Inicio Opinión LA CAIDA

LA CAIDA

16 minuto leer
Comentarios desactivados en LA CAIDA
0

 

La caída del Gobierno es evidente. En la creencia de los ciudadanos, en el mal humor social que cunde. Se funde con la opaca resistencia de la gente de a pie a dar crédito a lo que dice o hace el Gobierno. Los medios participan de esa campaña espontánea, agudizada por la fábula de la vacunación milagrosa. ¿Ignorancia? ¿Impericia? ¿Cinismo? De los funcionarios.  O tal vez una mezcla de las tres.

Hay números que cuantifican –califican- estos estados de ánimo de los electores. Provienen de fuentes distintas.

La bendita vacuna sobrevuela otras preocupaciones. Inflación, inseguridad, desocupación, incertidumbre. Trata sobre la vida y la muerte. Sea por lo que fuere, las encuestas reciente revelan cierta unanimidad demoledora.

A los gobernantes –lo simulen o no- los atora otra premura: preservar su flaco poder ante los comicios que vienen.

Acción política electoral y salud pública conforman un matrimonio contra-natura y una tentación malvada para quienes detentan el poder. Joaquín Morales Solá da en la tecla en su análisis de hoy miércoles en “La Nación”. Es un hombre sabio y moderado:

“La comunidad científica aclaró que la segunda dosis de la vacuna Sputnik V no es un refuerzo de la primera (como sucede en casi todas las otras vacunas), sino un complemento necesario para que la vacuna funcione correctamente. La solución Vizzotti era simplemente inviable.”

“La fraseología del Gobierno dice que el país recurrirá a cualquier vacuna para inmunizar a la sociedad, pero lo cierto es que por ahora hay solo 300.000 dosis de la Sputnik V para vacunar a una sociedad de más de 44 millones de argentinos. Es el 0,7 por ciento de la población. Se supone que la inmunidad de rebaño sucede cuando está vacunada el 60 o el 70 por ciento de la sociedad. ¿Cuánto tiempo le falta a la Argentina para llegar a ese porcentaje? ¿Con qué vacunas llegará al final del camino, que parece más arduo que para muchos otros países?”

“Ni Ginés González García ni Vizzotti demostraron hasta ahora estar a la altura de las circunstancias que plantea la ferocidad de la pandemia. González García es un sanitarista histórico del peronismo, que se equivocó desde el principio con el coronavirus. Milita en el albertismo, si es que el albertismo existe como corriente política. Vizzotti es el resultado de la forzada convivencia de albertistas y cristinistas en el gabinete; la viceministra adscribe al cristinismo. No por eso es más eficiente que su jefe formal, González García. Ese equipo sanitario debería decir adiós. Seguramente Alberto Fernández no los cambia porque supone (tal vez con razón) que los cargos vacantes ahora los ocupa Cristina Kirchner.”

“Ahora bien, ¿por qué nunca pidió la autorización en Europa y en los Estados Unidos? ¿Por qué la vacuna se aplica solo en Rusia, Bielorrusia, Venezuela, la Argentina y ahora en Palestina, que no tiene posibilidad de comprar otra? ¿Por qué nunca difundió en las revistas científicas más prestigiosas del mundo el método y la fórmula de su vacuna? El gobierno porteño no tiene otra alternativa más que aplicar la vacuna rusa porque la compra de vacunas es una facultad del gobierno federal.”

“Se terminó la cordialidad de la primera época del Gobierno, cuando ella permitía que en los ministerios se intercalaran funcionarios cercanos al Presidente y otros que responden a ella misma. Ahora, Cristina arrasa con sus peores propuestas de nombramientos.”

 

Encuesta de la Universidad de San Andrés: El 74% estima que la situación del país empeora con respecto al año pasado y el 47% pronosticó que el próximo año será peor.

La desaprobación de la imagen del Presidente alcanza el 61%.

Imagen positiva de dirigentes: Horacio Rodríguez Larreta, 45%, María Eugenia Vidal, 43%; Patricia Bullrich, 35%; Martín Lousteau y Alberto Fernández, 34%.

«¿Cuál dirías que es tu nivel de satisfacción con cómo marchan las cosas en el país?». El 76% no están satisfechos. El 47% pronosticó que el próximo año será peor. Solo un 20% satisface el desempeño del Poder Ejecutivo.

Sobre la Corte Suprema, un 76% se define disconforme. En el caso de la Cámara de Diputados fue un 73% y la actuación del Senado, un 71%.

El mayor apoyo para la gestión del Frente de Todos está en el sur del país, alcanzando un 45% de aprobación. Le sigue el Gran Buenos Aires, con un 41%, y la Provincia de Buenos Aires, con un 36%.

Con un 38%, es la generación nacida entre 1980 y 2000 la que más apoya la actual gestión. La  generación de los nacidos entre 1928 y 1945, son quienes más la desaprueban.

Si se entiende la segmentación por nivel socioeconómico, por generación o localidad, en todos los casos la insatisfacción supera a la satisfacción. Las  entrevistas fueron realizadas entre el 15 y el 28 de diciembre de 2020, a mayores de 18 años conectados a internet en todo el país. El intervalo de credibilidad es del 95% con un margen de error de +/- 3,15 puntos.

Es un ranking de  dirigentes. Todos políticos (varios de ellos economistas) y un sindicalista. La hizo Real Time Data consultora creada el año pasado por Nicolas Solari, ex Poliarquía. Es un relevamiento nacional.

Los 11 mejores

Si se tiene en cuenta el ordenamiento por imagen positiva, Larreta se mantiene al tope: +61%, contra -36% de negativa., Queda un balance a favor de 25 puntos. Le siguen:

2- Lavagna: +56% y -39% (balance de +17 puntos).

3- Lousteau: + 50% y -43% (+7).

4- A. Fernández: +49% y -51% (-2)

5-Vidal: + 48% y-51% 8-3).

6- P. Bulrrich: + 43 y -54% (-11)

7- Santilli: +43% y – 34% (+9)

8-Kicillof: +43% y -56% (-13)

9- Cristina: + 41% y – 58% (-17)

10- Massa +39% y -59% (-20)

11- Carrio: +39% y -59% (-20)

El reciente sondeo de Poliarquía señala el fuerte protagonismo de las críticas de Cristina Kirchner. Su influencia se considera «negativa» por el 54%.

La encuestadora indica que, entre los votantes del Frente de Todos, en noviembre el  Gobierno tenía una consideración positiva del 75%.  En diciembre disminuyó al 62%. .

Se diferencia entre votantes oficialistas identificados como «cristinistas» y los «PJ no cristinistas». Entre los cristinistas, la caída de la evaluación positiva de noviembre a diciembre fue de 22 puntos (de 91% a 69%); entre los no cristinistas, fue de 18 puntos (de 57% a 39%).

Los votantes de Juntos por el Cambio que en noviembre daban un 11% de valoración positiva al Gobierno, en diciembre marcaron 9%.

El 54% del total de los encuestados calificó de perjudicial la influencia de Cristina en el Gobierno, mientras que el 35% la vio como positiva.

«Los indicadores que miden la evaluación de la administración nacional cerraron el año en caída. Por primera vez desde que asumió, en diciembre de 2019, el gobierno nacional obtiene un diferencial de imagen negativo. La caída de la imagen del Gobierno de este último mes está asociada, posiblemente, a las críticas internas dentro de la coalición y por parte de la vicepresidenta», dice el director de Poliarquía Consultores, Alejandro Catterberg.

Para el 42%, el primer año de gestión de Fernández fue malo. La pandemia reaparece como factor clave para el 82% que consideró la situación del país no es buena: el 29% atribuyó al virus ese estado. Casi la mitad de los encuestados (el 49%) señaló que los principales problemas del país son económicos.”

El estudio se realizó entre el 1º y el 16 de diciembre. Según Poliarquía, el electorado argentino se dividido entre cristinistas (28%); independientes (20%); macristas (18%); Cambiemos no macristas (16%); PJ no cristinistas (13%), y otros (5%).

 

A su vez en un estudio específico sobre vacunas el propio Catteberg aclara:

La seguridad de aplicarse la vacuna disminuyó porque esta decisión está asociada con mayores niveles de información y el debate central que ocupó el tema desde hace semanas. Mientras en agosto y julio era una hipótesis, que se mantenía como muy lejano, en diciembre y sobre todo, en enero, es algo concreto. Las dudas que se generaron bajaron el porcentaje”.

“Hay un cambio notable de tendencia en algunos indicadores. La proporción de quienes consideran que hay que endurecer las medidas de restricción asciende al 47% (crece más de 20 puntos). Quienes señalan que hay que flexibilizarlas se reducen al 24%.”

 “Mientras que en diciembre estábamos en la parte baja de la curva descendente, en las últimas semanas aumentó la gente que dice tener contacto con alguien que tuvo Covid o que ellos mismos lo tuvieron. Como el número de contagios está creciendo fuertemente, hay un sector social que está pidiendo restauración de medidas más severas”.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Miau

    No fue original Leonardo da Vinci cuando opinó que el más chico de los gatos es una obra d…
  • Los juegos de Brasil

      Por Bryan Harris.- Por las redes sociales el Presidente de Brasil anunció las prime…
  • LA MUTACION: PASO A LO DESCONOCIDO.

      Mohamed El-Erian. A medida que la nueva cepa de Covid-19 da lugar a restricciones m…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La Municipalidad inicia el Programa “Vive en La Banda verano sano”

La Municipalidad inicia el Programa “Vive en La Banda verano sano”   La Dirección de la Ju…