Inicio Internacionales ¿Qué sucede con Frontex? Los países desconfían de una agencia bajo permanente sospecha

¿Qué sucede con Frontex? Los países desconfían de una agencia bajo permanente sospecha

13 minuto leer
Comentarios desactivados en ¿Qué sucede con Frontex? Los países desconfían de una agencia bajo permanente sospecha
0


Ni España en la crisis con Marruecos, ni Polonia, Lituania o Letonia ante el choque con Bielorrusia. Los Estados miembros apenas recurren a Frontex a pesar de tener esa posibilidad. ¿Por qué? La realidad es que la agencia de control de fronteras de la UE lleva mucho tiempo bajo sospecha, entre acusaciones de vulnerar los derechos humanos y con una sombra muy alargada de la corrupción sobre su director, el francés Fabrice Leggeri.

El pasado mes de febrero se constituyó un grupo de 15 eurodiputados para investigar la situación de la agencia y si de verdad vulneraba los derechos fundamentales. La delegación de la Eurocámara apuntó en el informe que la agencia falló a la hora de abordar supuestas devoluciones en caliente y apunta a la necesidad de una reorganización para asegurar el respeto de los derechos humanos en las operaciones en que participa. De acuerdo con el informe, la agencia no trató correctamente las denuncias de devoluciones en caliente, que no hizo nada para prevenir violaciones de derechos fundamentales ni el riesgo de que se repitan esos episodios.

En todo caso, los eurodiputados apuntaron a través del informe que no se han encontrado “pruebas concluyentes” de la actuación de Frontex en los “graves incidentes” de rechazos o expulsiones colectivas que el grupo de trabajo ha podido examinar. Pero la agencia camina en el alambre.

Javier Moreno, jefe de la delegación española del PSOE en el Parlamento Europeo, y Sira Rego, eurodiputada de IU, que forman parte del grupo explican a 20minutos que las conversaciones con la agencia evidencian una serie de problemas que resolver. Moreno recuerda que los socialistas españoles «siempre estuvimos a favor» de que se hiciera Frontex, en el año 2006. Ya en aquel entonces, dice Moreno, «pedimos varias cosas que ahora siguen sin estar en funcionamiento».

«A lo largo de este tiempo sí que se han hecho cosas bien», y la agencia «ha crecido muchísimo», pero con el mandato de Leggeri «se han descuidado un poco los derechos fundamentales» y por eso se ha dado toda esta investigación. «Siempre he pedido crear un mecanismo europeo de búsqueda y salvamento marítimo«, prosigue Moreno, al tiempo que añade que el Parlamento «está haciendo presión» para que se tomen decisiones. «Este grupo de trabajo sí ha servido para eso, para poner presión y para que Leggeri vea un poco las orejas al lobo». La clave está, dice, en «modificar el mandato» para que Frontex ejerza precisamente esas labores de salvamento.

«Según Leggeri hay un montón de medidas que se están tomando siguiendo las recomendaciones del Parlamento, pero nosotros nos parece insuficiente, porque creemos que hay un problema estructural«, comenta Rego. Y desarrolla además cuál es la situación de Frontex: «Nos encontramos que hay otras recomendaciones, como la evaluación sobre el uso de la fuerza, que no van a implementar. Además, ha seguido habiendo devoluciones en caliente». La conclusión, con todo, es bastante rotunda. «Creemos que Frontex está fuera de control y no hablamos de una agencia que se dedica a cuestiones menores. Utilizan un despliegue de herramientas de control y armamentísticas importante y el control tiene que ser exhaustivo», expresa Rego.

En palabras de Moreno, lo necesario «es reforzar los mecanismos», pero la situación es «complicada». De cara al futuro, pide, igual que Rego, «insistir en los derechos fundamentales y que no sea solo represión y retornos». El eurodiputado es rotundo: «La izquierda tenemos que insistir en esto». En los próximos años Frontex quiere formar a 10.000 agentes, y Moreno cree que si eso cuaja «es porque los Estados miembros ya ven positivo ceder algo más de soberanía». El socialista considera que eso es «positivo» porque si se consigue bajo unos estándares comunes «el mensaje de la UE es muy potente».

«Estamos en la posición de que hay que hacer una agencia efectiva»

Las medidas, según la eurodiputada española, tienen que ser drásticas. «Estamos en la posición de que hay que abolirla y hacer una agencia efectiva«, porque considera que «se ha comprado la narrativa de la extrema derecha para montar este chiringuito, y eso es irreal». Hay una parte, por tanto, de relato. «El problema», prosigue Rego, «es que si a la gente la retienes y no hay vías seguras, esa foto te va a alimentar ese relato». Añade asimismo un punto importante: «La cifra total de gente que llega va disminuyendo año a año, pero gente que viene destrozada por la guerra tú no puedes utilizarla».

Rego sentencia que se pueden «hacer mejor las cosas» en materia de migración en la UE. «El problema es que la propuesta que hace la Comisión para un pacto común es horrorosa, y nosotros hemos hecho un contrapropuesta, centrada en vías legales y seguras», expresa. «En Europa hay recursos para hacer las cosas bien, no tenemos un problema de recursos», asume la eurodiputada. «Gastamos mucho dinero y si en lugar de ponerse para muros -como el que Polonia quiere levantar en su frontera con Bielorrusia- se invirtiera para procesos de acompañamiento y para invertir en los territorios de llegada no tendrías un problema con la migración», concluye.

¿Una cuestión de competencias?

Alicia García, politóloga y analista especializada en migraciones, apunta que han saltado un poco más las alarmas en torno a Frontex y que las situaciones ya se venían denunciando desde hace tiempo. «Internamente está teniendo muchos problemas de transparencia y de rendición de cuentas«, sostiene. Además, «muchos de los Estados miembros que hacen frontera exterior de la UE tienen bastantes reticencias con la presencia de Frontex», pero por distintos motivos. «Polonia se puede imponer a un mayor despliegue para que no se vulnere su soberanía» y podría «entrar en disputa con las leyes que ha aprobado». 

Pero en el caso de España, que es otro país «bastante crítico» con la entrada de efectivos de Frontex porque «las fuerzas de seguridad del Estado prefieren tener el control y el mando sobre los efectivos» de la agenda europea, que no haya «un conflicto en cuanto a las competencias». García diferencia entre los motivos por los que no se quiere recurrir a Frontex.

Para la experta, que se mine la imagen de Frontex «resta a la UE» y por eso la opción de acabar con la agencia y crear una nueva pero con otros planteamientos puede darse, pero es compleja. «No sabemos si se puede, digamos, limpiar la agencia o si directamente hay que refundarla empezando de cero no lo tengo claro. Es un debate demasiado delicado», termina, antes de añadir que haría falta «una gran revisión de lo que es Frontex».


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Un diputado de Santa Cruz y otro de La Rioja formaron un nuevo interbloque en Diputados – NCN

El flamante diputado nacional Claudio Vidal, de Somos Energía Santa Cruz, y el riojano Fel…