Inicio Internacionales Tensión en el Mediterráneo: migrantes secuestraron un barco porque no querían ser llevados de vuelta

Tensión en el Mediterráneo: migrantes secuestraron un barco porque no querían ser llevados de vuelta

9 minuto leer
Comentarios desactivados en Tensión en el Mediterráneo: migrantes secuestraron un barco porque no querían ser llevados de vuelta
0


















Un barco de migrantes fue socorrido por un buque petrolera con bandera de República de Palau. El destino de los migrantes volvió a generar fuertes cruces entre las autoridades de Malta, el gobierno de Matteo Salvini y las ONG. Fuente: AP



LA VALETA, Malta-. Un grupo de migrantes secuestró un barco petrolero en el mar Mediterráneo y lo obligó a cambiar su curso hacia Europa, pero horas más tarde fuerzas de la Marina de Malta abordaron el navío y devolvieron su control al capitán antes de escoltarlo a tierra.





























El petrolero “Elhiblu 1”, desviado por

migrantes

a los que había socorrido pero que no deseaban ser llevados de vuelta a Libia, arribó hoy a Malta después de que un comando de la marina maltesa retomara el control del navío.

El “Elhiblu I”, de 52 metros de eslora, con bandera de la República de Palau, en Oceanía, había socorrido a un centenar de migrantes (77 hombres y 31 mujeres o chicos) el martes por la noche y se dirigía hacia Trípoli para desembarcarlos.















Pero cuando se acercaba a Tripoli, dio súbitamente media vuelta y puso rumbo al norte.
















El ministro del interior de Italia, Matteo Salvini, afirmó entonces: “No se trata de náufragos, sino de piratas”, y advirtió que no iba a autorizar la entrada del buque a aguas italianas en caso de que se dirigiera a las costas sicilianas de Lampedusa o Sicilia.




La intervención se produjo después de que los migrantes secuestraron un barco mercante que los rescató de la costa de Libia y ordenó que se dirigiera a Italia. Fuente: AP





El buque puso rumbo a Malta y la marina maltesa contactó al capitán cuando se encontraba a 30 millas de la costa.








“El capitán repitió varias veces que no tenía el control del navío y que él y la tripulación se encontraban bajo la amenaza de un determinado numero de migrantes que exigían que se dirigieran a Malta”, afirmó la marina maltesa en un comunicado.

Entonces un patrullero de la marina maltesa impidió que el petrolero penetrara en las aguas territoriales maltesas y un comando de fuerzas especiales, apoyado por varios navíos y un helicóptero, subió a bordo “para devolverle el control del barco al capitán” y escoltarlo hasta Malta, según esta fuente.








Escoltado por la marina maltesa el barco llegó este jueves al puerto de La Valeta hacia las 8:30 hora local.

El petrolero, la tripulación y los 108 migrantes a bordo serán remitidos a la policía, que abrirá una investigación sobre los hechos.


Un ‘tráfico criminal’

“Es la demostración más evidente de que no se trata de operaciones de socorro de pobres naufragados que huyen de la guerra, sino de un tráfico criminal de seres humanos (…)”, reiteró el miércoles Salvini.

La
ONG alemana Sea-Eye, cuyo navío Alan Kurdi estaba el martes en la zona de socorro frente a Libia, dijo haber escuchado los diálogos entre un avión militar europeo y el capitán, antes y después de la operación de socorro.




108 personas llegaron a Malta. 77 hombres y 31 mujeres o niños.
108 personas llegaron a Malta. 77 hombres y 31 mujeres o niños. Fuente: AP

“El capitán rescató a la gente y pidió ayuda. Declaró claramente a la radio que la gente estaba conmocionada y no quería ser llevada de vuelta a Libia” explicó Sea-Eye en un comunicado.

Paralelamente, otros migrantes fueron socorridos y llevado de vuelta a Libia, este miércoles por los guardacostas libios, según Salvini y Sea-Eye.

Desde hace años, los navíos comerciales que transitan frente a las costas de Libia son requisados por los guardacostas y desviados para socorrer a los migrantes.

Pero desde que Tripoli ha reemplazado progresivamente a Roma en la coordinación de las operaciones, los barcos reciben la orden de volver a llevar a los migrantes a Libia, para gran desesperación de éstos, que temen volver a sufrir violencias y agresiones en el país norteafricano.

Muchas veces, en los últimos meses, migrantes que han sido traídos de vuelta a Libia rehusaron bajar del barco, y las autoridades libias tuvieron que emplear la fuerza.

La semana pasada el subsecretario general de derechos humanos de la ONU, Andrew Gilmour, aludió a torturas y violaciones padecidas por varios migrantes en Libia, y pidió a la Unión Europea que revise su política de apoyo a los guardacostas libios.

“Las personas socorridas vienen de un infierno, y se hallan frente a tripulaciones de barcos comerciales poco preparados y completamente superados, que deben explicar a los migrantes que los llevan de vuelta exactamente al lugar de donde intentan escapar poniendo en riesgo su vida. La UE debe asumir la responsabilidad de esta nueva escalada”, comentó Gorden Isler, vocero de Sea-Eye.


Agencia AFP



















Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Por decreto, el Gobierno aprobó nueva Ley de Lealtad Comercial – NCN

Por decreto, el Gobierno aprobó nueva Ley de Lealtad Comercial. Sostienen que el objetivo …