Inicio Internacionales Que viene el lobo

Que viene el lobo

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Que viene el lobo
0


El 15 de noviembre Trump hará un importante anuncio. No hace falta ser un gurú de la política para adivinar qué va a decir desde su residencia de Mar-a-Lago, en Florida. Que vuelve, que se va a presentar a las elecciones. Solo un milagro ahora mismo podría evitarlo. Porque realmente Trump nunca llegó a irse. Desde que perdió las elecciones de 2020 ha estado calentando el debate político para su regreso: no ha dejado de repetir que la victoria de Biden fue un fraude y lo ha vuelto a decir, de forma machacona, durante la campaña de estas elecciones de mitad de mandato. «Si ganan los demócratas, nos habrán vuelto a timar», les ha dicho a los suyos.

El riesgo de la vuelta de Trump y de todo lo que representa lo vamos a vivir durante los dos próximos años. A falta del recuento del voto anticipado, todo apunta a que los republicanos van a retomar el control de la Cámara de Representantes y del Senado. Nancy Pelosi dejará su cargo y lo ocupará un republicano que bebe de los postulados de Trump. Un hombre que, en palabras de la hija de Dick Cheney, vicepresidente republicano con Bush hijo, «es capaz de sacrificarlo todo para su beneficio personal». Muy tranquilizadora esa descripción del hombre que ocupará uno de los cargos más importantes de la democracia estadounidense.

Dentro del partido republicano son muchos los que alertan del peligro de la vuelta de Trump. De la deriva que tomaría la formación. Ya lo vivieron también ellos durante cuatro años. El problema es que las mentiras y la división que plantea en cada discurso lo compran muchos de los candidatos que quieren medrar en el partido. Saben que las barbaridades de Trump dan votos y en eso están, en sumar votos como sea y a costa de lo que sea.

El riesgo de la vuelta de Trump lo vamos a vivir durante los dos próximos años

Solo el dinero puede salvar al partido y al país de esa catástrofe. Uno de los mayores donantes del partido republicano, el multimillonario Ken Griffin (se cree que en la campaña de 2020 invirtió 60 millones de dólares, ahí es nada) ha pedido superar la etapa de Trump, buscar a una nueva generación que dé un impulso al partido. Si no tiene el colchón que necesita para lanzar su campaña, seguramente Trump se lo pensará dos veces. Su fortuna es la que es y no está dispuesto a dilapidarla por volver a la Casa Blanca… o sí.

Que le falten los apoyos económicos o que voces críticas dentro del partido pongan en evidencia las contradicciones y mentiras de Trump es lo único que puede servir para que la democracia de ese país no se tambalee. Durante estos días muchos han alertado de que las papeletas de estas elecciones no reflejaban lo que realmente estaba en juego, que los votantes deberían elegir si querían seguir manteniendo la democracia tal y como la conocen o querían explorar un camino mucho más incierto, con mucho más ruido y mucho más odio. Y ahí están, decidiendo qué hacen.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Gerardo Zamora recibió la visita de la ministra de salud de Catamarca

El gobernador se reunió con María Manuela Ávila, quien se encuentra recopilando informació…