Inicio Opinión Virus y futuro

Virus y futuro

9 minuto leer
Comentarios desactivados en Virus y futuro
0

El virus acabó con el mundo de la vida. En el futuro vamos a vivir bajo la situación ‘coronial’», dijo el filósofo Markus Gabriel, en su conferencia en Buenos Aires “El virus y la sociedad”. Emprendió  contra “el imperativo virológico”, que ha sumido al mundo bajo «un renovado régimen de higienistas que en Europa rivalizan en medidas de contención nacional y encierro«, mientras los picos de contagio bajan y vuelven a trepar.

A todo esto la troupe de higienistas y científicos que el presidente Alberto Fernández supo convocar para dictar sus normas ha desaparecido de escena luego de una agotadora gira por los medios de comunicación. ¿Ellos formaron parte de la “virocracia” de los estados encandilados por “el higienismo” nacional?  O se los apartó por las inconsistencias y contradicciones del grupete? En fin, algunos ya se dedican a asesorar empresas que requieran control sanitario.

Como si fuera poco, Our World excluirá a la Argentina debido a que las cifras oficiales del gobierno no la calidad suficiente.

Our World in Data creada en 2011 certifica datos y estadísticas de todo el mundo. Decidieron eliminar a la Argentina del conjunto de datos…“muchas pruebas negativas no estaban registrado en varias provincias.” Falta confiabilidad.

La Argentina ha tenido un bajo nivel de testeo en toda la pandemia, pero esto se ha acelerado en las últimas semanas, ya que se ha superado el 50% de positividad de forma sostenida, uno de los, más altos del mundo.

Markus Gabriel es un filósofo alemán y catedrático de la Universidad de Bonn. Se especializó en Metafísica, Epistemología y Filosofía post-kantiana. Tiene reconocimiento internacional por su acción intelectual en universidades de distintos países donde suele ser profesor invitado. En este caso lo convocó el diario “Clarín”.

No debemos pensar en la pospandemia porque eso no va a llegar pronto… Una pandemia no tiene soluciones nacionales; nos involucra a todos. En cambio, existe una posibilidad real de que en el curso de esta crisis creemos un orden moral, que apunte a la cooperación y a encontrar una imagen propia y global de la humanidad entera, que tendría que superar los estados nacionales.”

Reflexiona Markus: “Lo primero es distinguir las propiedades virológicas del fenómeno y de otros campos de sentido. El sentido en la política no es igual al del virus, ese es el problema.

“Lo que vemos hoy es una “virocracia”, que extrapola virus al mundo político y social. Pero los virus no conocen la existencia del ser humano, son mundos diferentes. La gestión de la crisis en todo el mundo presupone que pertenecemos al mismo mundo del virus. Es importante no tener miedo.

Pero mi enemigo filosófico profundo es el cientificismo; la idea de que podemos descifrarlo todo con las herramientas de las ciencias naturales. Por eso he criticado a las neurociencias y la inteligencia artificial, que nos han impuesto su régimen como verdad. Y ahora, el coronavirus.”

“En Alemania el poderoso consultor Christian Drosten, admitió que viviremos en un estado de excepción permanente porque no habrá un mundo sin virus. Así que resultó que la nueva normalidad, en rigor, es este Estado de Excepción.”

“Defender la subjetividad y la libertad son imperativos. Y asumir el riesgo. La fantasía de la vacuna es la fantasía de un mundo sin riesgo. Pero la vida sin riesgo no existe. Vivir es morir, lamentablemente.”

“Es real que el virus puesto en Bonn o la Casa Blanca no resulta equivalente al de la provincia de Buenos Aires o Calcuta. Hay entonces modulaciones nacionales irrefutables.”

“Ese es el verdadero problema. En Bonn tuvimos 9 muertos, todos hasta marzo. En Alemania no se muere de Covid-19… Los muertos son, en rigor, víctimas de las condiciones socioeconómicas, no de la enfermedad. Las condiciones hospitalarias si pueden ser o no ser peligrosas. Es por eso que tenemos que abrir las fronteras y distribuir los bienes públicos para todos.”

La cuarentena mundial fue motivada por las imágenes de Italia y Nueva York. En Alemania nunca tuvimos un problema sanitario. Pero el confinamiento se dictó a raíz de las imágenes, que se reproducen por la inteligencia artificial en los motores de búsqueda.”

Se sabe bien que el miedo nos atrae y a la vez, nos organiza. Es una emoción muy atrayente… Por eso la «virocracia» es doble; es el virus como enfermedad y como imagen..”

Veo que Whatsapp es otra pandemia argentina; nosotros en cambio padecemos Telegram, de origen ruso. Solo aviso que es una mierda… No es buena. Pero las redes son una droga mala, son el bullshit total. Allí no hay nada.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Las 7 claves para convertirte en un emprendedor innovador

    Las 7 claves para convertirte en un emprendedor innovador En el siglo XXI la resistencia a…
  • Sin nobleza

      Damien Hirst luce un patrimonio de US$ 384 millones. Cifra infrecuente en un artist…
  • Perro que ladra no muerde

    Por: Michael Stott- Jude Webber. El año pasado el presidente de México, Andrés Manuel Lópe…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Promotores municipales realizan un fuerte trabajo de concientización para prevenir el dengue y Covid 19

Promotores municipales realizan un fuerte trabajo de concientización para prevenir el deng…