Inicio Opinión Un principe abusador

Un principe abusador

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Un principe abusador
0

 

El progresismo, con su vocación por los neologismos y otras yerbas, alcanza al surrealismo. Lejos sin embargo de acercarse a las alturas de Andre Breton, Salvador Dalí, Max Ernst, Man Ray, Giorgio de Chirico o Marcel Duchamp.

Al flameo del progreso han estigmatizado –urbe et orbi- a la buena de Blanca Nieves y en particular a su Príncipe Enamorado. Como tantas otros personajes inmemoriales nacieron de sagas populares anónimas. De boca en boca, de generación en generación. Fueron compiladas en el siglo diecinueve por el lingüista y antropólogo Jacob  Grimm y su fiel hermano Wilhem.

El  progresismo sospecha que los pérfidos Grimm  secuestraron voces inmemoriales con fines impropios.

Un artículo de Julie Tremaine y Katie Dow, publicado en el San Francisco Chronicle,  señalan que Blanca Nieves fue abusada  por el Príncipe. Se trató de un “beso no consentido”. La bella Blanca Nieves dormida por el veneno de su madrastra “no puede ser amor verdadero”. Las autoras consideran  que “enseñar eso a un niño no está bien”.

De seguir así Blanca Nieves, tal vez sea  despojada de su Oscar Honorífico -1939- y hasta hagan trizas a la memoria del gran  Walt Disney.

Katie Dowd y Julie Tremaine insisten: «El nuevo gran final de El deseo encantado de Blanca Nieves es el momento en que el Príncipe la encuentra dormida bajo el hechizo de la Reina Malvada y le da un ‘beso de amor verdadero’ para liberarla del encantamiento. Un beso que le da sin su consentimiento, mientras ella duerme, que no puede ser amor verdadero si solo una persona sabe que está sucediendo».

«Es difícil entender por qué Disneyland en 2021 elegiría agregar una escena con ideas tan anticuadas de lo que un hombre puede hacer con una mujer», agregaron.

“Cultura de la cancelación”, “Corrección política”, “Feminismo”, “Patriarcado” son términos que comprenden la cultura progresista y se aplican a todo motor.

En fin, nada nuevo hay bajo el sol. Jóvenes politizados de los 70 acusaron a la alegre familia de los Donald, en particular su tío El Pato Patilludo, calificado de “capitalista sin sentimientos”. Ni que hablar de Superman, ícono global del imperialismo norteamericano. ¿Clark Kent sería de la CIA?

La Argentina no podía ser menos. Aquí fue denostado por “indio cipayo” desde el semanario Primera Plana. Su director Jacobo Timerman amagaba con la gauche á la mode para alegría de sus consumidores.

Pertenecía a la dinastía tehuelche Patoruzek. Era millonario, con sus   tesoros en oro en su guarida.

La maestrita proge Evelina Sanzo desde su escuela santafecina,  modifico la letra del Himno Nacional. «Una licencia poética», dijo al defender su interpretación del himno ante la paciencia del gobernador Omar Perotti.

«Y las libres del mundo responden», cantó Sanzo durante el acto oficial, y cerró: «Juremos con gloria vivir».

Su interpretación, fue compartida, desde las redes sociales por el Ministerio de Cultura de Santa Fe. «Más que nunca quería decir las libres», después de que en 2020 se haya sancionado la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Así es la cosa. Entre tanto Mickey, Blanca Nieves y Superman seguirán divirtiendo a los niños y hasta sus padres se regocijan en el  gran palacio de Orlando.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • El destino de la Hidrovía

    El destino de la autopista fluvial–la Hidrovía- está en juego. Los empresarios piden una c…
  • El rompecabezas

    Por: Ferdinand Amunchásteguy. Que la realidad circula por un camino diverso de aquel que p…
  • Pfizer: El vidrio empañado

    Un vidrio empañado cubre la trama que enlaza los laboratorios entre si -nacionales y europ…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Diputados declaró de interés la construcción de los diques de Tuhama y Tasigasta

Las obras fueron anunciadas por el gobernador Gerardo Zamora. Hoy 17:52 La Cámara de Diput…