Inicio Opinión SINFONÍA DE IMPOTENCIAS. | 7 miradas

SINFONÍA DE IMPOTENCIAS. | 7 miradas

10 minuto leer
Comentarios desactivados en SINFONÍA DE IMPOTENCIAS. | 7 miradas
0

 

Por: Luis Tonelli. El planeta peronista no sale de su asombro. Han impactado sobre su superficie tres enormes aerolitos no previstos, y que vaya han levantado polvareda. El primer aerolito fue que esta vez es el peronismo en el poder el que se ha chocado de frente con una crisis muy profunda, cuando siempre, los compañeros le dejaban la bomba activada a los gobiernos no peronistas, que se empeñaban en desarmarla emprendiendo a martillazos contra ella.

Y claro, la crisis no fue cualquier cosa. Fue la pandemia, que le puso un freno a la actividad económica del mundo, y aquí en el país, puso en coma cuatro farmacológico directamente a la sociedad. O mejor dicho a la sociedad “real”, la de los contactos entre seres humanos. La otra sociedad, la virtual, funcionó. Claro está que siendo limitada como estuvo la vida social, y ergo un subsistema de ella que es la economía, el gobierno tuvo que suplir la falta de producción, de ventas y de consumo, emitiendo dinero. O sea, como siempre, pero a lo bestia.

Mientras ese super corralito que se llamó cuarentena fue exitoso, paradójicamente, también lo fue el programa económico. Al no haber demanda de dólares y sin generación de dólares, porque la soja siguió saliendo por nuestros puertos, el fantasma de la crisis se alejó (pese a no haber economía para el mercado interno). Pero que empezó a moverse la economía, aparecen todos los problemas a la duración y profundidad de ese gran Black out que fue la cuarentena.

El segundo aerolito está dado por el empate entre quienes pronosticaban una presidencia dominada por la vicepresidencia, y los que pronosticaban una vicepresidencia dominada por la presidencia. Tenemos en cambio, un empate catastrófico entre la cuenta de Twitter de CFK y el cajón del escritorio de Alberto Fernandez donde mueren las iniciativas de las que no gusta. Resultado, el mentado hipervicepresidencialismo genera sub-gobernabilidad. El falta al peronismo la piedra de toque de su diseño organizacional verticalista; el conductor/la conductora, lo que convierte a la coalición oficialista en una sinfonía de impotencias, pese a su poder nominal. CFK había napoleonicamente diseñado la forma determinar con este equilibrio pernicioso: juntada cada uno de los recursos de poder para concentrarlos en el lugar más débil del oponente. Así, el bastión peronista, el conurbano bonaerense, la infantería peronista, libraría no la madre de todas las batallas, sino la madre de toda la guerra. Ganada ella, el Palacio Dardo Rocha pasaría a hacer la New Pink House

El tercer aerolito fue, no solo la inesperada derrota en las urnas del oficialismo nacional, sino la naturaleza de este fracaso electoral en las P.A.S.O. pasadas. Hasta estas elecciones, el peronismo perdía cuando se producía la escisión de una porción mayor de su electorado que pasaba a preferir esta nueva oferta cuasiperonista. Se sabe que peor que la traición es el llano, como decía el Chueco Mazzón, y crear un branch peronista pero no kirchnerista, le resultó al Colorado de Narvaez y a Sergio Massa.

Pero esta vez, los muchachos peronista estuvieron todos unidos, como reza la marchita, pero solo en la cúpula. No se partió horizontalmente el peronismo, pero se cortó, parcialmente, la correa de transmisión con el territorio. Allí, en La Matanza, hay desesperación más que mufa, entre los sectores de menores ingresos por una inflación que directamente que significa menos alimentos que comer. A esto se le sumó el trabajo a reglamento de los intendentes en las elecciones, tanto como protesta frente a un gobierno que no atendía sus reclamos (especialmente de los  que no pueden ser reelectos por la ley Vidal Massa) como también que no querían quedar pegados con una derrota que venía olfateando.

Como resultado de la conjunción de los tres aerolitos, la oposición tuvo la constancia de mantenerse unida. Pero también estuvo unida cuando fue masacrada por Kiciloff en las elecciones del 2019. Y está vez, obteniendo encima un poco menos que lo que obtuvo Vidal en las PASO del 2019 las fuerzas opositoras pudieron imponerse, casi cómodamente.

Pasó sencillamente que la infanteria conurbana desertó del campo de batalla. Muchos de los sectores populares, no fueron a votar, votaron blanco, o lo hicieron por micro partidos, ligados a los Intendentes, que no pudieron entrar en la general porque no pasaron el umbral de 1.5% del padrón que impone la ley.

No por nada, la vicepresidenta retrocedió en chancleta, y en vez de encabezar el desembarco de La Cámpora tuvo que hacer tripa corazón, romper el vidrio de Emergencias, y convocara dos peronistas territoriales incombustibles como Juan Manzur y Anibal Fernandez. Pero claro, los muchachos son como esos remedios para el corazón que sirven para alguna crisis aguda, pero que después terminan siendo peor que la enfermedad.

Y frente a todo eso, es comprensible las preocupaciones del gobierno, que ahora se la pasa estudiando Alfonsín, pero no para dar un discurso de inauguración de sesiones, pero sí de como hizo para revertir -por algún tiempo una situación todavía más critican términos déficit fiscal, con el Plan Austral. Claro que en esos momentos, la Argentina tenía un presidente, un gobierno y un ministro de economía (aparte de un leal Victor Martinez como vicepresidente). Habrá que contentarse con menos.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Una pintora

    El feminismo criollo, tan color verde, tan progresista, tan vehemente  y no necesariamente…
  • Miedo

      «Miedo: Trump en la Casa Blanca» de Bob Woodward, llegó a librerías porteñas. Woodw…
  • Una mirada peronista. 15 de noviembre, hora cero.

      Pascual Albanese, Jorge Castro, Jorge Raventos*. Las elecciones del 12 de septiembr…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Neder recordó a Néstor Kirchner, a 11 años de su desaparición física

El senador nacional y presidente del Partido Justicialista Distrito Santiago del Estero, p…