Inicio Opinión SUCEDIÓ EN CHICAGO. | 7miradas

SUCEDIÓ EN CHICAGO. | 7miradas

6 minuto leer
Comentarios desactivados en SUCEDIÓ EN CHICAGO. | 7miradas
0

Chicago confirmó la tendencia de votar a personas ajenas a la clase política. Y cuyas característica no implicación de ser célebres sino capaces de interpretar los sentimientos, actitudes y necesidades  de los ciudadanos, aún en Chicago, la tercer ciudad de los Estados Unidos. Han elegido como intendenta a una mujer afroamericana y abiertamente homosexual.

Lori Lightfoot, 56, abogada, le asestó un inesperado golpe al establishment político de la ciudad al imponerse por una abrumadora mayoría a quien hasta hace poco era considerada la candidata favorita a ganar la elección, Toni Preckwinkle, mujer y afroamericana, de vasta trayectoria en Chicago donde pasó 20 años en el Concejo Deliberante.

Lightfoot, que nunca ocupó un cargo electo, obtuvo más del 70% de los votos. El triunfo de Lightfoot cobró relevancia nacional no solo por el peso demográfico de Chicago sino por una economía equivalente al producto bruto de Suiza. .

La campaña de Lightfoot hizo hincapié en el combate a la corrupción en una ciudad conocida por su corrupción política. La tendencia marca una mayor apertura de la gente para elegir a candidatos fuera del espectro político tradicional, u outsiders, en la jerga política norteamericana.

Chicago, en la escena política de Estados Unidos, era un bastión cerrado donde el poder se movía dentro de un círculo de figuras establecidas. “No queremos a nadie que no mandó a nadie”, es uno de los mantras de la ciudad.

“Cuando comenzamos este viaje, hace once meses, nadie nos dio muchas posibilidades. Nos enfrentamos a intereses poderosos, una máquina poderosa y un alcalde poderoso”, dijo Lightfoot, al celebrar su triunfo. “¡Podemos y vamos a frenar en esta ciudad el interminable ciclo de corrupción!”, prometió.

El camino hacia la alcaldía de Chicago se abrió luego de que el alcalde, Rahm Emmanuel, primer jefe de gabinete de Barack Obama y uno de los estrategas de su primera campaña presidencial, anunció a fines del año anterior que no competiría por un tercer mandato.

Lightfoot fue la novena candidata en ingresar en la contienda por la alcaldía de Chicago. Nacida en Ohio, está casada con Amy Eshelman. Tienen una hija de 11 años. Tal como sucedió con otros outsiders que sacudieron la política de Estados Unidos, como el presidente Donald Trump, o el senador socialista Bernie Sanders, expertos y analistas desecharon temprano su candidatura al afirmar que carecía de un “trayecto” visible hacia un triunfo.

Lightfoot no tenía de las conexiones y la estructura de una campaña tradicional, y optó por hacer política a la vieja usanza. En lugar de confiar únicamente en la publicidad, fue a todas partes y se reunió con todos. Además, Lightfoot ofreció propuestas detalladas más que grandes ideas. Y prometió hacer frente a la desigualdad que impera en la ciudad. Una de sus principales promesas: invertir más en los barrios más postergados.

“¡Podemos y vamos a hacer que Chicago sea un lugar donde su código postal no determine su destino!”, dijo en su discurso de victoria.

Lightfoot asumirá en mayo.

“Nos sentíamos muy cómodos de que tendríamos un buen margen basado en nuestra encuesta interna y lo que escuchamos de otras personas en toda la ciudad, pero para barrer los 50 recintos con ese tipo de margen, obviamente es histórico y es muy, muy gratificante”, indicó.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Inauguraron viviendas sociales en la ciudad de Sumampa

26/05/2019 – La ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos, conmemoró el día de la P…