Inicio Parlamentarias Cristina Figueroa«Verán en mi una mujer con convicciones que luchará por cambiar el país»

Cristina Figueroa«Verán en mi una mujer con convicciones que luchará por cambiar el país»

33 minuto leer
Comentarios desactivados en Cristina Figueroa«Verán en mi una mujer con convicciones que luchará por cambiar el país»
0

Era 1959 cuando John F. Kennedy mencionó en su discurso que “Cuando está escrita en chino, la palabra crisis es compuesta por dos caracteres. Uno representa peligro y el otro representa oportunidad” , discusión lingüística aparte de la exactitud de este concepto, el concepto de ver esperanza en medio de las tinieblas, en una misma palabra, aun es utilizado en nuestros días; y acaso un ejemplo tangible de aquello transcurrió la pasada semana en el arco político argentino.

El Congreso vivió acaso uno de los momentos más bochornosos que atesorará por siempre en su vasto arcón de anécdotas, pero lejos de poner la lupa en lo acontecido con el ya expulsado Diputado Juan Emilio Ameri, en #NCN nos abocaremos a ver el vaso “medio lleno”, nos refugiaremos en la expectativa que genera como sociedad que la banca sea ocupada por Cristina Figueroa.  Una política desconocida hasta entonces, oriunda de Oran, una comunidad autónoma del norte de Argentina, en la provincia de Salta. Zona de clima tropical, de ríos y de gran arraigo aborigen.

Será ella la encargada, en lo sucesivo, de levantar o no su mano en cada votación y de esa decisión dependerá gran parte de nuestro futuro. Entonces, podemos quedarnos discutiendo horas de la moralidad y el hecho del “tetagate”, pero preferimos dedicar mejor unas líneas a una mujer que esconde tras de sí, una estirpe de político diferente. Será la historia quien juzgue si es mejor o peor, pero por lo pronto es justo y necesario distinguir que no se trata de un espécimen de los que abundan en la política.

Acaso para poder entender a Cristina Figueroa, es menester el bucear por las entrañas del pasado y llegar a las raíces indígenas que la conforman. Ella misma inicia la nota haciendo referencia a tres preceptos de la sabiduría Aymara (NR: Nombre que recibe el pueblo indígena originario de América del Sur, que habita la meseta andina del lago Titicaca desde tiempos precolombinos, extendiéndose entre el occidente de Bolivia, el norte de Argentina, el sureste del Perú y el norte Grande de Chile) que rigen su conducta de vida: “Ama Sua, Ama Quella y Ama Llulla, que significan no seas ladrón, no seas flojo y no seas mentiroso. Preceptos que nos rigen en cualquier momento y lugar que ocupemos”.

Sangre autóctona que fue inyectada por el cambio de época que implicó la llegada de Perón al poder: “Me he criado en una casa con discusiones y una conciencia muy fuerte de clase social. Mi papa era dirigente rural del sindicato de trabajadores del Ingenio San Martín del tabacal. Era delegado de sus compañeros. Recuerdo desde mi más tierna infancia que la casa estaba siempre llena de trabajadores. Mi papá tenía sólo tercer grado, pero en las matemáticas no lo engañaba nadie, ayudaba a los compañeros que le traían los sobres con los jornales quincenales a controlar que se le haya pagado correctamente, para poder hacer los reclamos con los patrones. Era dirigente gremial de la época del primer gobierno de Perón, donde estallaron los sindicatos y se creó el estatuto del peón, algo que se aprendió de memoria. Yo crecí en ese ambiente de reclamos, de luchas, de conciencia social” relata.

“Estos preceptos – dice – están muy arraigados en mi memoria colectiva y los he tratado de practicar y me han ayudado en la vida para tener cierto prestigio en este camino que inicie desde joven y sigo transitando al día de hoy.  Pero también debo decir que la Universidad Publica me ha formado en esto de la conciencia de clases, y me ha dado herramientas para poder pelar y defender mi sector. Soy una eterna agradecida a la Universidad Pública, yo no podría haber llegado nunca. Porque el pobre casi no tiene oportunidad. Y no se trata de meritocracia sino porque he tenido la gran posibilidad de la Universidad Pública”.

Pero ni la fuerza aborigen que riega su pasado, ni la lucha social y de clases que implicó su padre, acaso tampoco la madurez social que implicó la Universidad pudieron hacer mecha cuando la última Dictadura Militar azotó al país. Fue tan devastador y eficaz el terrorismo de Estado aplicado a lo largo y ancho de la Argentina, que hasta figuras como la de Figueroa, que llegaban con hambre voraz de cambiar al mundo fueron silenciadas “La he vivido de cerca, acompañando a muchas jovencitas que llegaban a este pueblo tranquilo escapando de la persecución, llegaban buscando refugio. Yo a través de las hermanas franciscanas puede tener contactos con esas jóvenes, he secado sus lágrimas y compartido las pérdidas de familiares cercanos de ellas”. Pero no sólo fue testigo a través del relato de terceros,  también el horror fue en primera persona: “tengo a mi cuñada y al hermano de mi  pareja desaparecidos, incluso un sobrino que todavía estamos buscando” sentencia.

El paso de los años más oscuros de la Argentina no solo lastimaron en “presente” sino a futuro “quedamos con mucho miedo, aun llegada la democracia nos daba mucho miedo, el hablar, el opinar, el meterse en política. Nos metieron a sangre y balas el miedo y la desconfianzas entre nosotros” confiesa.

La funcionaria explica que ese “fuego sagrado” permaneció oculto, en silencio, temeroso de arder por largos años, “hasta que llego Néstor Kirchner, él nos abrió el corazón, la mente, ese fuego en de la militancia que terminó de acrecentar la llegada de Cristina a la presidencia”.

Reconoce que aquella irrupción política del funcionario sureño fue “un despertar para mí. Siempre me gustó la política pero no me animaba, veía que los grandes partidos no nos daban el espacio”. 

Pero a razón de la verdad, Figueroa, sostiene que si bien la llegada de los Kirchner al poder reavivó aquella llama interna que parecía extinta, fue su hija la que dio la estocada final “ella nos pidió que la llevemos a alguna agrupación kirchnerista para militar porque se vio en la necesidad de comprometerse. Así arrancamos nosotros, acompañándola a ella. Así recupere las ganas que habían quedado guardas en un rincón. Fue así  que como familia nos pusimos en contactos con las necesidades de los vecinos, del pueblo y comenzamos a militar”.

Fue entonces, que aquella Antropóloga (UNJu), Especialista y Magíster en Políticas Sociales y Desarrollo Sustentable (UNSa), comenzó a dividir su vida con el accionar social.  Incluso la noticia de que ocuparía uno de los cargos más importantes de su trayectoria política nacional, la descubrió con la mirada puesta en el prójimo “Ese día fue bastante movido” relata y lo repasa en voz alta “a la mañana estuve trabajando en la organización de lo que es la colecta para los insumos al hospital, también estuve con el tema de la semillas que cosechamos en nuestra huerta para ser entregada luego a los vecinos  y comedores de la zona, y al momento de la sesión de Diputados estaba en una disertación, junto a otras compañeras de la provincia, sobre derecho de género, en mi caso hable sobre la dificultades alimentarias en tiempos de Pandemia. En un momento me levanto y veo que tengo el teléfono lleno de mensajes, de que mire la televisión, de que vea lo que estaba pasando, entonces me encontré con un cuadro bastante inusual, con imágenes de la vida íntima de una pareja que puede pasar puertas adentros pero en una sesión de cámaras de diputados fue tremendo. Me impactó y me dio bronca, sentí vergüenza ajena.  También me pareció repudiable que sea una persona de nuestro espacio”.

Acto seguido su mente calculó que si mediaba sanción con Ameri, ella ocuparía su bancada y así sucedió “comencé a recibir llamadas de todos lados felicitándome.  Cuando escuche que le aceptaron la renuncia, por un lado me puso contenta de poder realmente cubrir esa banca, sobre todo conociendo las necesidades que sé que tiene nuestra gente.  Fue todo muy rápido, ha sido muy vertiginoso para mí, desde ese día no he podido parar de hacer cosas” explica.

Ahora la charla deriva en su futura agenda. Los grandes proyectos que la Cámara tiene por delante discutir no le son ajenos y opina de cada uno de ellos “Me parece una gran iniciativa el poder encontrar recursos en las grandes empresas para poder paliar y hacer frente a la Pandemia. También estamos preparando una propuesta que quiero presentar, como un agregado al proyecto, para que se pueda destinar parte de esos fondos directamente a los pueblos originarios del país. Sobre todo porque conozco lo que está pasando acá en Salta, con respecto a los pueblos originarios que son la primera luz roja que se encendió en este año con la muerte de muchos chicos por desnutrición. Yo tengo contacto casi a diario con muchos de ellos, sobre todo con sus mujeres, se lo que están pasando y como se agravó desde la llegada de la Pandemia, es tremenda la situación. Por eso creo que corresponde hacer una reivindicación histórica de nuestros primeros pobladores”.

Incluso también llegará al Palacio Legislativo con una agenda propia, porque entiende que ahora representa un sector que permaneció oculto, acaso invisibilizado por una sociedad que suele mirar el AMBA y se olvida que cruzando la General Paz existe todavía mucha más Argentina que sufre, que necesita y que padece tanto o más que otros “Hay muchísimas temáticas irresueltas, ligadas al tema del agua y el reordenamiento territorial. Hay un relevamiento que siempre quedó a mitad de camino, pese a que hubo recursos del Estado que se giraron para esa actividad. Aunque nunca se terminó de hacer, solamente se relevaron apenas el 10% de las comunidades y existen más de 300. Por otro lado, como un anhelo a largo plazo, la devolución de las tierras a las comunidades. Uno de los grandes sufrimientos de hoy es la expulsión de esta gente de sus tierras por el avance de la frontera agropecuaria, eso está generando un problema de supervivencia de nuestra cultura. Es un asecho que pone en peligro la existencia de poblaciones completas, con un bagaje cultural impresionante, que no se tiene en cuenta detalla.

Figueroa no detiene su marcha. Consciente del futuro también sabe que el presente apremia y la Pandemia dejará su trágica huella marcada a fuego en la economía “debemos trabajar en repuntar ese aspecto” sostiene y analiza que “a corto plazo, la tarea se debe centrar en apoyar a los emprendedores que le suman a su producción con agregado de valor regional y local. El 50% de la economía de nuestra provincia esta sostenida con este tipo de emprendimientos, son familias enteras dedicadas al turismo, a la artesanía y la agroindustria. Para los municipios es fundamental, tenemos que también ir armando mercados de proximidad. Nosotros entendemos que la crisis energética y la del agua son los próximos problemas que enfrentaremos en corto tiempo. Tenemos que ir ya pensando y trabajando al respecto. Debemos pensar alternativas para que la gente pueda producir y comer bien, al mismo tiempo pueda desarrollar tecnologías apropiadas para cada lugar, para el aprovechamiento energético del agua, del sol, del aire o el viento. Debemos prepararnos para la sociedad que se viene”.

Una Feminista en el Congreso

Otra de las cualidades que surgieron a poco de conocerse que sería Figueroa la sucesora en la bancada. O mejor aún, la cualidad primera que se destacó, desde el ámbito político, en cuanto se supo de la existencia de Figueroa, fue su fuerte accionar en la lucha por los derechos de las mujeres. No en vano la noticia la encontró dando una charla sobre la Ley Micaela y la violencia de género en la pandemia.

Al respecto confirma y explica que aquellas apreciaciones de sus colegas, fundamentalmente la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, no fueron desacertadas: “Comparto desde hace tiempo la lucha de las mujeres. Debemos hacer catarsis de la situación que vivimos a diario las mujeres, de maltrato, de marginación, de abusos. Uno va aprendiendo y se va formando en el tema. Nosotros en el interior heredamos patrones de conductas patriarcales, nosotros mismas educamos y formamos muchas veces a nuestros hijos varones en el machismo, el patriarcado. Somos corresponsables de tener una sociedad que ha llegado a puntos vergonzosos de violencia”.

En este sentido argumenta que “tenemos en nuestra provincia un estudio realizado que de diez niños, ocho son abusados en sus hogares, en el seno familiar. Esto es una cuestión que nos debe llamar a la reflexión y trabajar urgente en ese tema. Acá por ejemplo está prohibida la ESI (NR: Educación Sexual Integral), existe una presión muy grande por parte de los eclesiásticos para no enseñar esto en las escuelas, y es lamentable, muy triste. Esto como consecuencia tiene todas esas cuestiones de violaciones y abusos en mujeres y niños. Debemos revertir esa conducta, modificando la mentalidad de los niños y niñas. Debemos ir concientizando para que puedan entender la importancia de su cuerpo, valorar su cuerpo y el autoestima sobre él. Que sepan que es de ellos y tienen derecho a decidir”.

También Figueroa, tiene una mirada especial sobre el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en esta línea refiere que quiere dejar en “claro que el aborto existe, se practica hartamente en la sociedad. La diferencia es que la mujer con recursos se lo practica en los hospitales privados y la mujer pobre, muchas veces, termina muriendo. Por eso esta Ley lo que hace no es aumentar los abortos, sino que lo pondera como una política de herramienta sanitaria, asegurando el acceso para que la mujer que fue violentada, aquellas que están en una situación límite y decidan hacerlo, lo practique  con todas las previsiones, cuidando su salud. Es una cuestión de política pública”.

La mirada del Interior

Como funcionaria nacida en lo más profundo del país, Alcira Figueroa, no escapa a la necesidad de una intervención sería y definitiva por parte de la política a la cuestión de la Coparticipación.  Un tema que atañe al interior del país fundamentalmente, porque se trata de recursos, en muchos casos, imprescindibles para el desarrollo de las provincias “Debemos dar una discusión seria, para que se cumpla la coparticipación” afirma y se explaya “tenemos que priorizar además el sistema de repartición de fondos. No es lo mismo una provincia que otras, debemos ampliar esos parámetros.  Existe otra cuestión que es la fiscalización de esos recursos, sabemos que muchas veces la Nación coparticipa y a las provincias no llegan esos fondos. Queda en el camino. Es importante que exista un organismo de control de esos recursos que nos asegure que las provincias se hagan de los mismos y a su vez que estas rindan cuentas de que se hizo con cada peso. Eso paso con el “Fondo COVID” se anunció millones para la provincia y hasta ahora ni vimos un solo hospital instalado. Somos nosotros, con dinero de nuestros bolsillos los que donamos a los hospitales, los que compramos los respiradores y los antibióticos, porque no tenemos nada. Por eso es importante aquello de controlar y verificar, primero que lleguen esos recursos y segundo ver que se hace con los mismos”.

La política y la credibilidad. Por qué unos pocos opacan el accionar de otros tantos que trabajan y de verdad por el bienestar de la sociedad. El cómo hacer que los medios y la gente puedan recepcionar las vastas obras serias y responsables de los políticos en contrapartida con los hechos de corrupción, de falta de ética, de desprestigio político que habitualmente se consume, fue tema de análisis de Figueroa. En este sentido entiende que existe “un problema de raíz” que radica en la “conformación de la listas de los que van a ser funcionarios en el futuro. Debemos reclamar de la participación ciudadana, que debe organizarse y poder postular a las personas idóneas, y que ese militante, ese vecino comprometido, ese profesional que tiene ganas de participar políticamente pueda llegar, pueda presentarse en una lista consensuada y darle la oportunidad que llegue a los espacios de poder, para que pueda ejercer con transparencia la función. Si nosotros desde el principio como sociedad podemos lograr que sean las personas idóneas las que lleguen al poder, difícilmente podamos caer en este tipo de cuadros que estuvimos viendo en los últimos tiempos, podíamos evitar muchas situaciones traumáticas que nos hace retroceder como país”.

Sobre el cierre de la charla, Figueroa se permite autodefinirse y dejar en claro que funcionaria percibirán aquellos que detengan su vista en su bancada: “encontraran una mujer, con muchas vivencias, pero ante todos con convicciones y con ganas de sacar el país adelante. Seré una más, a mí no me va a cambiar un cargo. Porque voy a trabajar y luego volveré a mi vida cotidiana, que es brindar lo que tengo par ayudar a mis vecinos” sentencia.

Para #NCN por Juan José Postararo

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Parlamentarias
Comentarios cerrados

Mira además

Más de 30.000 evacuados en Filipinas por el paso del tifón Molave

El tifón Molave, que entre el domingo y este lunes ha barrido el centro de Filipinas, obli…