Inicio Opinión Una nueva pandemia

Una nueva pandemia

9 minuto leer
Comentarios desactivados en Una nueva pandemia
0

La incontinencia oral del Presidente sobre la lluvia de vacunas y la consiguiente protección de vidas, no contribuyó ni a la realidad ni a la confianza. Tampoco los tejes y manejes en la compra de la ansiada inyección. La peste revela otros rasguños en la sociedad, que van desde el sistema de salud a la precariedad de las finanzas.

Si alguna vez se pensó que el manejo de la situación aportaría beneficios al oficialismo, es posible que hoy por hoy no sume a las inminentes elecciones de medio término. En particular si se cumplen las predicciones de Ian Goldin, profesor de globalización y desarrollo en Oxford. El advierte un escenario más probable que el Covid largo global: una nueva pandemia.

Simón Kuper. Los fabricantes de vacunas probablemente puedan ajustarlas para combatir las nuevas cepas, pero podría llevar meses. Entonces, los países podrían tener problemas para convocar a las millones de personas recién vacunadas para que reciban más inyecciones. Y las vacunas podrían ser sólo un 50% efectiva, como la vacuna de la gripe. Tampoco sabemos durante cuánto tiempo las vacunas brindarán inmunidad contra el Covid-19. ¿Volverá la gente para recibir la vacuna de refuerzo?

Y lo que es peor, las mutaciones altamente infecciosas elevan la vara para lograr la inmunidad de rebaño. Para conseguirlo, podría ser necesario vacunar entre el 78% y el 95% de las personas mayores de 12 años, advierte la consultora McKinsey. Algunos no aceptarán vacunarse. A mediados de enero, 29 países de bajos ingresos habían vacunado a sólo 55 personas, todas en Guinea, dijo la OMS.

Para evitar el Covid largo global, los Estados deben darse prisa. Cuando más rápido se consiga la inmunidad de rebaño, menos tiempo tendrá el virus para mutar sin control. Tenemos que invertir lo que sea necesario en una movilización al estilo de los tiempos de guerra para fabricar, distribuir y vacunas.

También es necesario que las vacunas lleguen rápidamente a los países pobres.

“Nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo”, advirtió Tedros Adhanom  Ghebreyesus, director general de la OMS. Hemos aprendido por experiencia que podemos estar a salvo incluso mientras las pandemias aniquilan a los pobres del mundo. Por una vez, eso podría dejar de ser así.

Dos escenarios:

Surgen los dos escenarios principales para este y el próximo año. El primero es benigno: el Covid-19 sigue circulando, pero pierde su efecto. La mayoría de los habitantes de los países ricos, y los más vulnerables de los países en desarrollo, se vacunan en 2021. Las vacunas previenen la enfermedad causada por todas las cepas. El Covid-19 se debilita: una vez que encuentra víctimas potenciales protegidas por la vacunación o por una infección anterior, se convierte, en el peor de los casos, en un desagradable resfrío. Lo más probable es que mute a una forma más benévola. Eso podría resolver el problema”, afirma Anthony Costello, quien fuera director de la Organización Mundial de la Salud.

Pero hay otro escenario, menos probable pero tan crucial que hay que pensarlo: que el mundo se vuelva “Covid largo”. Las mutaciones resistentes a la vacunas provocan años de muertes masivas, cuarentenas reiteradas, desastres económicos y disfunciones políticas. ¿Qué es lo que determina cuál de los dos se hará realidad?

. “Cuatro coronavirus humanos… circulan en forma endémica por todo el mundo; sólo causan síntomas leves”, escriben Jennie Lavine, de la Universidad de Emory, y otros en la revista Science.

Puede que estos virus también hayan sido mortales en el pasado, hasta que los seres humanos adquirieron inmunidad protectora a través de una infección en la infancia. Cuando siendo adultos se volvían a contagiar, su sistema inmunológico sabía defenderse.

El Civid-19 puede hacer ese mismo viaje mucho más rápido., con vacunas que aceleran la inmunidad para protegernos, al menos, de las enfermedades graves; algunas vacunas existentes parecen manejar las mutaciones británicas y sudafricanas. En este escenario benigno los países más pobres pueden esperar las vacunas, ya que sus poblaciones jóvenes no son muy vulnerables a Covid-19.

Sin embargo, el escenario maligno sigue siendo verosímil, dice Costello. Han aparecido rápidamente nuevas variantes. Philip Krause, presidente de un grupo de trabajo de la OMS sobre vacunas contra el Covid-19, declaró a Science: “Si es posible que el virus evolucione hacia un fenotipo resistente a la vacuna, podría ocurrir antes de lo que nos gustaría”.

Puede estar ocurriendo ahora en la ciudad brasileña de Manaos, que tras ser devastada por la primera oleada de Covid-19, está siendo arrasada de nuevo posiblemente porque las víctimas de la primera ola no son inmunes a la nueva cepa.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • La lección de Cándido López

      Cándido López se dedicaba a hacer daguerrotipos –esa técnica previa a la fotografía-  en…
  • La caída

      Dos consultoras (D’Alessio IROL y Berensztein), miden una abrupta caída en la gesti…
  •   La desconfianza

      “Mentiroso”, “títere” e “inútil” son los términos con los cuales los consultados por la …
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La Rioja estrecha vínculos para avanzar en la exportación de productos regionales a Brasil

La Rioja estrecha vínculos para avanzar en la exportación de productos regionales a Brasil…