimas será «considerablemente mayor». Naciones Unidas elabora su propio recuento a partir de informaciones contrastadas y hasta el momento tiene constancia de 7.031 muertos, entre ellos 433 menores de edad. Solamente en la primera quincena de enero han perdido la vida al menos 388 civiles. La gran mayoría de las víctimas corresponden al este del país, que concentra buena parte de las hostilidades -solo en las regiones de Donetsk y Lugansk hay 9.853 muertos o heridos-, mientras que la mayoría de los daños infligidos sobre civiles deriva del uso de armamento explosivo de amplio alcance, por ejemplo lanzamientos de misiles o de proyectiles de artillería.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

«Está muy relacionado con el kirchnerismo» – NCN

En el marco de lo que será una nueva reunión de la Comisión de Juicio Político, en dónde s…