Inicio Internacionales «Si Ucrania entra en Crimea podríamos estar ante una guerra mundial»

«Si Ucrania entra en Crimea podríamos estar ante una guerra mundial»

21 minuto leer
Comentarios desactivados en «Si Ucrania entra en Crimea podríamos estar ante una guerra mundial»
0

En un intento de dar sentido a lo que está ocurriendo en la guerra en Ucrania, uno de los grandes especialistas sobre Rusia, el historiador Orlando Figes (Londres, 1959), publica un nuevo libro de la mano de la editorial Taurus. La Historia de Rusia explica en sus páginas la reconstrucción de la historia, los mitos y la cultura que han dado lugar a la Rusia de Putin y sus ambiciones nacionalistas. Un país que, según el autor, ha reinventado constantemente su propio relato, algo que se ha comprobado durante la invasión de Ucrania con las constantes comparaciones de Putin con los grandes personajes y guerras patrias.

El profesor de Historia del Birkbeck College de la Universidad de Londres y autor de varios best sellers centrados en Rusia, y traducidos a más de quince lenguas, atiende a 20minutos en la sede de la Fundación Juan March, desde donde este viernes ha ofrecido una charla sobre su obra. Figes, que es también colaborador habitual de The New York Review of Books y miembro de la Royal Society of Literature, examina en esta entrevista el pasado y el futuro de un país como Rusia, además de analizar una guerra que está cerca de cumplir ya los nueves meses, pero que tiene un trasfondo que se remonta a siglos atrás.

En el libro La Historia de Rusia asegura que Putin se ha convertido en una víctima de sus propios mitos acerca del «mundo ruso». ¿A qué se refiere?Putin es un fanático de la historia y lee mucho sobre historia rusa. Eso sí, probablemente de naturaleza conservadora e imperialista y sobre personajes del siglo XIX que desarrollaron los conceptos de ‘la gran Rusia’ y con Ucrania como apéndice de ella. Una visión bastante común en la sociedad rusa. Desde 2012 hay una distinción cada vez mayor en la forma en que se perciben a sí mismo los rusos por narrativas e historias que se han contado una y otra vez. En 2016 se hizo una encuesta sobre quién era el ruso mas importante de la historia…

¿Y quién ganó?Alexandre Nevski, aunque dicen que ganó Stalin y lo cambiaron. De Nevski se habla mucho pero no se conoce nada, solo que se le considera un santo y que tenemos crónicas medievales y jeroglíficos sobre él. Es una figura mítica muy usada, pero la mayoría le conoce a través de la película de Eisenstein, de la que Putin a menudo cita frases. Otro concepto que ha calado mucho es el que esgrimía Alejandro I de Rusia, que decía que necesitaban un líder fuerte que les protegiera.

¿Cree que así es como se ve el propio Putin?En gran medida, sí. La historia de Rusia que han aprendido en colegios, películas y libros es que no es un país agresivo, sino que se defiende de los ataques de Occidente que generalmente llegan desde Ucrania y Polonia. Esa es la historia que se cuenta de Nevski: les damos la bienvenida y vienen a destruirnos. Aseguran que se les ataca y quieren destruir y robar la esencia ortodoxa; y por eso necesitan un líder fuerte, para que los eche.

Entrando en los motivos de la guerra, Putin ha dicho que comenzó la ofensiva para evitar la expansión de la OTAN. Sin embargo, Rusia ya compartía frontera con la OTAN en el Báltico y quizás en un futuro lo haga con Finlandia. ¿Por qué cree que con Ucrania ha respondido así?Ucrania no es un estado del Báltico. Ucrania es fundamental para la identidad rusa. Es el lugar de nacimiento de lo que consideran su civilización y cristiandad. Era una de las zonas mas importantes del imperio ruso porque tenía una importancia económica tremenda y era su frontera sur. Desde 1991, Ucrania siempre ha sido un problema. Pero no solo para Putin, también lo fue para Boris Yeltsin. La guerra está mal y Ucrania es un país soberano, pero la idea de que Crimea debe pertenecer a Rusia y que la región de la Nueva Rusia debe ser parte de la Federación es una idea que tiene un amplio consenso en el país. No justifica una guerra, pero necesitamos entender qué hay detrás de esto. La justificación de Putin sobre la expansión de la OTAN no puede ser un casus belli. Esto no tiene que ver con el mundo ruso idealizado, sino con un simple pleito de tierras. Una guerra imperial que no se resigna a que su colonia más relevante les sea arrebatada y diga que no quiere estar con ellos.

El historiador Orlando Figes, durante la entrevista con 20minutos.
Jorge Paris

Durante el primer mandato, Putin parecía dispuesto a acercarse a la OTAN, pero cuenta en el libro que tanto la OTAN como la Unión Europea perdieron entonces la oportunidad de poner fin al ciclo histórico de tener a Rusia como rival de Occidente. ¿Cómo deberían haber actuado?Se manejó muy mal la expansión de la OTAN. A los rusos en los 90 se les maltrató al no consultarles debidamente. Solo les dijeron lo que iba a pasar. Los estadounidenses se comportaban como si hubiesen ganado la Guerra Fría y los perdedores fueron los rusos. Esto agravó el problema y así lo sienten los rusos, que ya de por sí tienen sus propios resentimientos contra Occidente, además de la necesidad que tienen de ser reconocidos como potencia mundial. Tras los ataques del 11-S, cuando Putin ofreció ayuda en la guerra contra el terrorismo y preguntó cuándo iba a entrar en la Alianza, la respuesta que recibió fue que no. Ahí quedó clarísimo para Rusia que la OTAN era directamente un alianza contra ellos.

¿Esto significa que siempre habrá tensión entre Rusia y la Alianza si los países que fueron soviéticos tratan de acercarse a la OTAN?Es que el problema puede ser la misma Alianza Atlántica. Los antiguos Estados satélites rusos de Europa Occidental no veían la hora de entrar en la OTAN cuando acabo la Unión Soviética. Son países soberanos y pueden decidir lo que quieran y algunos de ellos tenían unas experiencias horrorosas con Rusia y necesitaban acuerdos de seguridad; pero tener esos acuerdos con una alianza antirusa les iba a costar. Habría sido mejor si la OTAN hubiera dado una participación mas estrecha a Rusia desde 1991 en un marco de conversaciones para la nueva configuración de seguridad de la zona.

Después de las retiradas y errores que ha cometido Rusia en la guerra (la última de ellas en Jersón, la única capital de provincia conquistada desde el inicio de la invasión), ¿cómo va a reconfigurar Rusia su relato para seguir presentándose ante el mundo como una potencia militar?Su imagen está muy tocada. Se está quedando cada vez mas aislada y va a seguir aislada del mundo occidental durante mucho tiempo. A lo más que puede aspirar considerando el reciente desarrollo de la guerra es a saber que no puede ganarle a Ucrania. Son muy débiles y tengo la esperanza de que estén pasando de sus planes máximos a un plan mínimo: preguntarse cuánto pueden quedarse de estas tierras ajenas para hacer parecer que han obtenido una victoria. Me imagino que ese mínimo es Jersón, al sur del Dniéper, y el corredor hacia Rusia.

¿Y como asumirán esas derrotas militares una sociedad como la rusa que está acostumbrada a que le digan que es una gran potencia?Puede ser un alivio. Cuanto antes termine la guerra será mejor también para el pueblo ruso, que está empezando lentamente a darse cuenta de lo que sucede en realidad. Ya saben que es una guerra y no una ‘operación especial’ como lo decora la propaganda. La gente sabe que están invadiendo otro país. ¿Cuántas vidas ha costado esta guerra? ¿Más de 70.000? No lo sabemos. Son muchas vidas. Si no inician una negociación, se va a perpetuar y puede suponer cientos de miles de muertes. No creo que el Gobierno pueda permitírselo. Además hay gente en contra de la guerra y está el problema económico. En las encuestas no se sabe cuántos ruso hay scontrarios a la guerra porque la gente dice a los encuestadores lo que creen que quieren oír. Mientras más se prolongue la guerra y más se reclute a civiles sin alimentación, equipo, uniforme, medicamentos…  más se drenará el régimen.

Zelenski dice que recuperar Crimea es necesario para acabar la guerra. ¿Cree que volveremos a ver ese territorio en manos ucranianas?Ahí es donde está el gran problema para la OTAN porque, por el momento, dejan en manos de los ucranianos la decisión de a qué llaman victoria. Pero si las fuerzas ucranianas entran en Crimea con apoyo occidental, temo que entonces los rusos desplegarían armas nucleares tácticas. Hay que dejar muy claro hasta dónde puede llegar la guerra.

¿Eso significa que Crimea es una línea roja?Totalmente. Para Putin lo es. Ya hemos visto ataques en Bélgorod y en otros lugares de Rusia, pero si se intenta reconquistar Crimea o si los territorios que Putin tenía desde 2014 se le van de las manos, ahí sí podríamos enfrentarnos a la amenaza de una guerra mundial nuclear.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista historiador Orlando Figes
El historiador Orlando Figes, durante la entrevista con 20minutos.
Jorge Paris

¿Qué tiene que pasar para que se llegue a un alto el fuego?Estamos muy lejos de un alto el fuego. La guerra ahora entra en una fase nueva porque viene el invierno y los rusos se van a atrincherar. Por eso están cediendo la orilla occidental del rio Dniéper. La fase actual es la de destruir infraestructura ucraniana, para crear un problema de refugiados e iniciar una guerra económica contra Occidente. Ahí eso donde nos jugamos la guerra y se va a decidir todo. Lo que determine el resultado de la guerra será lo dispuestas que están las sociedades a seguir apoyando a Ucrania. Por ejemplo, si gana Trump la elección, hasta ahí llega Ucrania.

¿Por qué?Porque Trump no va a apoyar Ucrania y sin el apoyo de los estadounidenses vamos a ver cuánto pueden durar los ucranianos.

Recoge en el libro un chiste que se contaba durante la época soviética que decía que «el futuro de Rusia como país es indudable; lo que resulta impredecible es su pasado». ¿Cómo cree que contará Rusia esta guerra dentro de unos años para adaptarla a su relato histórico?Pues precisamente de eso va el libro, de cómo el Gobierno ruso ha usado la historia para crear ideologías que favorezcan sus propósitos. Dependerá de quien gane la guerra, porque los vencedores son los que escriben la historia. Como escribieron hace años sobre Stalin, este se dio cuenta de una lección de la historia muy sencilla: no importa lo graves que sean tus crímenes, las personas que hayas matado, los países que invadas… serán perdonados e incluso justificados y alabados si eres el ganador. Si Putin se sale con la suya en Ucrania, lo van a mostrar como uno de los grandes episodios de la gloriosa historia rusa.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Gerardo Zamora recibió la visita de la ministra de salud de Catamarca

El gobernador se reunió con María Manuela Ávila, quien se encuentra recopilando informació…