Inicio Internacionales Zelenski denuncia un bombardeo a un centro comercial con «más de mil civiles dentro» y un «inimaginable número de víctimas»

Zelenski denuncia un bombardeo a un centro comercial con «más de mil civiles dentro» y un «inimaginable número de víctimas»

14 minuto leer
Comentarios desactivados en Zelenski denuncia un bombardeo a un centro comercial con «más de mil civiles dentro» y un «inimaginable número de víctimas»
0

Una vez más, los horrores de la guerra vuelven a descargar sobre los civiles ucranianos. Este lunes, cuando se cumplen 124 días de la invasión rusa de Ucrania, al menos diez personas murieron y más de cuarenta resultaron heridas al impactar un misil en un centro comercial en la localidad de Kremenchuk, en el centro de Ucrania. Según el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en las instalaciones había más de un millar de personas, por lo que, el número de víctimas civiles es «imposible de imaginar». De confirmarse ese número, podría convertirse en uno de los peores ataques atribuidos a Rusia en lo que va de guerra.

Zelenski ha lamentado que nuevamente Rusia haya atacado un enclave sin interés militar, donde cientos de personas intentaban llevar «una vida normal» al margen del conflicto. Un portavoz de la oficina presidencial, Kirilo Timoshenko, ha recordado que «la operación de rescate continúa».

Tras el bombardeo se han compartido imágenes del lugar, donde se pueden ver a decenas de personas intentando huir de las llamas. El alcalde de la localidad, Vitaliy Meletskiy, agregó que el centro comercial era un lugar «muy concurrido», por lo que el número de afectados por este ataque podría aumentar en las próximas horas.

Ucrania denuncia un bombardeo a un centro comercial en Kremenchuk.
Carlos Gámez

El comandante de la administración regional militar de Poltava, Dimitro Lunin, ha explicado que de los heridos, nueve están en estado grave y un total de 19 hospitalizados. Con todo, ha destacado que el incendio ya ha podido ser sofocado gracias al trabajo de 130 trabajadores de los servicios de emergencia. Además ha informado del envío de 90 personas y 20 vehículos desde Cherkasi, Kirovohrad y la capital capital, Kiev.

«La situación es difícil, pero el fuego no se extendió. La Policía, la Guardia Nacional y el Ejército están trabajando en las labores de rescate», ha indicado Lunin en declaraciones, donde también ha añadido que «el ataque ruso no tiene otro objeto que aterrorizar a los ucranianos«. «Es un lugar civil al que ucranianos pacíficos vienen a comprar. ¡Está cada vez más claro que el objetivo de Rusia es el genocidio de los ucranianos!», ha dicho.

Este bombardeo en Kremenchuk no ha sido el único en las últimas horas. El Ejército ruso ha bombardeado la región de Járkov, en el noreste y cuya capital es la segunda ciudad más importante del país. También se han registrado bombardeos en el área de Chernígov, cerca de Kiev, y en la región de Sumy, al sur de Járkov, donde han dañado infraestructuras civiles y militares ucranianas.

Así mismo, durante la noche del domingo al lunes, «Rusia reanudó los ataques con misiles Iskander desde el territorio de Bielorrusia y, por primera vez, utilizó bombarderos de largo alcance Tu-22M3 desde el espacio aéreo bielorruso«, según el Comando de las Fuerzas Aéreas Armadas de Ucrania. El «enemigo también lanzó misiles de crucero de tipo Kalibr desde el mar a objetivos en las regiones occidentales de Ucrania», agregó el parte militar.

Al tiempo que se producen los bombardeos, continúan los combates terrestres por conquistar los últimos metros de la autoproclamada República de Lugansk, en la región del Donbás. El Ejército ruso, tras haberse hecho con el control de la estratégica ciudad de Severodonetsk, tratan de bloquear la vecina Lisichansk, uno de las pocos enclaves todavía en manos ucranianas.

Según informó este lunes el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, los rusos, apoyados con artillería, tratan desde el sur de bloquear la ciudad con bombardeos indiscriminados contra infraestructura civil y militar en las áreas de Lisichansk y en su entrono, en Vovchoyarivka, Loskutivka y Verkhnokamyanka, señaló el parte castrense.

Las autoridades ucranianas han realizado un llamamiento a los habitantes de Lisichansk para que huyan del lugar ante el avance de las tropas rusas. «¡Estimados residentes de la comunidad territorial de la ciudad de Lisichansk y sus familiares! ¡En vista de la existencia de una amenaza real para la vida y la salud, estamos pidiendo una evacuación urgente!», proclamó Serhii Haidai, jefe de la Administración Militar regional de Lugansk. «La situación en la ciudad es extremadamente difícil. ¡Sálvate tú, tus familiares y cuida a los niños!», afirmó.

Acusan  Rusia de haber entrado en suspensión de pagos

Mientras tanto, en el plano económico continúan los movimientos internacionales. Por primera vez en más de cien años los pagos de los bonos extranjeros que debe Rusia no se han recibido a tiempo, en lo que podría ser una de las primeras grandes consecuencias económicas de las sanciones al Kremlin por haber invadido Ucrania. O así lo afirma la agencia estadounidense Bloomberg, que afirma que Rusia ha incurrido por primera vez desde 1918 en una suspensión de pagos, tras haber superado los 30 días de gracia. El Gobierno ruso, por su parte, ha negado que esto haya ocurrido y asegura que ha pagado a tiempo los intereses de dos eurobonos, por lo que el hecho de que los fondos no llegaran a los inversores es culpa de Occidente y de sus sanciones contra el país.

«Estas afirmaciones sobre una suspensión de pago no tienen ningún fundamento legal», señaló hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Rusia dice haber realizado el pago en moneda extranjera en mayo, pero que si esos fondos son retenidos y no entregados a los destinatarios «ya no es su problema». El Ministerio de Finanzas explicó que el 20 de mayo ingresó a la Depositaria Nacional de Liquidación (NSD) 71,25 millones de dólares por los bonos de 2026 y 26,5 millones de euros por los de 2036.

La NSD transfirió el 24 de mayo el pago en dólares y al día siguiente el de los cupones en euros a intermediarios financieros internacionales como Euroclear, que ejecuta y garantiza las transferencias a los acreedores. «Por lo tanto, las obligaciones de servicio de los bonos del Gobierno de la Federación Rusa fueron cumplidas por el Ministerio de Finanzas de Rusia en su totalidad de acuerdo con la documentación de emisión para las emisiones de eurobonos», indicó hoy el departamento que dirige Antón Siluánov.

El Kremlin asegura que sí tiene dinero para pagar sus deudas, pero que son las sanciones las que han congelado sus reservas de divisas en el extranjero. Hace unos días, el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, dijo que «Estados Unidos y la Unión Europea han creado obstáculos artificiales para impedir que Rusia pueda hacer frente al servicio de su deuda soberana con el fin de ponerle la etiqueta de impago».

Las agencias de calificación de riesgo internacionales ya no emiten informes sobre la deuda rusa por las sanciones occidentales impuestas a Rusia por su campaña militar en Ucrania, por lo que una declaración formal de impago la debe efectuar el 25 % o más de los tenedores de eurobonos afectados. A pesar de esto, la propia agencia Bloomberg reconoce que una declaración de impago de Rusia tiene un carácter «simbólico».


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

una tormenta deja un muerto y decenas de heridos en festival de música

La tormenta que afectó al este de España el sábado dejó un muerto y decenas de heridos al …