Inicio Nacionales Sin novedad en el sur: la «gesta kirchnerista» terminó y Lewis sigue en Lago Escondido

Sin novedad en el sur: la «gesta kirchnerista» terminó y Lewis sigue en Lago Escondido

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Sin novedad en el sur: la «gesta kirchnerista» terminó y Lewis sigue en Lago Escondido
0

Después de algunos días de acampe y encontronazos con los lugareños cercanos al empresario inglés Joe Lewis, los últimos militantes kirchneristas y de izquierda abandonaron Lago Escondido, cerrando la 7° Marcha por la Soberanía que realizan en el lugar reclamando que se desaloje a Lewis de la zona y se restablezca el acceso público a ese espejo de agua.

Julio César Urien, presidente de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca) y uno de los organizadores de la 7° Marcha por la Soberanía, leyó a los medios un comunicado en el que confirmó que alrededor de 200 manifestantes que habían participado de esa manifestación emprendían el regreso.

En ese contexto, Urien agradeció la participación de quienes fueron parte de la movilización desde Buenos Aires a la Patagonia, y calificó el viaje como una «gesta patriótica«. «Cumplidos los objetivos de haber puesto de manifiesto que el Lago Escondido es de todos los argentinos desde la construcción de la 7ma Marcha Federal a Lago Escondido por la Soberanía Nacional se ha decidido dar por concluida la misma».

Por Lago Escondido, Río Negro reforzó la seguridad y tomó medidas preventivas

Viendo sus apuntes tomados en una libreta, continuó leyendo: «Agradecemos al conjunto de los compatriotas que han acompañado esta gesta desde diferentes puntos del país y comunicamos que todos los participantes de la columna de montaña se encuentran en perfecto estado de salud».

Los militantes se fueron en micros

Por último, cerró: «Primero, los integrantes de la columna del camino público de Tacuifí, que fueron arteramente atacados mientras transitaban el mismo, se encuentran atendidos y fuera de peligro. Segundo, la columna que se dirigió al aeropuerto privado de Lewis en Sierra Grande también cumplió su objetivo de visibilizar esta grave problemática. Tercero, por todo lo expuesto agradecemos a todas las organizaciones participantes y al pueblo argentino por su lucha y por apoyar esta causa por la soberanía nacional y recuperando el sentimiento patriótico. Las Malvinas son argentinas y el Lago Escondido también».

Fin de la marcha a Lago Escondido 20230204
Los manifestantes celebrando al final de la marcha

Los manifestantes fueron trasladados en micros de larga distancia y camionetas, durante la madrugada, hasta la ruta 40, a la altura de la localidad de El Foyel para emprender el regreso. Allí los esperaron otros 600 militantes y dirigentes de distintas organizaciones que conformaron la marcha nacional, quienes portaban banderas argentinas y pancartas.

Rachid se fue en ambulancia

No obstante, sí hubo algunos heridos en la columna que encabezaron el padre Francisco Paco Oliveira y el médico Jorge Rachid. Los alrededor de 50 manifestantes kirchneristas y de izquierda llegaron al sector donde está la mansión del magnate británico y, agotados por los días de caminata bajo el sol y con escasos alimentos, algunos quedaron al borde del desmayo.

Dos ambulancias y dos helicópteros tuvieron que llegar al lugar para asistir a aquellos que se sentían mal. Una de las militantes más afectadas tuvo que ser trasladada en vehículo hasta el hospital de El Bolsón con síntomas de deshidratación.

Rachid, una de las cabezas de esa columna, aprovechó la llegada de las ambulancias al lugar y se subió en la que transportaba a la joven.

Actualmente es un misterio si el funcionario bonaerense en el IOMA, se encuentra aún en la Patagonia o ya viajó de regreso a Buenos Aires.

JP / HB / ED

También te puede interesar


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Advierte Unicef que millones de niños en Yemen están en riesgo de malnutrición

malnutrición si no se adjudican fondos de urgencia a este país en guerra, donde ya m…