Inicio Internacionales Un insólito robo en un convento de Galicia tiene como sospechosa a la persona menos pensada

Un insólito robo en un convento de Galicia tiene como sospechosa a la persona menos pensada

4 minuto leer
Comentarios desactivados en Un insólito robo en un convento de Galicia tiene como sospechosa a la persona menos pensada
0














La hermana Angela, durante una entrevista Fuente: Archivo



MADRID.- Ocurrió en un convento de clausura que es una joya arquitectónica: el de las Salesas de Vigo,


España
.





























Sus integrantes, apenas media docena de hermanas, están en estado de estupefacción luego de comprobar que una de ellas cometió una estafa y se apropió de fondos de la congregación.

“No se para qué ella querría el dinero”, es todo lo que dijo la hermana superiora de la pequeña congregación.















Se refería a sor Angela, una hermana que llegó de Kenya y de la que, ahora se sabe, fraguó una estafa con la que se hizo de 17.500 euros de la comunidad.















El asunto está ahora en manos de la Fiscalía de Vigo que pide pena de prisión y multa para la exreligiosa. Algo que todavía está pendiente de proceso, en un expediente del que el resto de las monjas no parece estar muy al tanto.

“No queremos ruido. Esto lo hemos manejado con discreción”, dijo la superiora a medios de Galicia.








En medio queda una maniobra con cheques que la exmonja se extendía a sí misma. También algunos préstamos que habría solicitado a comerciantes de la zona.








La propia religiosa admitió los hechos en una carta que luego envió al convento, en la que pedía perdón.


Joya arquitectónica

No es el volumen del robo sino el escenario lo que hizo saltar la historia. El convento de las monjas de Teis, en Vigo, es una joya arquitectónica. Una enorme construcción con fachada de granito que parece un castillo encantado.











El impresionante edificio donde viven seis monjas Fuente: Archivo

Construido en la década del cuarenta por el mismo arquitecto que concibió edificios emblemáticos de Madrid, como el Palacio de Correos, tras sus muros viven ahora apenas media docena de hermanas. Muchas de ellas, casi ancianas y con un régimen de clausura de los más estrictos.

Sor Angela, que se había convertido en administradora de lugar, era la excepción. Ella, por el papel que desempeñaba, entraba y salía para todo tipo de diligencias. Incluidas las bancarias y los trámites ante comerciantes.

















Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Desalojan el anexo del Senado por un paquete sospechoso

A días de realizarse la cumbre del G20, la Ciudad de Buenos Aires continúa siendo terreno …