Inicio Gremiales Quiénes son y cómo legislan los diputados de extracción sindical

Quiénes son y cómo legislan los diputados de extracción sindical

12 minuto leer
Comentarios desactivados en Quiénes son y cómo legislan los diputados de extracción sindical
0

Puede ser que suene a uno más; pero acaso es un hilo -fino por cierto- del cual puede germinar una esperanza para salir de la complejísima situación económica en la que se encuentra el país: hablamos del Pacto Social como una herramienta de acercamiento de posiciones entre sindicatos y empresarios, promovidas por el posible próximo presidente, Alberto Fernández. En Tucumán, hace 15 días, se empezó a hablar de este tema en un encuentro tripartito Fernández, empresarios, sindicatos; que también contó con la presencia de varios gobernadores peronistas.

Este jueves tuvo lugar el segundo capítulo de aquel tucumanazo: fue en nuestra city porteña, en la sede de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) cuyo titular, Marcelo Fernández, recibió a representantes de sus cámaras adheridas y a múltiples gremios industriales (textiles, alimentación, curtidores, trigo, vidrio, calzado, metalúrgicos, etc). La idea del encuentro es armar mesas sectoriales para llevarle propuestas al gobierno para reactivar producción y consumo.

Dato: las más de treinta cámaras que nutren a CGERA discuten con los gremios una cantidad similar de Convenios Colectivos de Trabajo; además de ser las Pymes el sector más golpeado.

La delegación de la CGT estuvo encabezada por los hermanos Daer: Héctor en su calidad de conductor de la Central obrera; y Rodolfo por ser el secretario de Industria de la CGT; además de ser dirigente del rubro Alimentación. Post encuentro, Rodolfo conversó con Mundo Gremial.

-El pacto social se traduce en que cada sector aporta algo para reactivar la economía. En el caso de los sindicatos, ¿cuál sería ese aporte? ¿Discutir Convenios?

-Primero te cuento que el trabajo fundamental que vino realizando la CGT con CGERA fue en defensa de la producción nacional de pequeñas y medianas empresas. Compartimos movilizaciones con CGERA y esto nos comunica con la posibilidad, y a la luz del clima electoral que se va a marcar rotundamente en octubre, hablo del triunfo de Fernández-Fernández, de aportar ideas sin discriminar sectores. En segundo término, acabo de cerrar mi exposición planteando que la reforma laboral en este contexto, cuando existe tremenda recesión producto del fracaso de la política económica y del sistema financiero que está orientado a la especulación, es para quitar derechos a los trabajadores. Esto no significa que no haya que adaptar convenios a las nuevas tecnologías.

-¿Por ejemplo?

-Voy a hablar por Alimentación. Nuestro sector está paralizado, no hay producción porque no hay demanda porque está estrangulado el mercado interno: las fábricas, no importa el porte, están a un 20% de producción. Ahora en un proceso productivo donde la paridad de fuerza, con igualdad de relación en la negociación de los trabajadores y el sector empresario, adecuar los convenios a la robotización digo claro que sí. Pero hoy este contexto económico no existe.

-Algunos sectores empresarios dicen que para que haya pacto debe haber reforma laboral… ¿cómo son los pasos a seguir entonces?

-Hay algunos voceros del sector industrial que hablan del pacto para lo cual plantean que debe existir una reforma laboral. Si se plantea que para llevar adelante el Pacto hay que hacer Reforma es una mirada totalmente egoísta, mezquina y arribista. La situación que hoy tenemos en nuestro país no es consecuencia de la Ley de Contrato de Trabajo, de los convenios ni de los aumentos salariales. Al contrario, el empobrecimiento de los asalariados tiene que ver con la ineficacia de la política económica que no estuvo orientada a la producción ya que si hubiera estado orientada a la producción hubiera estado orientada al trabajo.

-¿Qué opina del comercio exterior? Este gobierno tuvo políticas de apertura a las importaciones…

-Hay que administrar el comercio exterior: no puede ser que vengan latas de tomate de Italia con la recesión productiva y laboral que hay en nuestro país. Es un disparate.

-Argentina está atrasada en la discusión del marco laboral, teniendo en cuenta que otros países del mundo ya lo han hecho; lo pregunto más allá de esta coyuntura: si esa discusión ya no se debería haber hecho

-Durante 8 años estuve en la Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT; NdR: durante los noventas) y nuestra legislación laboral, fundamentalmente la Ley de Contrato de Trabajo, está estrechamente vinculada a la mirada europea del estado de bienestar. Si algo nos jerarquizó a la Argentina del resto de América es la movilidad social. La movilidad social que ha tenido nuestro país, y que ahora no tiene por los retrocesos, fue un orgullo por la Ley de Contrato de Trabajo y por la racionalidad que existe entre las dirigencias sindicales y patronales para encontrar los consensos en los Convenios. Esto no quiere decir que hay que eliminar derechos, que tenemos que adecuar las nuevas tecnologías, por supuesto pero debe estar apoyado sobre la reactivación del proceso productivo que hoy no existe.

-La conducción tripartita de la CGT nació en agosto de 2016 cuando Macri llevaba nueve meses de gobierno; casi convivieron todo este tiempo: ¿cómo describe ese vínculo con el Cambiemos? ¿Cómo vio el rol de la CGT? ¿Acaso le hubiera gustado una CGT más callejera?

-Estamos en democracia y tenemos una plena convivencia y en los disensos por no compartir la mirada económica pero las definiciones quedan en voto de la gente. Tuvimos una CGT en la calle y hoy seguimos teniendo la ley de paritarias y convenios por cada uno de los sindicatos. Si hubiese sido por sectores empresarios y económicos se hubiesen eliminado las indemnizaciones, la antigüedad y las categorías. Hay sectores que siguen pensando que el mejor sindicato es el que no existe porque siempre hay usinas neoliberales que no quieren este modelo sindical o el sindicato por empresa. Si hoy sigue existiendo todo esto es gracias a esta CGT y a las anteriores.

-O sea, ¿fue una CGT de resistencia?

-No. Fue una CGT que tuvo la responsabilidad de defender lo que tenía que defender son firmeza manteniendo los principios fundamentales del derecho individual y colectivo de los trabajadores.




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Gremiales
Comentarios cerrados

Mira además

Erdogan insiste en que ha pactado con EE UU una zona de seguridad a lo largo de toda la frontera siria | Internacional

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió este viernes en que el acuerdo de alto…